ESTADOS

Se desplaza huachicoleo a nuevos municipios de Hidalgo

Nicolás Flores, El Arenal, Atotonilco El Grande y Progreso de Obregón son algunos territorios que aparecen por primera vez en el mapa del robo a Pemex

  • OLIVER GARCÍA
  • 17/02/2021
  • 20:24 hrs
  • Escuchar
Se desplaza huachicoleo a nuevos municipios de Hidalgo
Personal del Ejército custodia una toma clandestina. (Foto: Cuartooscuro)

PACHUCA.- En los últimos cinco años, 22 municipios concentraron más de 95 por ciento de las 12 mil 563 tomas clandestinas halladas en Hidalgo; sin embargo, la actividad delictiva se ha extendido a 14 alcaldías cuya geografía es lejana a las demarcaciones huachicoleras “tradicionales”, como la región Tula –que alberga la refinería– o Cuautepec, que ostenta el primer puesto en robo de hidrocarburo.

Petróleos Mexicanos (Pemex) informó la localización de 4 mil 994 puntos de extracción en 2020 en la entidad, convirtiéndola en la región de ordeña número uno en el país, según la respuesta a solicitudes de información por Transparencia.

En el mapa aparecen por primera vez con una perforación municipios como Nicolás Flores, ubicado a una distancia de 119 kilómetros en vehículo de la Ciudad Tolteca, la cual disminuyó las incidencias de 383 a 235, entre 2019 y 2020.

Registra dos reportes Atotonilco El Grande, enclavado en el inicio de la sierra hidalguense, a 83 kilómetros de Cuautepec de Hinojosa, que el año anterior registró mil 13 puntos de extracción y desde 2018 encabeza los titulares por homicidios y balaceras.

Lee también en LSR HidalgoCrematorio de Epazoyucan operaba con permisos a medias; lo clausuran

La actividad ilícita del Valle del Mezquital comienza a contagiar a municipios vecinos, el primero tiene foco en San Agustín Tlaxiaca, demarcación que pasó de 11 tomas a 467 en un lustro. A 10 kilómetros de allí se localiza El Arenal, donde se encontró una incidencia por primera vez el año pasado.

La franja alrededor de Tula contempla a demarcaciones como Tepetitlán, Tetepango, Tezontepec de Aldama y Tlaxcoapan, que cada año concentran en conjunto cerca de 500 tomas. A 20 kilómetros de ahí, Progreso de Obregón reportó tres ordeñas en 2020, antes no se había identificado el ilícito.

En 2019 aparecieron por primera vez en el mapa huachicolero: Cardonal, con dos perforaciones; Villa de Tezontepec, con una, y San Bartolo Tutotepec, también con su primera ordeña.

Cardonal colinda con Nicolás Flores y Tlahuiltepa, su cabecera está a más de 60 kilómetros de los territorios con mayor actividad ilegal.

Villa de Tezontepec se ubica en la zona sur de Hidalgo, su cabecera se encuentra a 52 kilómetros de Tlanalapa y 60 de Tepeapulco, demarcaciones donde se han suscitado balaceras relacionadas con huchicoleo, pero está a 40 kilómetros de la zona metropolitana de Pachuca, que ha incrementado la incidencia. En 2017, la capital reportó tres tomas, hoy son 160, en tanto que Mineral de la Reforma arrancó con dos y la anualidad pasada acumuló 23.

San Bartolo Tutotepec es una localidad en la sierra Otomí Tepehua, colinda con Huehuetla, que registró su primera toma clandestina en 2017 –los dos años siguientes no presentó incidencias–. La región con incidencia más cercana es Cuautepec, a 80 kilómetros.

El caso de Tulancingo es particular, en 2017 se detectaron 16 tomas, pero los otros cuatro años del periodo analizado sólo registró una. También en ese año aparecieron por primera vez en el mapa delictivo el pueblo mágico Mineral del Monte, San Agustín Metzquititlán y Huehuetla.

La cuna del paste colinda con la capital hidalguense, el segundo comparte límites con Atotonilco el Grande, que da acceso a la sierra, en tanto Huehuetla se encuentra al lado de San Bartolo Tutotepec, todos tuvieron una incidencia.


Fotografías de archivo y Sedena

sjl