ESTADOS

Niños trabajan en plazas y avenidas de Pachuca

Aunque disminuyó 50% la activación del protocolo de trabajo infantil, los niños venden artesanías o limpian parabrisas

  • LORENA ROSAS
  • 03/03/2021
  • 08:30 hrs
  • Escuchar
Niños trabajan en plazas y avenidas de Pachuca
Las dificultades económicas a raíz de la pandemia, tiene consecuencias como el trabajo infantil, señaló Castelán. (Foto: LSR Hidalgo)

PACHUCA.– En comparación con 2019, el año pasado disminuyó 50 por ciento el número de veces que la Secretaría del Trabajo de Hidalgo activó el protocolo de trabajo infantil, aunque los niños siguen en las calles de la ciudad vendiendo artesanías o limpiando parabrisas.

Además, defensores de los derechos de la infancia exponen que los menores podrían verse orillados a dejar la escuela e integrarse a actividades laborales por complicaciones en la economía familiar, originadas por la pandemia de covid-19.

AGARRADOS DE LA MANO

Con cubrebocas que les tapa más de la mitad del rostro, dos niños caminan agarrados de la mano en el estacionamiento de Plaza del Valle de Pachuca ofreciendo monederos de manta bordada.

A unos tres kilómetros, entre el bulevar Ramón G. Bonfil y Federalismo, otro niño limpia parabrisas. Usa una gorra azul y sus herramientas: una botella con agua y una franela.

Hay otro trabajo que no es visible, el que realizan los menores de edad adentro de sus viviendas, empacando en centros de abasto, de ayudantes de albañiles o como vendedores, señala el estudio “Confinamiento y Derechos Humanos, las nuevas realidades desde niñas, niños y adolescentes hidalguenses”, elaborado por la organización Servicios de Inclusión Integral A.C. (Seiinac).

A partir de una muestra poblacional que realizó la asociación a 143 infantes y adolescentes de entre 5 y 17 años que viven en Epazoyucan, Mineral del Monte, Mineral de la Reforma, Pachuca, Tulancingo de Bravo y Zempoala, Seiinac encontró que el 19 por ciento de los encuestados realizaba un trabajo como los anteriormente enunciados.

El titular de esta organización, Rafael Castelán Martínez señaló que las dificultades económicas a raíz de la pandemia, tiene consecuencias como el trabajo infantil. 

“La pandemia no es solo la idea de que nos podemos infectar, se está jugando el tema de la pobreza, de la economía, para algunas personas es posible quedarse en casa, pero para la gran mayoría eso no es posible, al cerrase, al limitarse el comercio, al detenerse la economía, prácticamente estaría teniendo como consecuencia el trabajo infantil”. 

Por ello, consideró que uno de los retos de 2021 es garantizar el derecho a la supervivencia y el desarrollo de los infantes, especialmente cuando sus familias no tienen trabajo ni lo mínimo indispensable para vivir.

En contraste, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH) informó vía transparencia que en 2020 activó 60 veces el protocolo de trabajo infantil, que detecta a menores comercializando artículos o pidiendo dinero en cruces, semáforos, centrales de abasto o plazas.

Dicha estadística representa una disminución del 50.82 por ciento en relación a 2019, cuando la dependencia estatal activó en 122 ocasiones el protocolo.

ANTES DE LA CONTINGENCIA

De marzo a diciembre de 2019, el protocolo se activó en principalmente en los municipios de Pachuca, Mineral de la Reforma, Actopan, Ixmiquilpan, Tulancingo, Tizayuca y San Salvador.

La Secretaría de Trabajo encontró que los menores no solo eran oriundos de Hidalgo, sino que provenían de otros estados como Oaxaca, Puebla o Estado de México; incluso, de países centroamericanos como Honduras, Guatemala y El Salvador.

El protocolo de trabajo infantil de la STPSH consiste en tres fases; en la primera, interviene la Procuraduría de la Defensa del Menor, la Comisión de Derechos Humanos estatal y elementos de seguridad para resguardar la zona donde un infante está trabajado.

Lee más en LSR Hidalgo: Pasarán dos años en prisión por golpear a infante en Nopala



En la segunda fase, se restituyen los derechos vulnerados de los menores pues algunos carecen de acta de nacimiento, cartilla de vacunación o tienen problemas de salud. Finalmente, se oferta trabajo a los padres de los infantes a fin de que no manden a sus hijos a laborar en zonas públicas.

La Ley federal del Trabajo prohíbe ocupaciones en menores de 15 años, al igual que el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. 

Mientras que el Convenio 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) establece que una de las “peores formas de labor infantil” es aquella que daña la salud y seguridad de los infantes.

 

 

 

sjl