"Mi lavadero está seco, en un año no ha caído agua"; escasez afecta Pachuca

"Mi lavadero está seco, en un año no ha caído agua"; escasez afecta Pachuca

En varias colonias de la zona metropolitana de Pachuca, la escasez de agua es una constante; mientras que el estado tiene restricciones para extraer más agua

ESTADOS
  • SONIA RUEDA
  • 10/02/2022
  • 08:09 p.m. hrs
  • Escuchar

PACHUCA. - La falta de agua en la zona metropolitana de Pachuca se ha convertido en una constante: Patricia debió proteger su medidor ante los robos en el barrio La Surtidora, atrás de la Zona de Hospitales; Gabriela acarrea cubetas para almacenar el líquido, y en el Fraccionamiento Río de la Soledad, María Elena no ha podido lavar ropa en un año. Así es el servicio en algunas colonias de la capital.

María Elena es una mujer de edad avanzada, camina con dificultad ya que usa bastón, ella vive en Fraccionamiento Río de la Soledad, camino a la salida a Huasca. Para su colonia, el agua es un servicio que rara vez llega, pero que se cobra a 120 pesos mensuales.

Su casa tiene más de 20 años; en entrevista habló sobre el servicio, explicó que con los años llega menos agua a su colonia y, por lo general, en días salteados, por lo que apartar agua es una tarea complicada por su edad y porque el chorro es mínimo.

Mi lavadero está seco, de que no ha caído agua como en un año, no he lavado mi ropa en un año, y he tenido que comprarme hasta nuevos calzones, aparto agua para lavar lo básico uno o dos de mis trastes y dos blusas, no me alcanza para más, y así voy esperando una semana a ver si en la siguiente cae más".

Detalló que, además, la condición genera mucho desperdicio, ya que en esta colonia los vecinos dejan abierta la llave esperando que tambos y cisternas se llenen, como es impredecible, en muchas ocasiones las llaves se quedan abiertas y el agua se riega en las calles.

En su casa, lavar los trastes se hace una vez a la semana, en lo que logra almacenar suficiente agua para sus necesidades, no solo eso, explicó que en algunas ocasiones llega con sedimento. "Esa agua es sucia, cómo la voy a usar para los trastes  o la ropa, menos para cocinar, para eso pido un garrafón, pero luego no hay quien me lo traiga".

ZONA DE HOSPITALES, CON AGUA SUCIA DESDE PANDEMIA

Gabriela vive atrás del Hospital General de Pachuca en la calle de Fray Francisco de Toralto, para que tenga agua, debe acarrearla de la toma del jardín de su casa para llevarla al segundo piso y usarla en su aseo y el baño.

Explicó que la pandemia recrudeció el desabasto, además, el agua que llega a su casa, en ocasiones trae mal olor y tiene un tono amarillento.

Nos dejan confinados y nos piden medidas sanitarias, pero sin agua y llenos de basura en las calles, vivir cerca de los hospitales, nos hizo ver a muchos enfermos y salir era más peligroso, durante el primer año de contagios pedimos pipas, pero luego nos dijeron que ya se iba a regularizar y nos dejaron de traer".

Agregó que el agua ha salido sucia desde mediados del 2020, a veces se limpia y luego vuelve a salir color amarillo. A la semana en garrafones de agua para consumo de su familia gasta hasta 140 pesos, mientras que su recibo del servicio llega de 120 pesos, en ocasiones, un poco más.

A veces lo que cae no alcanza a subir al tinaco, tenemos dos tambos abajo y ya cuando falta mucho, subimos las cubetas para el baño, que es donde más se usa".

ROBOS DE MEDIDORES EN LA SURTIDORA

Para Patricia en el barrio de la Surtidora, además de la falta constante de agua, se suman los robos de los medidores de agua, por lo que, incluso, les ponen protecciones para evitar robo, alteraciones o desperfectos en estos.

Se han robado varios, o dicen que otros los alteran para que el cobro sea más alto, a mí me lo quitaron un domingo, salí y ya no estaba y poner otro es muy difícil (...) pagué como 2 mil pesos de agua que porque lo habían alterado y que las tuberías tenían aire".

Ella mencionó que en varias ocasiones se ha enterado que los medidores cobran más del consumo en las viviendas. Declaró que ese no es un servicio de calidad, y el costo no está relacionado con lo que reciben.

En el mercado luego ni hay y se queda ahí sin lavar, porque no hay agua, afuera de las pollerías igual se queda la suciedad, porque no hay con que lavar".

RESTRICCIONES PARA EXTRAER MÁS AGUA

En la zona metropolitana no son las únicas colonias con esta característica en el servicio, Santa Julia, Matilde, Barrio La Camelia, Paseos de Chavarría, Saucillo, Chacón, Campestre Villas del Álamo, El Arbolito, Azoyatla entre otras, también presentan escasez en el servicio.

La Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim) dio a conocer que existe un proyecto para ampliar la capacidad de abasto que tiene Hidalgo.

Abraham Rublúo Parra, titular de este organismo, explicó que la entidad necesita extraer más hídrico de los mantos acuíferos; sin embargo, no puede hacerlo porque hay un convenio con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que le restringe una determinada cantidad de líquido.

Esta cantidad que puede extraer la entidad es de 44 millones de litros al año, asimismo, del subsuelo estatal se extrae el 30 por ciento de abasto que requiere la Ciudad de México y 50 por ciento del Estado de México.

Otra de las condiciones en las que está el sistema actual del servicio tiene que ver con que las tuberías y en general la infraestructura requieren ser atendidas y eso representa una suma de dinero muy alta. En este sentido, agregó que al día se registran cerca de 40 fugas por el estado en el que se encuentran las calles.

Ante este escenario, el gobierno estatal buscará que la Conagua permita extraer 20 mil litros más para que la población tenga acceso a este servicio. El funcionario sentenció que hay recursos naturales suficientes, pero falta inversión a infraestructura

Leer en LSR Hidalgo: Pide regidora informe de apoyos a afectados por explosión en la Aquiles

EN LO GLOBAL

Green Peace México señaló que, por cada grado de calentamiento global, aproximadamente un 7 por ciento de la población mundial estará expuesta a una disminución de al menos 20 por ciento de los recursos hídricos renovables, de acuerdo con el Informe de políticas de ONU-AGUA sobre el Cambio Climático y el Agua de la organización Un Water.

La falta de lluvias no es lo único que influye en el servicio irregular, en el estudio, esta organización también nombra la mala calidad, acceso inequitativo, construcción de infraestructura en áreas de recarga o conservación y mala gestión como otros de los factores que inciden.