ESTADOS

Covid-19 casi borró la sonrisa a Pelusita; cambió los eventos por el ambulantaje

En otros años, Pelusita no se daba abasto el Día del Niño, pero desde que empezó la pandemia los festejos se fueron en picada junto con su economía

  • LORENA ROSAS
  • 30/04/2021
  • 17:50 hrs
  • Escuchar
Covid-19 casi borró la sonrisa a Pelusita; cambió los eventos por el ambulantaje
En Hidalgo, miles de personas como Pelusita perdieron sus fuentes de ingresos con la restricciones impuestas por la Secretaría de Salud para mitigar los contagios de covid-19. (Fotos: Ian Lima)

PACHUCA.– En otros años, este 30 abril Pelusita ya tendría hasta tres contrataciones, pero desde el año pasado que empezó la pandemia por covid-19, se acabaron las fiestas infantiles en salones de eventos o viviendas; ahora la payasita vende globos y dulces en parques y calles de Pachuca.

Desde hace dos años, la mujer de 34 años de edad comparte la profesión de payaso con su esposo, ambos se encargan de la manutención de sus tres hijos.

Antes de la contingencia, Pelusita asistía a salones de eventos o casas para animar festejos de infantes y adultos, cada fin de semana tenía hasta tres contratos

Pero tras la declaratoria de emergencia sanitaria, el cierre de parques, recintos de fiestas y la recomendación de evitar reuniones para mitigar la propagación del virus SARS-CoV-2, la labor de Pelusita se fue en picada.

Cuando no había eventos o contratos, era ir a los parques y decir: esa área está llena de niños, órale, va. Traíamos tubos, llenábamos tubos de madera con globos y los niños solo de vernos compraban, para las tres o cuatro de la tarde ya no teníamos nada, no teníamos globos, no teníamos material, pues vámonos".

Sin embargo, la pandemia modificó su dinámica laboral, el segundo trimestre de 2020 fue de los más complicados de la contingencia para Pelusita, pues narró que su esposo pasó por una depresión tras saber que los parques, áreas de juego y reuniones familiares estaban restringidos

La vi muy difícil porque empezó todo esto de la pandemia. Mi esposo sufre de la presión alta y después cayó en depresión por todo lo que estaba pasando, que cerraran las áreas de juego que es lo que nos daba para arriba, los parques y todo eso".

Debido a las dificultades de salud, durante el segundo semestre del año pasado, Pelusita fue el único sostén de su familia.

 

Yo con mi hija la mayorcita, salíamos a trabajar, vimos lo de la renta muy difícil, yo como payasita, como madre y esposa, llegaba al parque y no sabía qué hacer, ver que no había nada, llorar quizá de la desesperación de no poder llevar de comer o pagar la renta, luz o agua, así como yo pasé esa situación quizá mucha gente se quedó sin comer".

En plena contingencia y auxiliada de una careta en el rostro para no tapar su maquillaje, la mujer comenzó a salir a ofrecer figuras de globos entre los transeúntes de parque ubicado a un costado de la Plaza Juárez, pues fue el único del lugar del centro de la ciudad que no acordonado con rejas metálicas o cintas de plástico.

Dentro del parque la gente me decía: payasita qué haces aquí no hay nada. Yo les respondía: pues a ver qué sale, pero tengo que llevar algo. Aunque yo con mi sonrisa de fuera, pero por dentro estaba como si me estuvieran ahorcando".

Sin embargo, Pelusita reconoció que, a pesar de la escasez de trabajo, hubo personas que le donaron efectivo o alimentos.

ADAPTARSE A LA NUEVA REALIDAD

Aun con las dificultades económicas, la mujer oriunda de Tabasco indicó que no pensó en dejar su personaje de Pelusita y dedicarse a una actividad alterna para conseguir ingresos.

Nosotros siempre hemos dicho que no hay que utilizar al payaso, yo valoré mucho a mi payaso, me valoré como madre, como esposa, como mujer, porque en otra ocasión, quizá si yo no hubiera sido payasita, la verdad no sé qué hubiera hecho con mi esposo enfermo y mis hijos pidiéndome de comer. Yo salía y decía: si puedo, aunque sea para la comida".

A mediados de febrero, especialmente en el día del amor y amistad, Pelusita comenzó a observar más movimiento en las plazas, calles y parques de la ciudad, lugares que ha tomado como un nuevo lugar de trabajo debido a que las contrataciones de su show aún son escasas por la pandemia

Lee también en LSR Hidalgo: En 37 municipios de Hidalgo hay al menos un huérfano por la pandemia

Actualmente y antes del mediodía comienza a buscar a infantes o parejas que ronden el Parque Hidalgo, Pasteur, Jardín del Arte o Plaza Juárez para ofrecerles dulces o globos.

Este es mi único trabajo, yo salgo de mi casa a más tardar a las 10 de la mañana, pero llegó y a veces no hay nada, me quedo sentada en el parque esperando que llegue la gente, me voy de un parque a otro".

Aunque Pelusita consideró que todavía persiste la baja demanda en la compra de sus productos, vislumbra un menor año en comparación de 2020. Actualmente también realiza entregas de regalos a domicilios, las personas interesadas pueden ponerse en contacto con la payasita al número 7712083629.


Fotografías Ian Lima

sjl