Baches: el viacrucis de los automovilistas, indefensos para reclamar daños

Baches: el viacrucis de los automovilistas, indefensos para reclamar daños

Las autoridades carecen de un protocolo claro, transparente y publicitado para que los conductores reclamen reparación de autos que se dañan por los baches

ESTADOS
  • JOSÉ ANTONIO ALCARAZ
  • 19/09/2021
  • 08:59 p.m. hrs
  • Escuchar

PACHUCA. Caer en un bache en Hidalgo es todo un viacrucis. No solo es la incertidumbre por los daños y costos que esto implica, sino porque las autoridades municipales y estatales carecen de un protocolo claro, transparente y publicitado para que los conductores puedan reclamar la reparación de la o las averías ocasionadas por el mal estado de las vías de comunicación.

Los costos de reparación de un automóvil por estos incidentes van desde los 300 hasta los 5 mil pesos. Así lo vivió un matrimonio pachuqueño que hace casi dos meses cayó en un hueco en el carril de alta velocidad del puente a desnivel del Río de las Avenidas.

Si bien hay un método jurídico para reclamar la reparación de un daño, ambas autoridades “se echan la bolita” a la hora de pagar. Al menos en la capital del estado, hay tramos que el mantenimiento, y en consecuencia la responsabilidad, es del municipio y otras el estado.

“HASTA A MÍ ME DOLIÓ”

El jueves 8 de julio, Manuel Hernández y Azucena Mendoza salieron de su domicilio como cada mañana, a sus respectivos trabajos en el sector primario, al sur de Pachuca. Al pasar el puente vehicular a desnivel del Río de las Avenidas, a la altura del Estadio Revolución, no se imaginaron que un bache les causaría mucho dolor de cabeza. 

Iban a 50 kilómetros por hora cuando su vehículo Stratus 2006 se asentó y golpeó fuertemente el pavimento a causa de un bache. Su pericia de Manuel hizo que no perdiera el control y maniobrara para salir rápidamente del carril de alta. El impacto lo recibió la llanta derecha, de lado del copiloto.

Realmente no pude ver el hoyo, ya que iba bajando el desnivel y no estaba visible, pero sí sentimos el fuerte golpe que ‘hasta a uno le dolió’. Le dije a mi pareja, ‘ojalá y no le haya pasado nada a la llanta’. Seguimos el trayecto normal a nuestros trabajos”.

Las consecuencias del golpe se presentaron más adelante.

Realmente no sentimos en el momento el desperfecto, fue hasta que pasamos la Central de Autobuses (bulevar Javier Rojo Gómez), justo subiendo el puente para incorporarse al Felipe Ángeles, la llanta se desinfló. Le dije: oye la llanta, escucha como está sonando, quitamos la música y en efecto, ya venía ponchada y pegando el asfalto con el rin”, indicó Azucena.

NO LLEVAN REFACCIÓN

No llevaban refacción. Tuvieron que dejar el vehículo estacionado frente a un negocio. La llanta se zafó completamente del rin. Pensaron que el impacto también pudo afectar la suspensión, amortiguadores o la flecha del vehículo.

Perdimos, prácticamente, el día en lo que regresamos a la casa por dinero para comprar un rin y una llanta… aunque eso fue asunto de nosotros por no prever una refacción de repuesto. Fue todo un viacrucis”, indicaron.

ACUDIERON A LA PRESIDENCIA

Al siguiente día (viernes) acudieron a la presidencia municipal de Pachuca para informarse sobre los trámites para hacer efectiva la reparación del daño causado a su vehículo por el mal estado de las vialidades.

Sin embargo, fue hasta el lunes 12 de julio que les dieron una respuesta: ese tramo (de la avenida Río de las Avenidas) no es nuestra jurisdicción, es decir, no le corresponde al municipio responder por las averías de los automóviles dañados. Ahí le toca a la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo (Sopoth), le informó un empleado.

LES PAGARON MIL 600 PESOS QUE GASTARON

Tras hacer los trámites burocráticos correspondientes en la dependencia estatal, fueron considerados para obtener un pago de daños. Tuvieron que mostrar las fotografías de los daños y se corroboró la existencia del desperfecto carretero, al que también cayeron otros vehículos.

Fue un trámite burocrático, como en toda dependencia de gobierno, pero al final nos pagaron lo que gastamos en la reparación del rin y de la llanta. Y bueno, curiosamente, al siguiente día acudieron (los trabajadores de la Sopoth) a tapar todos los desperfectos de esa vialidad”, narró Manuel.

La pareja hizo un llamado tanto a las autoridades municipales como a la Semoth para que hagan una campaña o difundan los protocolos para saber qué hacer ante un siniestro de este tipo.

Mucha gente ha pasado por estas situaciones y no saben realmente qué hacer. Por eso es importante que ahora que los gobiernos se dicen ‘transparentes’ puedan hacer algún manual o folleto para que los ciudadanos sepan qué hacer cuando caen en algún bache o coladera”, concluyeron.

¿QUÉ HACER?

1)      Llamar al 911 o al Centro de Comando y Comunicaciones (C2) de Pachuca que es el 7717192444 para que una patrulla de tránsito y vialidad levante el reporte del incidente y se tenga un peritaje.

2)      Identificar si el tramo donde ocurrió el percance está a cargo la SOPOTH (a cargo de avenidas, carreteras y bulevares) o a la SOPDUVM (atiende calles dentro de colonias).

3)      Hacer un oficio dirigido al Ing. José Ventura Meneses Arrieta, titular de la Secretaría de Obras Públicas y Ordenamiento Territorial de Hidalgo (SOPOTH) o al Ing. Abel Díaz Ruíz, titular de la Secretaría de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad de Pachuca (SOPDUVM), según el tramo donde haya ocurrido el incidente.

4)      En el oficio se tiene que describir los hechos, adjunta las evidencias del incidente (fotografías, reporte de los policías de vialidad, fecha, hora, lugar)

5)      En caso de no contar con el reporte del incidente, el oficio tiene que ser dirigido al Poder Judicial de Hidalgo para que se reclame el pago del daño a través de una demanda a la SOPOTH o a la SOPDUVM.

OBSERVACIÓN: El anterior protocolo fue realizado por La Silla Rota Hidalgo preguntando a las áreas jurídicas de ambas dependencias, debido a que en los departamentos de Comunicación Social no hubo respuesta sobre los pasos a seguir.

DE 300 A 5 MIL PESOS CUESTA CAER EN UN BACHE

Ismael Márquez Arredondo, especialista en reparación de amortiguadores y propietario de “Suspensiones Popeye”, ubicada en la colonia Santa Julia, detalló que una reparación de un vehículo por la caída en un bache o coladera, podría costar desde 300 hasta 5 mil pesos.

En entrevista, el mecánico indicó que es frecuente que acudan a su negocio automovilistas que cayeron en algún bache en la ciudad. Además, dijo que después de un incidente de este tipo, es recomendable que se haga una revisión preventiva, pues si no se atienden los golpes internos, puede salir más caro

Nosotros nos dedicamos a la reparación de suspensiones. Lo primero que se llega a dañar en un auto que cae en un hoyo, sea pequeño o grande, es llanta y el rin; este último se puede tronar o doblar, cuando sucede esto requiere un enderezamiento, soldadura y alineación”, indicó.

Sin embargo, estos golpes que pudieran solo resentir la llanta, podrían afectar la suspensión, dañando desde un amortiguador hasta una horquilla, una bieleta o las flechas, componentes que dan movilidad al vehículo. 

Las flechas se llegan a enchuecar, aunque son las más resistentes. También se pueden tronar la horquilla, eso hace que las llantas no avancen y es cuando se requiere un arrastre con una grúa”, explicó el experto.

COSTOS DE REPARACIÓN

Enderezar una bieleta, es la reparación más sencilla, y cuesta entre 300 y 500 pesos. Todo depende del modelo del vehículo, pues si son de reciente modelo, el costo podría incrementar entre 800 y mil pesos.

Lee también en LSR Hidalgo: "Enfermeras lloraban porque no podían salvar a todos": la tragedia en IMSS Tula



Pero, si se daña un amortiguador o una horquilla, sube considerablemente el costo, pues hay amortiguadores que cuestan hasta 4 mil pesos y horquillas de 2 mil 500; es decir, una reparación de automóvil que cayó a un bache puede llegar a salir hasta en 5 mil pesos.

REVISIÓN PREVENTIVA

Ismael Márquez recomendó a los automovilistas que si caen en algún bache, por mínimo que sea, lo lleven a revisión al taller mecánico de su preferencia, pues de lo contrario, podría derivar en un accidente mayor.

Fotografías de José Antonio Alcaraz y de cortesía

A lo mejor no te das cuenta, sientes que tu carro está bien, pero lleva un golpe abajo, quizá una pieza que se enchuecó, pero estás en riesgo, ya que puedes agarra otro bache o incluso un tope y se te truenan. En casos extremos, si se viaja en carretera o autopista, hasta se pueden volcar y causar una tragedia”, sugirió.

El mecánico agregó que mucha gente no toma en cuenta en dar un mantenimiento después de un impacto de este tipo, ya que lo que te gastes en una revisión o alineación te ahorrías en una cambio de llantas.

Suele pasar que, los impactos cuando caen en baches, hacen que se desnivelen las llantas, eso hace que se desgasten de un solo lado. Quizá no te das cuenta, pero a los tres meses tendrás que comprar nuevos neumáticos, te sale al triple”, concluyó.

El mecánico dejó su número de teléfono 7711956226 para cualquier asesoría o servicio a un vehículo.

 


sjl