“A veces solo comemos una vez al día”; Alicia lleva 3 meses sin empleo

“A veces solo comemos una vez al día”; Alicia lleva 3 meses sin empleo

La familia de cuatro integrantes se las arregla con 900 pesos a la semana

ESTADOS
  • LORENA ROSAS
  • 09/08/2020
  • 07:10 p.m. hrs
  • Escuchar

La actual crisis, que acumuló el impacto de la pandemia a un magro crecimiento en los años previos, ha arrojado de su empleo o la forma de sustento a millones de personas en México. “Los sobrevivientes” es una serie no periódica de trabajos con los que La Silla Rota busca contar a fondo las historias de familias que han visto desplomarse su nivel y modo de vida y cómo encaran la adversidad.

PACHUCA.- Un mes después de que inició la pandemia por covid-19, Alicia Juárez Hernández, madre de tres niños y quien padece osteoporosis, perdió el único empleo que su enfermedad le permitía desempeñar: cuidar niños desde su hogar para evitar salir de casa y lastimar sus huesos; la mujer de 41 años, que habita en Hidalgo, continúa desempleada, mientras que sus ingresos se redujeron a 900 pesos, aproximadamente.

Mi preocupación son mis hijos, no tengo trabajo, no tengo dinero. Hay veces que nada más estamos comiendo una vez al día. En la mañana tengo que yo darles que coman a ellos y decirles: ‘no tengo hambre, no quiero comer’; ¿por qué?, para que ellos coman”.

LEE ADEMÁS: "Cerramos nuestro negocio, pero el próximo año tendremos nuevos sueños"

Durante abril y mayo del año en curso, estimaciones del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), que obtuvo mediante la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), mostraron una caída en el ingreso laboral de 6.2 por ciento, al pasar de mil 516 a mil 422 per cápita en un hogar. 

Sin embargo, las estimaciones del Inegi no son equiparables a los 900 pesos que, en promedio, ingresan a la casa de Alicia semanalmente, ya que ante el desempleo que vive esta madre de familia desde hace cuatro meses, es su hija mayor de 24 años quien trabaja para subsanar pagos de servicios básicos y despensa.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el ingreso laboral per cápita del hogar se utiliza para estimar la pobreza laboral. Por ello, señala que, si los ingresos laborales aumentan el poder adquisitivo del hogar mejora y la pobreza laboral disminuye.

OSTEOPOROSIS Y PANDEMIA

Desde que Alicia quedó desempleada como efecto de la pandemia por covid-19 no ha conseguido un nuevo trabajo, pues dice que la osteoporosis que padece le provoca dolores en los huesos que la mantienen resguardada en casa.

Para proveer de alimento y educación a sus hijas de 8, 12 y 24 años de edad, cuidaba a dos infantes en su casa de la colonia La Raza en Pachuca. De lunes a viernes recibía una remuneración de 500 pesos que dejó de percibir a finales de marzo.

Yo soy una persona enferma, tengo osteoporosis, por eso me traían unos niños a cuidar, me estaban dando 500 pesos. Su mamá los iba a dejar a la escuela y yo los iba a traer, yo les daba de comer, aquí estaban conmigo hasta que llegaba su mamá, pero a ella le recortaron sus días de trabajo y me dijo: sabes qué, ya no me los vas a cuidar”.

Los únicos ingresos para la familia de Alicia provienen de los 900 pesos que a la semana gana su hija mayor de 24 años, con lo que se paga, luz, agua y se compran insumos como papel higiénico, jabón y aceite para cocinar, mientras que el gas lo solicita fiado.

El tanque de gas está en 380 y debo dos tanques de gas, gracias a Dios el señor del gas los deja, pero los tengo que pagar. Todo eso está a cargo de mi hija porque no hay otro ingreso aquí en el hogar”.

Debido a su enfermedad y para llevar un estilo de salud, Alicia necesita una dieta especial, aunque refiere que por los escasos recursos no puede seguir su plan alimenticio que consiste en comer pescado, queso panela en trocitos, espinacas y acelgas.

Debo comer cosas verdes, pero no como porque no tengo dinero, no las puedo comprar. Tengo que tomar leche, muchos cereales, el café no lo puedo tomar para nada, pero si a mis hijos les doy café eso tengo que darles para acompañarlos en la mesa”.

“Es triste recordar todo esto porque ahorita con todo lo que está pasando se deprime mucho uno, me he parado y digo: ahora si me voy a buscar a ver qué encuentro, aunque sea unas lavadas. Un día me fui y en la tarde llegué con dolor en los huesos, hasta como con temperatura”.

Alicia refirió que durante la pandemia no ha recibido apoyos gubernamentales; en contraste, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STSPH), informó que, a partir del 27 de abril, mil 851 personas habían sido beneficiadas con el seguro de desempleo por más de 3 mil pesos que se otorgan a hidalguenses que perdieron su trabajo o vieron disminuidos sus ingresos a consecuencia de la emergencia sanitaria.

Yo quisiera ver que nos apoyen ahorita en la situación que estamos pasado, yo creo que no soy la única, que hay muchas mamás que, así como yo, estamos pasando momentos difíciles con nuestros hijos (…) madres solteras que no recibimos apoyo por ningún lado”, concluyó Alicia.

ALICIA EN LA INFORMALIDAD LABORAL

Antes de la pandemia, cuando Alicia tenía ingresos económicos provenientes de su empleo como cuidadora de infantes, estaba inmersa en la informalidad laboral al igual que 206 mil 106 mujeres de Hidalgo.

Mi hija me dice: mamá ya no trabajes. Pero yo le digo que no, que tengo que sacar a mis hijos adelante, pero es triste no tener un empleo, si a mí me dieran trabajo yo voy, aunque me duelan los huesos y se me dificulte por las descalcificaciones”, narró la madre de familia.

Los resultados trimestrales de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) publicados en mayo de 2020, muestran que Hidalgo está en tercer lugar a nivel nacional por las 498 mil 469 personas que trabajan en hogares o en el sector agropecuario fuera de la seguridad social; lo que significa que están ocupadas, pero en el sector informal.

Las numerarias del Inegi correspondientes al trimestre enero-marzo 2020, exhiben que con sus 38.7 puntos porcentuales, el estado superó la media nacional de 27.6 por ciento; solo Tlaxcala y Oaxaca sobrepasaron a la entidad hidalguense con el 41.5 y 39 por ciento de ocupación informal, respectivamente.

Incluso, Hidalgo tuvo un incremento en este sector en comparación al primer trimestre, pero de 2019, cuando los puntos porcentuales fueron del 35.4.

MUJERES DESEMPLEADAS EN HIDALGO ANTES DE LA PANDEMIA

Antes de la emergencia sanitaria por covid-19 y durante el periodo de enero a marzo de 2020, en Hidalgo había 24 mil 55 personas desocupadas; de los cuales, 17 mil 415 son hombres y 6 mil 640 mujeres, según muestran los datos del Inegi.

Es decir, el 27 por ciento de la población desocupada en Hidalgo son mujeres económicamente inactivas pero que refirieron haber buscado un empleo sin lograrlo; aun cuando 3 mil 941 tienen estudios superiores o de nivel bachillerato; mientras que 2 mil 668 la secundaria y solo 31 cursaron el nivel primario.

La población de mujeres con mayor dificultad para obtener un trabajo es de los 20 a 29 años, pues durante el primer trimestre del año, 2 mil 521 se encontraron en dicha situación; seguidas de las mil 683 en edad de 40 a 49 años.

Leer en LSR HidalgoAsesinos de Olayet pasarán 40 años en prisión; "¿por qué a mi hija?"

En el periodo referido, mil 496 mujeres de entre 30 y 39 años indicaron  que pertenecen a la población desocupada, los mismo ocurrió con las 616 en edad de 15 a 19 años.

En el caso de las mujeres de la tercera edad, 267 indicaron ser desempleadas y tener de 50 a 59 años, los 57 casos restantes que documentó el Inegi, corresponden a 57 mujeres de 60 años en adelante.

Mientras que entre las causas que reportó el Inegi respecto al desempleo en Hidalgo se encuentran que 3 mil 186 mujeres están en dicha condición porque perdieron su empleo; 2 mil 508, renunciaron; 842 carecían de experiencia laboral y en 57 de los casos, cerraron un negocio propio.

Pese a las adversidades que enfrenta y al incremento de trabajadores informales que carecen de seguridad social en el estado, Alicia confía que encontrará un trabajo al concluir la pandemia

Soy una persona buena, tengo fe que, yo tengo fe que cuando termine esto yo me voy a encontrar un trabajo y le voy a echar ganas con mis hijos como siempre".


mai