Opinión

Votaron a favor del aborto clandestino e inseguro

Las defensoras de los Derechos Sexuales y Reproductivos seguiremos insistiendo y resistiendo hasta que sea ley | Bertha Miranda

  • 12/12/2019
  • Escuchar

El 12 de diciembre es un día histórico para las mujeres hidalguenses. En 2018 algunas feministas en Hidalgo pintamos diversas rutas para avanzar en materia del derecho a decidir de las mujeres, mediante una agenda que buscaba eliminar las barreras de acceso para acceder a la Interrupción del embarazo en casos de violación. Fue en las instalaciones de Morena donde no solo a nombre de su grupo suscribieron la agenda, sino que se pronunciaron por la despenalización del aborto antes de las 12 semanas de gestación.

En ese 2018 vimos más claro el panorama para lograrlo; teníamos mayoría de ese movimiento que se comprometió con los derechos de las mujeres.

En octubre de ese año se iniciaron los trabajos para tener una propuesta que respondiera a las necesidades planteadas. En marzo de 2019 se presentó al pleno la iniciativa prometedora para garantizar este derecho a todas las mujeres que lo necesitaran. Allí empezó el uso de un derecho reproductivo de las mujeres como moneda de cambio para mantener el control del Congreso del estado por parte del Grupo Universidad, quienes priorizaron sus intereses, y son ahora quienes votaron en contra de la iniciativa y a favor de la clandestinidad.

Los diputados que votaron en contra son ese macho violador que recientemente denunciamos y que se resiste a ver a las mujeres como sujetas de derechos, esos legisladores siguen viendo el cuerpo y vida de las mujeres como objeto de cambio.

Las diputadas que votaron en contra y se abstuvieron se convierten en cómplices de los abortos clandestinos e inseguros y obligan a sus pares a abortar en silencio y en lo obscurito. Fallaron a la lucha de quienes les abrieron camino para ocupar la curul, les fallaron a las mujeres de sus regiones y solo respondieron a un patrón.

Reconozco al grupo de promoventes de la iniciativa y aplaudo la valentía de las diputadas Areli Miranda, Susana Ángeles, Tatiana Ángeles, Lisset Marcelino, Rosalba Calva, Lucero Ambrosio, Mayka Ortega y María Luisa Pérez por demostrar su sororidad y congruencia con su discurso por los derechos de las mujeres. Las mujeres hidalguenses tenemos claro quienes si pueden representarnos y luchar por nuestros derechos.

Las defensoras de los Derechos Sexuales y Reproductivos seguiremos insistiendo y resistiendo hasta que sea ley. Cada una de nosotras desde sus respectivos espacios y medios aportamos para lograrlo.

A pesar que tuvimos una votación que no favoreció para que la Interrupción Legal del Embarazo sea una realidad en Hidalgo, queremos manifestar que logramos avanzar: el tema del aborto está dentro de la agenda pública, un grupo importante de jóvenes se sumaron a la exigencia y visibilizamos que el estado de Hidalgo tiene las peores legislaciones para que una mujer que es víctima de violación pueda interrumpir un embarazo.

Nuestras abuelas nos dieron el voto, nuestras madres el divorcio y nosotras a nuestras hijas el derecho al aborto.