Opinión

Sobre la atención del VIH

Hay casos en Hidalgo en los que durante varias semanas y a punto de terminárseles el medicamento, les hicieron dar varias vueltas a la clínica del IMSS en Pachuca | Diana Avilés

  • 23/01/2020
  • Escuchar

Durante el año pasado se puso en discusión a nivel nacional el desabasto de medicamento antirretroviral y el cambio de esquema de medicamentos para la atención de las personas que viven con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en nuestro país. Otro elemento importante que estuvo presente es que los recursos destinados a las organizaciones de la sociedad civil para detección, canalización y atención de quienes viven con el virus a través del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH y el Sida (Censida) fueron cancelados, lo anterior, resultado de una tendencia del ejecutivo federal de dejar de lado a las organizaciones de la sociedad civil, con el discurso de "cero intermediarios" entre gobierno y población.

Sin embargo, se debe reconocer que respecto al VIH la estrategia impulsada a nivel nacional estaba focalizada a poblaciones clave, hombres que tienen sexo con otros hombres, trabajadores sexuales y personas usuarias de drogas inyectables, etc., así como el fortalecimiento de centros públicos y privados para la atención, resultado de la lucha de la sociedad civil por la garantía de los derechos humanos. Lo anterior mantenía la detección y atención estable, aunque me queda claro, no del todo suficiente.

Ahora necesitamos analizar (aunque no en esta columna) los resultados de este cambio de política en salud, incluso se señala el aumento de trasmisiones, otras posturas son referentes a los beneficios del nuevo esquema de medicamentos en la vida de las personas que viven con el virus, entre otras.

            Por último, a finales de diciembre de 2019 y principios de enero de 2020, he tenido la posibilidad de conocer de cerca casos en Hidalgo en los que durante varias semanas y a punto de terminárseles el medicamento, les hicieron dar varias vueltas en la clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la ciudad de Pachuca. Lo preocupante del tema es que, si bien ya no cuentan con los medicamentos del antiguo esquema, tampoco les otorgaban información clara sobre la solicitud de su cambio de medicamento ante su médico.

Al parecer la mayoría ya se encuentra con el nuevo esquema de medicamento y eso es importante de mencionar, sin embargo, lo que esperamos es que ya se normalice la situación, que las personas que viven con el virus accedan a sus medicamentos y a la atención adecuada.

Por nuestra parte, las organizaciones y personas defensoras de derechos humanos seguimos trabajando para que se garantice el derecho a la salud y se continúe con la respuesta efectiva ante la pandemia del VIH en México.