ESTADOS

Sancionarán a servidores de la ASEH por recibir regalos

El órgano interno de control de la ASEH prohibió a los servidores públicos peticionar o pedir obsequios

  • LORENA ROSAS
  • 18/12/2019
  • 11:37 hrs
  • Escuchar
Sancionarán a servidores de la ASEH por recibir regalos
Sancionarán a servidores de la ASEH por recibir "regalos" (Foto: ilustrativa)

PACHUCA. – Los servidores públicos de la Auditoria Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) serán sancionados en caso de que soliciten o acepten regalos con motivo del ejercicio de sus funciones, ya sea para sí o sus parientes, ya que así lo determinó el Órgano Interno de Control que en dicha dependencia encabeza Javier Concepción Morales Loaiza.

De acuerdo con las disposiciones publicadas en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH), los trabajadores que contravengan el acuerdo serán sancionados en términos de lo previsto en el artículo 66 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas; numeral que señala como una falta administrativa grave el “soborno".

Es decir, que se “prometa, ofrezca o entregue cualquier beneficio” a cambio de que un servidor público realice o se abstengan de realizar un acto relacionado con sus funciones para conseguir beneficios o ventajas, cuya sanción va desde la suspensión del empleo hasta la destitución e inhabilitación temporal para desempeñar cargos.

Los mismo ocurrirá con los servidores que reciban obsequios por parte de los proveedores o contratistas externos que colaboren con la ASEH.

Lee también en LSR HidalgoBurócratas, tres de los cinco nuevos comisionados del Instituto de Transparencia

Por tal motivo, si un servidor de la Auditoria Superior estatal recibe cualquier tipo de regalos o similares sin haberlos solicitado, deberá informarlo al Órgano Interno de Control, y en caso de que sea un bien, tendrá que ponerlo a disposición de “las autoridades competentes en materia de administración y enajenación de bienes públicos”.

La única de las excepciones las prevé el punto tercero del acuerdo es que reconoce que los servidores públicos en su vida privada gozan de celebraciones, tradiciones, festejos o costumbres mediante las cuales, si pueden recepcionar regalos, siempre y cuando “no se ponga en riesgo la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia en el desempeño de sus funciones”.

 

 

 

 

jgp