ESTADOS

Reos de cárceles en Hidalgo iniciaron 61 quejas ante Derechos Humanos

Los presos acusaron cobros ilegales, sobreprecios en la venta de alimentos, falta de atención médica para internas embarazadas, entre otras

  • LORENA ROSAS
  • 16/12/2019
  • 21:23 hrs
  • Escuchar
Reos de cárceles en Hidalgo iniciaron 61 quejas ante Derechos Humanos
Alejandro Habib Nicolás presentó el Informe del Sistema Penitenciario de Hidalgo 2019. (Foto: Lorena Rosas)

PACHUCA.– En este año, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) inició 61 quejas relacionadas con irregularidades de centros de Readaptación Social de la entidad, tales como falta de atención médica a internas embarazadas, cobros de cuotas ilegales, sobre precios en la venta de alimentos, entre otras.

Lo anterior, de acuerdo con el Informe del Sistema Penitenciario de Hidalgo correspondiente a 2019, presentado por el ombudsperson estatal, Alejandro Habib Nicolás.

El diagnóstico de 12 centros de reclusión y de 4 mil 10 personas privadas de libertad, evalúa las condiciones de infraestructura, alimentación, seguridad y otros rubros.

Lee más en LSR HidalgoOrganizaciones campesinas piden a diputados 5 mil mdp para el campo en Hidalgo

Al respecto, Habib Nicolás refirió que en 2019 la Comisión inició 61 quejas relacionadas con reos -la mayoría de estas se realizan de manera anónima para evitar represalias-; del total, 50 están en integración, 11 fueron archivadas, mientras que 10 requirieron una propuesta de solución.

ACUSACIONES APUNTAN AL DIRECTOR DEL CERESO DE PACHUCA

Los motivos de queja expuestos en el marco de la presentación del informe involucran a Marco Hernández Morales, director del Cereso de Pachuca; en el expediente CDHEH-VG-2236, “varios internos” manifestaron de que realiza cobros ilegales y pide cuotas para comprar pipas de agua porque el inmueble carece del servicio.

Otro expediente contra la penitenciaria de Pachuca, CDHEH-VG-2745, refiere que los internos son obligados a comprar en una tienda a sobreprecios, que son orillados a adquirir insumos en el comercio porque a sus familiares se les prohíbe introducir comida o artículos de limpieza los días de visita.

Un motivo de queja provino del área femenil, donde la población femenina acusó que reciben únicamente dos alimentos al día.

Lo anterior coincide con los dichos de Dante, un interno de este Cereso que fue entrevistado por LSR Hidalgo en septiembre de este año y quien narró que la población penitenciaria es obligada a realizar trabajos forzosos, recibe castigos corporales por negarse a pagar extorsiones, e incluso, duerme en los baños si su economía no le permite arrendar una celda.

Una mujer privada de libertad acusó ante la CDHEH falta de atención médica durante su embarazo, lo que provocó la muerte de su bebé recién nacido, pero no se precisó el centro de reclusión donde ocurrió esto.

La carpeta CDHEH-H-0074 se inició porque en la penitenciaria de la Huasteca ocurrieron “diversos suicidios”, sin precisar el número.

Mientras que, en el Cereso de Tulancingo una persona privada de su libertad atacó a su pareja durante la visita conyugal, situación asentada en el expediente CDHEH-TB- 0358; adicional a esta situación, un reo murió durante Semana Santa en la capilla de este centro de reclusión.

Además, en su compilación de quejas la Comisión de Derechos Humanos asentó que un preso fue encerrado en un cuarto “parecido a una cisterna”, sin embargo, en este hecho tampoco precisó el lugar donde ocurrió.

DICEN QUE NO HAN SIDO OSTIGADOS

Para el informe penitenciario 2019, la CDHEH aplicó cuestionarios a 10 mujeres y 133 hombres, 143 personas en total, internos en 12 centros de reinserción, tres cárceles distritales y en el Centro de Internamiento para Adolescente.

Los resultados reflejaron que, aun con el número de quejas anteriormente enunciadas, 89 por ciento de los entrevistados no han sido hostigados por otros internos o personal de los ceresos.

Un 76 por ciento de los encuestados manifestó que su institución no les proporcionó insumos básicos de higiene como jabón, shampoo, cepillo dental, pasta de dientes ni papel higiénico.

Mientras que 88 por ciento de la población evaluada evocó que cuenta con atención médica si así lo requiere, lo mismo con los medicamentos.

En lo que respecta al rubro de sanciones, 90 por ciento respondió que no fueron sometidos a tortura o tratos crueles, inhumanos o degradantes por parte del personal o algún compañero.

 

emh