Opinión

¿Qué tan digno es el trabajo para las Mujeres que maternan en México?

Elegir maternar es un derecho reproductivo y una decisión personal; sin embargo, en la actualidad es un derecho que no todas las mujeres pueden disfrutar | Bertha Miranda

  • 20/01/2020
  • Escuchar

El artículo 123 de la Constitución Política a la letra dice: "Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente responsable". Es decir, que en el marco legal tenemos bases para poder garantizar derechos fundamentales como son los establecidos en el artículo 4, "derecho a la maternidad", y el 123, "trabajo digno y socialmente responsable".

Entonces, ¿porque estas opiniones son cada día más comunes? "Como me gustaría poder estar ahora con mi hija", "me siento mal por llegar y salir de casa solo veo a mis hijos dormidos", "ojalá un día pueda ejercer mi profesión como lo soñé", "ojalá el día tuviera más horas", "no me arrepiento de haber perdido oportunidades laborales por mis hijos", "quien como tú, puedes estar en momentos importantes con tus hijos"

Pero también señalamientos de las autoridades y sociedad que responsabilizan a las mujeres cuando algo no va bien con la conducta de la niñez y juventudes: "si las mujeres no trabajaran...", "prefirió el dinero que sus hijos".

¿Actualmente tenemos trabajos donde se priorice la dignidad humana? Cuando la mayoría de las mujeres se les niega la seguridad social, cuando tienen que realizar doble jornada porque trabajar fuera de casa no implica dejar de hacer las actividades del hogar, cuando omiten el horario de comida con tal de llegar a una reunión escolar o llevar a sus hijas e hijos al médico, cuando no tienen opción de ir al médico porque ya usaron el único permiso del mes, cuando trabajan más de ocho horas sin goce de sueldo, ahora bien, ¿qué tan digno es tu trabajo?

Elegir maternar es un derecho reproductivo y una decisión personal; sin embargo, en la actualidad es un derecho que no todas las mujeres pueden disfrutar.

El Estado Mexicano tiene pendiente ratificar el Convenio 156 de la OIT sobre trabajadores y responsabilidades familiares y la armonización con los marcos locales; en lo laboral promover jornadas y acciones que contemplen los cuidados y la crianza, en lo social impulsar la reeducación para eliminar los roles de género y llevar a la práctica responsabilidades compartidas.

Dejemos de romantizar la explotación de las mujeres, las mujeres no son más valiosas por permitir que se vulneren sus derechos y tampoco lo toleran por gusto, aguantan porque no tienen otra opción.

Ojalá llegue el día donde las mujeres si quieren maternar no se encuentren en la disyuntiva de ejercer un derecho reproductivo o su derecho laboral.mujer