ESTADOS

Publican protocolo para prevenir covid-19 entre policías de Hidalgo

Los policías deberán usar cubrebocas para evitar que les escupan o tosan en la cara con fines intimidatorios o de ultraje a la autoridad

  • LORENA ROSAS
  • 18/05/2020
  • 20:52 hrs
  • Escuchar
Publican protocolo para prevenir covid-19 entre policías de Hidalgo
Los elementos policiacos que tienen contacto directo con la población deben usar lentes protectores, cubrebocas y guantes. (Foto: Especial)

PACHUCA.– Uso de lentes protectores, cubrebocas, guantes, desinfectar chalecos antibalas, armas y patrullas son parte del protocolo de actuación policial que elaboró la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo para prevenir la propagación del covid-19 durante detenciones o aseguramiento de presuntos infractores.

El documento publicado este día en el Periódico Oficial del Estado (POEH) se implementará el tiempo que dure la contingencia sanitaria del virus SARS-Cov2.

El protocolo es extensivo para agentes adscritos a las policías estatal, de los 84 ayuntamientos e Investigadora, de la Procuraduría General de Justicia Hidalgo (PGJH).

El acuerdo refiere que el cuerpo policiaco debe desempeñar sus actividades con la mayor “normalidad posible” ante sucesos que puedan desencadenar el desorden público o “pánico social” ocasionado por escasez de artículos de primera necesidad.

O bien, por servicios médicos de atención por padecimientos infecciosos-respiratorios, tal como ocurrió el pasado domingo en el Hospital General Tula-Tepeji, cuando un paciente diagnosticado con covid-19 se arrojó de una ventana desde un tercer piso, lo que originó que sus familiares ingresaran de manera violenta al nosocomio para llevárselo.

INTERACCIÓN DE POLICÍAS CON LA POBLACIÓN Y DETENIDOS

Los elementos policiacos que tienen contacto directo con la población deben usar lentes protectores, cubrebocas y guantes para “disminuir el riesgo de que mediante actos deliberados escupan o tosan en la cara con fines intimidatorios o de ultraje a la autoridad”.

También evitarán tocarse ojos, nariz y boca, y en medida de lo posible, mantener distancias de entre 1.5 y 2 metros con las personas que atienden.

Respecto al equipo que usan, los policías tendrán que limpiar con alcohol al 70 por ciento su uniforme como el chaleco antibalas, fundas, móviles o armas. Además de desinfectar las zonas y superficies de la patrulla que conducen.

Los pasos para evitar propagación del virus se modificarán cuando un policía acuda como primer respondiente ya sea por denuncia o por algún delito en flagrancia.

En estos casos, además de adoptar las medidas antes enunciadas el policía deberá facilitar a la persona detenida un cubrebocas para realizar el traslado al área de retención primaria o barandilla, de preferencia en patrullas tipo pick up para atender la recomendación de sana distancia.

AISLAMIENTO DE LOS DETENIDOS

Cuando a una persona se le haya retenido por hechos posiblemente constitutivos de delito o posibles faltas administrativas –en el ámbito municipal- el policía que los trasladó al área de retención primarias tendrá que confirmar que el detenido sea valorado de manera médica y sea aislado en un sitio individual.

Posteriormente tendrá que desinfectar el vehículo en el que trasladó a la persona detenida. En caso de presentar síntomas de coronavirus, el elemento policías deberá informar a su mando inmediato “para que se apliquen las medidas correspondientes emitidas por las autoridades sanitarias”.

El acuerdo fue publicado este lunes, por lo que hasta el 19 de mayo del mes en curso entrará en vigor, en tanto, se instruyó los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la PGJH proveer los materiales para ejecutar el protocolo.

sjl