ESTADOS

Pachuca y Huichapan, con más violencia familiar durante confinamiento

También se incrementaron las denuncias en Atotonilco el Grande, Zempoala, Ixmiquilpan, Tepeji, Mixquiahuala Tlahuelilpan y El Arenal

  • GIOVANNY FLORES
  • 20/05/2020
  • 23:02 hrs
  • Escuchar
Pachuca y Huichapan, con más violencia familiar durante confinamiento
Asociaciones civiles también reportaron un incremento de solicitudes de atención psicológica por violencia en el hogar. (Foto: Ilustrativa)

PACHUCA.- En los municipios de Pachuca y Huichapan, así como en Atotonilco el Grande y Zempoala se registró el mayor incremento de denuncias por violencia familiar durante el confinamiento ocasionado por la pandemia del covid-19.

De acuerdo con el informe de incidencia delictiva del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Pachuca fueron presentadas 148 denuncias en marzo y 156 en abril, mientras en Huichapan 6 y 14, respectivamente. Lo que significa que hubo un aumento de ocho carpetas de investigación iniciadas por la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) en ambos casos.

En Atotonilco el Grande denunciaron 2 actos violentos en marzo y 9 en abril, y lo mismo sucedió en Zempoala. Por lo que hubo una incidencia mayor de siete demandas en ambos municipios.

Mientras que en Ixmiquilpan, Tepeji del Río y Mixquiahuala el incremento fue de cinco denuncias en cada uno de los municipios. En el primero se registraron 18 en marzo y 23 en abril; en el segundo fueron 7 y 12; y en el tercero 5 y 10, respectivamente.

En Tlahuelilpan y El Arenal el incremento fue de tres carpetas de investigación. En el primer municipio fueron iniciadas 1 en marzo y 4 en abril, mientras que en el segundo fueron 3 y 6, respectivamente.

 

A nivel estatal se registró una disminución del 8.71 por ciento, debido a que en marzo fueron denunciados ante la PGJH 631 casos de violencia familiar y en abril 576.

Sin embargo, el 23 de abril Ingrid Verónica Guerrero, presidenta de la organización civil Yo te creo, informó que la asistencia por violencia familiar que brinda el organismo pasó a dos o tres casos por semana en febrero a 13 o 14 en marzo; dicho incremento coincide con el confinamiento, que empezó el 20 de marzo pasado, derivado de la pandemia de covid-19.

 

sjl