Opinión

La guerra de los sexos

Billie Jean King, abanderada del feminismo, peleaba con directivos y patrocinadores que le pagaban hasta ocho veces más a los hombres | Omar Pérez Díaz

  • 19/09/2020
  • Escuchar

"Yo no digo que no deba haber mujeres en las canchas... sino ¿quién recogería las pelotas?".

Casi ha pasado medio siglo desde que el tenista Bobby Riggs hiciera esta incendiaria declaración.

Detrás de la misógina expresión había un gran negocio: jugar un partido contra una mujer en el Astrodome de Houston, Texas. 60 mil aficionados en directo y 40 millones a través de la televisión.

Riggs tenía 55 años de edad, ya muy lejos de sus mejores glorias como el tenista número uno del mundo; sin embargo, era un apostador que iba directo a la ruina, así que decidió armar un show en torno a Billie Jean King.

La jugadora norteamericana tenía 30 años y era la mejor del planeta cuando recibió el reto de enfrentarse a un hombre. "100 mil dólares para la mujer que me logre ganar", embistió Bobby.

En realidad, Billie no necesitaba dinero. Era la número 1 del tenis femenino y ya había ganado diez torneos de Gran Slam así como otras dos decenas de títulos profesionales; sin embargo, librada una lucha personal por cambiar las reglas del juego.

Abanderada del feminismo, peleaba con directivos y patrocinadores que le pagaban hasta ocho veces más a los hombres en los torneos profesionales. King luchaba por la igualdad; incluso, boicoteó el Abierto de los Estados Unidos si los premios para mujeres y hombres no eran del mismo monto.

Acorralada por sus convicciones y los dichos de Bobby Riggs, aceptó participar en "La Guerra de los Sexos", nombre que los reyes del marketing le pusieron al partido celebrado en 1973.

El espectáculo fue un éxito comercial que generó varios millones de dólares gracias a la polémica en la que directivos y hasta comentaristas de la época no ocultaban su abierto rechazo al desarrollo del deporte femenil.

Toda la presión recayó en Billie, quien ganó con relativa facilidad pero sentía un vacío por dentro; en secreto, lidiaba con un divorcio para comenzar una relación con otra mujer.

Jean King así dio el primer paso de la igualdad en el deporte profesional, lucha que sigue hasta nuestros días.

En reconocimiento a su activismo, esta semana, la Federación Internacional de Tenis decidió cambiar el nombre a la Copa Federación, la competencia más importante entre naciones a nivel femenil. Ahora se llama Copa Billie Jean King.

Reconocimiento a la valiente mujer, hoy de 76 años de edad, que rompió los viejos esquemas.

REMATE

La Batalla de los Sexos fue llevada al cine en el 2017, bajo la dirección de Valerie Faris y Jonathan Dayton, protagonizada por Emma Stone y Steve Carell. El resultado es un muy buen retrato sobre la mujer que revolucionó la historia del deporte profesional.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.