Opinión

El Centinela

  • 19/06/2022
  • Escuchar

El tortuguismo de la procu

Patos y más patos se hacen en la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, que encabeza el multifacético pero ineficaz procurador Alejandro Habib Nicolás, pues el pasado viernes dejaron plantados a un grupo de ciudadanos afectados por la explosión en un edificio de la colonia Aquiles Serdán, ya que fueron citados por peritos de la procuraduría, pero estos no llegaron. 

¡Qué casualidad!

En la explanada de los juzgados familiares de Pachuca organizaron una exposición sobre archivos mineros el mismo día que colectivos hicieron una mercadita feminista. Las activistas acusaron que la muestra fue improvisada y lo mismo opinaron los trabajadores del Poder Judicial a los que mandaron a la mera hora a poner las mamparas y a vender libros.

El temor contra la arbitrariedad

En grupos de WhatsApp circula un audio con voz de mujer en la que alienta a los trabajadores de Radio y Televisión de Hidalgo a denunciar las irregularidades que hay adentro de este ente gubernamental, y es que sobra decir que los empleados del organismo están inconformes con los descuentos que les aplicaron a sus nóminas pero no se han animado a levantar la voz abiertamente porque temen ser despedidos.

Una conspiración

El hidalguense Miguel Ángel Osorio Chong es señalado de orquestar un "golpe de estado" contra la dirigencia nacional del PRI, integrada por el presidente Alejandro Moreno y la secretaria Carolina Viggiano, paisana de Chong pero que no pertenece al llamado Grupo Hidalgo. Sea esto o no verdad, lo que es cierto es que hay un cisma en el tricolor después de los comicios del 5 de junio.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.