Opinión

El Centinela

  • 09/01/2022
  • Escuchar

¿Qué sigue?

Tras la designación de Carolina Viggiano como precandidata de la coalición Va por Hidalgo (PAN-PRI-PRD) para la gubernatura del estado, dicen que se avecinan movimientos al interior de la estructura priista. Incluso se rumora que el presidente municipal de Mineral de la Reforma podría convertirse en el próximo dirigente estatal del tricolor o en el coordinador de campaña de la actual diputada federal. Veremos qué ocurre en los próximos días y si se dan los cambios.

Desdén a los paisanos de la priista

El que hizo un gesto de desprecio hacia el pueblo indígena de la sierra baja de Hidalgo, de donde es originaria Carolina Viggiano, fue Marko Cortés. Resulta que indígenas de Tepehuacán colocaron una corona de flores al dirigente panista; sin embargo, a los pocos segundos, se la retiró con gestos de desprecio y se limpió la cabeza ante la sorpresa de los asistentes al evento en el que la secretaria del PRI se registró como precandidata.

¿Y la pandemia apá?

A quienes no les importó el incremento de contagios de la variante ómicron fue a los priistas, panistas y perredistas, quienes hicieron un evento multitudinario en Pachuca para presenciar el registro de Carolona Viggiano como precandidata a la gubernatura. Por cierto, los asistentes al acto estuvieron reclamando a los medios de comunicación el acaparamiento del pódium, cuando en realidad, los que lo abarrotaron fueron fotógrafos de los propios líderes políticos de los partidos.

Le salió el tiro por la culata

Vaya lio en el que se metió el malhumorado alcalde de Mineral del Monte, Alejandro Sierra Tello, luego de reventar una manifestación de protectores de animales el pasado sábado, cuando funcionarios agredieron a activistas y reporteros. Incluso, los policías se sobrepasaron al grado de detener a agentes de gobernación federal y estatal. Parece indicar que esta semana comenzaran a rodar cabezas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.