Opinión

YouTube y las infancias

Es realmente complicado para las madres y padres vigilar y observar el contenido que ven nuestros hijos e hijas en YouTube | Alejandra Landa

  • 18/02/2022
  • Escuchar

La tecnología está cambiando nuestras vidas, hoy en día tenemos acceso a un mar de información, estamos conectados con cualquier persona del mundo y desde la comodidad de nuestro dispositivo tecnológico conectado a internet podemos trabajar y estar en cualquier espacio físico, pero la realidad siempre esconde matices.

Tanto que se puede hablar del tema que les invito a que nos enfoquémonos en YouTube y las infancias. Hoy en día a las madres y padres se nos facilita mucho darle un dispositivo móvil y ponernos a trabajar o a hacer nuestras cosas. Sin pensar en los diferentes imágenes o temas que un niño puede encontrar en YouTube.

YouTube registra 500 horas de grabaciones en video nuevas, subidas a la plataforma cada minuto. Es una plataforma de acceso libre que le da oportunidad a cualquier persona de cualquier parte del mundo al tener una cuenta y subir cualquier video.

Por lo que la plataforma ha buscado habilitar filtros, inteligencia artificial y algoritmos para proteger y controlar el contenido que se expone; sin embargo, por el número de videos que se suben a YouTube es realmente complicado filtrar previamente los contenidos de la plataforma, además que esto podría violar la libertad de expresión.

El algoritmo de recomendación de YouTube utiliza el aprendizaje automático y la inteligencia artificial para estudiar lo que los usuarios están viendo y para sugerirles otros videos. Con la función de reproducción automática activada, como está predeterminado en YouTube, el servicio seguirá transmitiendo vídeos con temas y características similares de forma indefinida.

En YouTube puede haber videos con contenido sexual o ideológico que incite al odio o al extremismo, morboso y ofensivo, tutoriales peligrosos como "formas de suicidarse" o "cómo hacer una bomba", estafas u hostigamiento.

Es realmente complicado para las madres y padres vigilar y observa el contenido que ven nuestros hijos e hijas.

Suelo sentarme una vez al día a ver YouTube junto a mi hijo, con la finalidad de saber lo que está viendo, que youtubers le gustan y tratar de orientar lo que ve hacia los contenidos que considero apropiados para él, aunque finalmente elige qué videos ver.

Y me ha tocado ver que hay videos animados que les presentan temas de homicidio, secuestro y asesinato. Videos en los que la portada es el personaje animado conocido y que al reproducirlo se modifica y le salen dientes filosos, ojos rojos y hablan sobre otra cosa que no es sobre la caricatura.

También he visto que se les presentan temas sobre demonios, dimensiones, posesiones, el tercer ojo y muerte; temas que considero que no se les presentan en un contexto adecuado y que un niño no tiene la madurez suficiente para entender o manejar.

Los niños se esfuerzan por entender lo que ven, desafía su incipiente sentido del bien y del mal, reproducen las frases que escuchan y hacen lo que ven en los videos, el público infantil es una de las principales audiencias de YouTube.

De acuerdo a la Directiva de Comercio Electrónico que sigue vigente y la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (LSSI, artículo 16) Sin conocimiento efectivo, YouTube no tiene una obligación de supervisión general de los contenidos.

La solución que presenta ésta plataforma es YouTube Kids, plataforma específica para contenidos orientados a los más pequeños. Pero sigue siendo importante que nosotros los usuarios reportemos los videos ya que no existe aún una inteligencia artificial para detectar contenidos que pueden variar durante el desarrollo del video.

Las mamás y papás no podemos proteger a nuestros hijos de manera completa, por ello es importante que construyamos lazos de comunicación con ellos, nos sumerjamos en sus mundos, cimentemos puentes de confianza y estemos acompañándolos para orientarlos y clarecer la información que ellos reciben.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.