Opinión

Ya regresé: ¿qué pasa con el Conapred?

Al menos 5 de cada 10 personas afirma haber sido discriminada por su apariencia física y existen altos niveles de discriminación por géneros | Diana Avilés

  • 06/07/2020
  • Escuchar

He estado ausente las últimas semanas, debo confesar que las consecuencias por la pandemia de covid-19 en el país me han alcanzado, pero eso ya lo tocaré en una columna siguiente; por ahora me interesa tocar un tema importante que ha sido objeto de mi atención.

Han pasado muchas cosas a nivel nacional y estatal desde la última vez que escribí en esta columna, la pandemia parece no tener fin, la titular de la CONAVIM deja ese espacio después de múltiples críticas al trabajo realizado, se han llevado a cabo acciones para visibilizar el mes del orgullo de la diversidad sexual, a nivel estatal se aprobó la Ley de Amnistía, se viralizó un polémico y muy lamentable oficio de un área de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo, entre otras cosas.

Por ahora me concentraré en las declaraciones que realizó hace dos semanas en su gira por el estado de Hidalgo el presidente de nuestro país, cuando dio un mensaje que a muchas y muchos nos dejó preocupados, la posible desaparición del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), por ser una de las instituciones que fueron creadas para aumentar la burocracia, el robo y los malos manejos durante los sexenios anteriores; sin embargo, en un país donde al menos 5 de cada 10 personas afirma haber sido discriminada por su apariencia física y dónde existen altos niveles de discriminación por géneros, creencia religiosa, origen étnico, orientación sexual y otras tantas condiciones más, son lamentables las declaraciones del Ejecutivo, claramente esta postura invisibiliza los esfuerzos y avances que este país ha dado en términos del derecho a la igualdad y la no discriminación, esfuerzos desde sociedad civil y activistas, que no son de hoy sino que tienen décadas (al menos) exigiendo nuestro derecho a ser tratadas y tratados con igualdad y respeto. Sería un retroceso (y un pésimo mensaje para la ciudadanía) para la garantía de los derechos humanos, sobre todo de las poblaciones más discriminadas de este país.

Algo que no debe olvidar el titular del Ejecutivo es que los derechos humanos deben respetarse, promoverse, garantizarse, ampliarse y al intentar desaparecer esta instancia dedicada exclusivamente a atender este problema tan históricamente arraigado en nuestro país, coloca en mayor vulnerabilidad a las poblaciones más marginadas en México.

Por último, reconozco que es necesario diagnosticar y fortalecer el Conapred, y muchas otras instituciones, esto no necesariamente implica su desaparición, si no la revisión de su funcionamiento y la mejora para que atienda de manera pertinente a nivel nacional y en todos los estados del país.

Lo coloco aquí (aunque ya tenga un tiempo que pasó) porque no podemos permitir que sigan los ataques a las instituciones que tantos esfuerzos han implicado para el avance de los derechos humanos en México.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.