Opinión

Somos lo que hablamos

“Pronunciar el mundo es transformarlo”. Paulo Freire, 1970 | Alejandra Landa

  • 17/09/2021
  • Escuchar

La palabra es creadora ya que todo lo pronunciado es otorgarle existencia, dominar lo que es, bajo un concepto, un nombre. Develar el mundo a partir de la compresión mental de lo tangible o de lo perceptible. Conquistar mediante la palabra aquellas ideas que revoletean en un imaginario personal que es reflejo de un contexto social y que tal vez se vuelvan representativo de toda una cultura.

Externar las entrañas, exponer nuestra subjetividad, ideas, palabras, símbolos que construyen una cultura o una identidad. Un objeto, un personaje, un relato, una imagen. Los símbolos son la base para materializar lo intangible, una identidad que no solo se representa en las creencias, valores y arte de un conjunto de personas habitantes de un territorio. Sino una cultura que se viste, se canta, se narra, se come, se defiende y se vive.

Día a día en cada elección damos sentido a nuestra identidad. Una identidad que lucha por ser vista, por ser escuchada, por ser reconocida. Algunas son atrapadas en el juicio del pasado, etiquetadas, negadas, llenas de tabús. Otras opacadas por el deseo de formar parte de una cultura conquistada, bien aceptada de una élite ajena a nuestra cultura.

Pero somos, en un ser relacionado a un contexto, en un tiempo, con una función. Soy mis identidades y soy a partir del otro. Hay que ser y permitir ser. Un reto expresar quien soy entre tanto juicio y etiqueta, un derecho expresarse y ser escuchado, un don expresarse sin ofender al otro.

La palabra, el lenguaje, la cultura y la identidad. Una hermosa familia que espera ser descifrada desde en las obras de arte, hasta en la decisión que tomas día a día; pues somos esa cultura que vive y habita los espacios en el presente, urgente reconocernos, mirarnos individualmente y en sociedad. De ser empáticos, de respetarnos. Somos el conocimiento de nuestro linaje y no hay que olvidarlo, sigamos cantando, recitando, bailando, vistiendo, narrando.

Somos lo que hablamos, creamos lo pronunciado, fortalecemos lo que pensamos. ¿Qué sentido estas aportando?

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.