Opinión

SEIINAC: 13 años en la defensa y promoción de los derechos humanos

Según cifras del SESNSP, en solo cinco meses del 2021, 11 mujeres fueron víctimas de feminicidio y 14 más de homicidio doloso en Hidalgo | Diana Avilés

  • 12/08/2021
  • Escuchar

Ya estamos en agosto y la pandemia parece no tener fin, estamos ante la tercera ola de coronavirus y hay muchos casos de personas infectadas y otras tantas hospitalizadas.

Lastimosamente vemos que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes también se ven afectados; hasta inicios de agosto se reportaban 613 defunciones de esta población, así como 60 mil 928 contagios. Respecto del total de personas, actualmente se habla de 245 mil 476 muertes y más de dos millones de casos confirmados, así como alrededor de 51 millones de personas vacunadas en el país; sin embargo, los contagios continúan y es necesario seguir teniendo los cuidados para evitar, en la medida de lo posible, que sigan en aumento.

Aunado a lo anterior, la violencia en contra de niñas, niños, adolescentes y mujeres va en aumento. Solo de enero a mayo del 2021, diariamente se han registrado al menos tres asesinatos de personas menores de 18 años y 10 de mujeres, así como un notable aumento del 7 por ciento en el delito de feminicidio; además, al menos 13 mil 631 mujeres huyeron de casa con sus hijas e hijos por la violencia a la que se enfrentaban.

Respecto del estado de Hidalgo, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en solo cinco meses del 2021, 11 mujeres fueron víctimas de feminicidio y 14 más de homicidio doloso; 707 víctimas de lesiones dolosas y 2 mil 843 fueron víctimas de violencia familiar, así como 381 casos de violación sexual.

Ante el panorama anterior, el pasado 6 de agosto, Servicios de Inclusión Integral y Derechos Humanos A.C. (SEIINAC) cumplió 13 años de existencia, un querido espacio de promoción y defensa de derechos humanos en el estado de Hidalgo, entre ellos: derechos de las personas con discapacidad, derechos de niñas, niños y adolescentes; derechos sexuales y derechos reproductivos, derecho de las niñas, adolescentes y mujeres a vivir libres de violencias, derecho a la educación, derecho a la salud, derechos de personas privadas de libertad y derechos humanos de las personas de la diversidad sexual.

Es ahí donde he coincidido con más de 200 personas jóvenes que sueñan y trabajan por construir espacios dignos para todas las personas; además, en este tiempo, han sido parte más de 20 mil personas de diferentes estados en México.

Entre las acciones que se han realizado se encuentran procesos formativos, círculos de mujeres, congresos, foros, encuentros, participación en redes internacionales, nacionales y locales, incidencia en política pública, diálogos virtuales, impulso de redes de infancias, juventudes y mujeres; curso de verano, grupos de participación de niñas, niños y adolescentes; publicación de informes sobre el trabajo realizado y muchas otras más.

Estoy muy orgullosa de ser parte de esta historia, pues reconozco en este espacio un lugar que se abre a las personas jóvenes, que ante las crisis, han aprendido a repensarse y reconocer a las personas en sus diversidades, así como identificar los retos que aún toca sortear, entre ellos: mejorar las relaciones hacia adentro, así como las condiciones laborales de las personas defensoras de derechos humanos, no tolerar las violencias, incluida la violencia de género y seguir insistiendo en mejores condiciones para todas las personas.

Y aunque sueño con que algún día su cambio gire, es decir, que haya condiciones mejores para todas, todos y todes, y quienes nos encontremos en ese espacio podamos seguir encontrándonos para celebrar la vida y compartir proyectos. Por ahora, es necesario continuar promoviendo y defendiendo los derechos humanos, en libertad y bienestar.

¡Felices 13 años a todas y todos quienes han sido parte de SEIINAC!

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.