Opinión

¡Que vuelvan a casa!

No olvidemos a Karla Donají, a Osmara, a Sebastián, a Sandra y a todas aquellas personas que están en calidad de desaparecidas, no esperemos que sea una persona de nuestra familia | Diana Avilés

  • 26/12/2019
  • Escuchar

En esta época de merecido y necesario descanso (al menos para mí lo es) casi olvido escribir. Pienso mientras disfruto la compañía de mi madre, de mi padre, de mis hermanos y mis seres queridos, en el dolor y la angustia de quienes no tienen el privilegio de tener a todas y todos en casa. 

Mientras escribo alcanzo a leer: “no todas las personas van a tener una feliz Navidad, o felices fiestas, de verdad me rompe el corazón diario despertar y ver noticias así”, haciendo referencia al hallazgo sin vida de la estudiante hidalguense en la Universidad Autónoma de Chapingo, Nazareth B. L de 15 años de edad, escrito de una estudiante que comparte conmigo en un grupo de whatsapp y pienso que es exactamente lo que estoy sintiendo; otras compañeras y compañeros escriben textos de la importancia que tiene seguir exigiendo justicia y manifestarnos por quienes la necesitan.

Por eso me es importante solicitarles y recordarles, no olvidemos a Karla Donají, a Osmara, a Sebastián, a Sandra y a todas aquellas personas que están en calidad de desaparecidas, no esperemos que sea una persona de nuestra familia, exijamos justicia por todas y todos.

Mientras muchas y muchos de nosotros, estamos estas fechas con quién lo decidimos, hay miles de personas que no han regresado a su hogar, al menos 52 mil hasta el 20 de diciembre, según lo mencionó en días pasados por Karla Quintana, la titular de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas (CNBP).

Por tanto, mi deseo de Navidad (y exigencia a las autoridades locales y federales) es que las personas regresen (que les regresen) a casa y así, sus familiares y seres queridos les vuelvan a tener junto a ellas.

Y como dijeron mis compañeras defensoras de derechos humanos frente a Gobierno del Estado de Hidalgo: No guardaremos silencio porque no estamos todas, no estamos todos.

¡Los queremos de vuelta!

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.