Opinión

Por una ciudadanía activa e informada

Hay una sociedad civil que ha visto adelgazar sus filas desde que la llamada “4T” llegó al gobierno federal y a los espacios locales | Diana Avilés

  • 26/10/2020
  • Escuchar

Han sido meses muy convulsionados, que poco tiempo me han dejado para reflexionar todo lo que sucede a nivel internacional, nacional y local; solo en el estado de Hidalgo, hace poco más de una semana tuvimos elecciones para las presidencias municipales de los 84 municipios, en medio de una pandemia mundial, violencia política en contra de mujeres participantes, candidatos vinculados al huachicol y a otros delitos; aspirantes que han dejado mucho que desear en sus puestos anteriores, entre otras problemáticas que aquejan a las y los hidalguenses.

Por un lado, partidos que no buscan ganar, que ya no tienen posibilidades de ser una fuerza política real en el estado, pero quieren seguir viviendo del recurso público; otros que se valen de las prácticas rancias de siempre para ganar votos, aunque presenten caras “nuevas”; otros que no se ponen de acuerdo con su dirigencia y se pelearon durante toda la campaña por quienes llegarían a ocupar las candidaturas y tantas cosas más. En fin, pocas opciones para la sociedad hidalguense.   

Por otro lado, hay una sociedad civil que ha visto adelgazar sus filas desde que la llamada “4T” llegó al gobierno federal y a los espacios locales, para Hidalgo no ha sido diferente.

Ahora un poco más con la llegada del Ayuntamiento Violeta en el municipio de Pachuca de Soto, que no lo veo mal; sin embargo, es importante seguirnos fortaleciendo y generando espacios de formación para las y los jóvenes que diariamente luchan por sus derechos y por su libertad.

Ante tal panorama, se hace más necesaria una ciudadanía activa, informada y participante de las decisiones que nos competen a todas y todos, una ciudadanía preocupada y ocupada de las decisiones que se toman en los municipios, en los estados y a nivel nacional.

Y, por último, recordarles que la sociedad civil organizada seguimos aquí, para ofrecer espacios de formación, para hacer el contrapeso, la crítica y claro, sumar esfuerzos para que todas las personas puedan acceder a sus derechos y a vivir en dignidad.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.