Opinión

Ni tan clásicos

El negocio del futbol va diluyendo rivalidades. En realidad son pocos Clásicos que hoy en día mueven pasiones a nivel mundial. | Omar Pérez Díaz

  • 26/09/2020
  • Escuchar

Ignacio Trelles fue uno de los mejores entrenadores mexicanos de la historia. La carrera de don Nacho duró más de cuarenta años, convirtiéndose en una enciclopedia de anécdotas y enseñanzas.

Entre 1976 y 1983 le tocó dirigir a Cruz Azul en su época dorada. Justo en esa época, un reportero fue a preguntarle sobre el partido que jugarían contra el América, enfrentamiento al que Gerardo Peña, narrador de Televisa, había bautizado como el "Clásico Joven".

- ¿Están listos para el Clásico?, preguntó el novato.

- ¿Clásico?... No muchacho, Clásicos nada más los cerillos.

Toda la sabiduría de don Nacho en una sola frase. 

Han pasado casi cuatro décadas y, en efecto, cada día que pasa nos damos cuenta que los "Clásicos" pasaron de la rivalidad en las canchas a un ardid publicitario para elevar las audiencias.

Actualmente, el partido más visto en el mundo es el Real Madrid - Barcelona. Un espectáculo a nivel global; únicamente en España se dimensiona lo que representa este encuentro, donde se transforma en un choque de identidades y culturas, acentuada por el franquismo y su represión a los catalanes.

Con un verdadero barcelonista no se puede bromear ni echar carilla como acostumbramos en México entre ganadores y perdedores del AméricaChivas.

El negocio del futbol va diluyendo rivalidades. El Tigre Sepúlveda, integrante del campeonísimo Guadalajara, podría morirse del coraje luego de ver a Oribe Peralta y Uriel Antuna, goleadores del Rebaño Sagrado, cotorrear alegremente con integrantes de las Águilas, luego de perder el "súper clásico" que se empeñan en vender la televisora que lo trasmite.

En realidad son pocos Clásicos que hoy en día mueven pasiones a nivel mundial. Flamengo vs. Fluminense, en Brasil; Boca vs. River, en Argentina; Peñarol vs. Nacional, en Uruguay; City vs. United, en Inglaterra; Borussia vs. Schalke 04, en Alemania. ¿Cuántas veces los ha visto?

Hay otros choques que tienen gran impacto a nivel regional.

Newell´s vs. Central, en Rosario, Argentina; Espanyol vs. Barcelona y Betis vs. Sevilla, en España; Gremios vs. Inter, en Porto Alegre, Brasil. En México tenemos el Chivas vs. Atlas, América vs. Cruz Azul y Tigres vs. Rayados; ambos se juegan, justamente, este fin de semana.

Hablar de un Clásico, es hablar de un modelo a imitar, según la definición tradicional.

Ojalá todos los partidos siempre fueran emocionantes y bien jugados pero hace una semana Chivas y América nos demostraron todo lo contrario. Ojalá sea mejor en la Sultana del Norte y en el Azteca.

Como etiqueta comercial está bien ponerles "Clásico" aunque ya depende de cada uno "comprar" ese producto.

La verdad, como dijo don Nacho, auténticos clásicos, nada más los cerrillos.

REMATE

El permiso número Uno que otorgó la Secretaría de Industria y Comercio en México fue para la compañía cerillera La Central y su marca de fósforos: Clásicos de lujo. Desde 1940, esas cajitas con la Venus de Milo, el Partenón y una locomotora contienen 50 cerillos y están en cualquier rincón del país.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.