Opinión

"Lxs aliadxs de pose" contra las LGBT fobias

Cuándo una demanda legítima de la comunidad LGBTTTIQ+ se externa, pocos son los que acuden al llamado, sólo apoyan "de pose" y a su conveniencia

  • 24/05/2022
  • Escuchar

El pasado 17 de mayo, cómo cada año se conmemoró el Día Internacional, Día Nacional y por primera vez en el municipio de Pachuca, el Día Municipal contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. Un día donde se pudieron apreciar diversas actividades en varias dependencias. Desde banners en redes sociales, diálogos con colectivos de la diversidad sexogenérica, estands en el reloj monumental, presentación de iniciativas, como la del reconocimiento de la personalidad jurídica de las personas no binarias, posicionamientos en el Congreso Local contra la homofobia, hasta la iluminación de su edificio con los colores del arcoíris.  

Los partidos políticos no se han quedado atrás. Este año el PRI ha creado la Secretaría de la Diversidad y la Inclusión y realizó el encuentro de 100 líderes de la diversidad, reproduciendo el esquema del Partido MORENA quienes ya desde hace casi 10 años cuentan con la Secretaría de la Diversidad Sexual y cada año realizan su congreso anual; lo mismo que el PRD que cuenta con un brazo en su organización que aglutina a esta población.

Hay cosas que se celebran y que se reconocen porque contribuyen a la garantía de los derechos de las personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, transexuales, travestis, intersexuales y queer (LGBTTTIQ); sin embargo, cuándo una demanda legítima de estas poblaciones se externa, pocos son los que acuden al llamado, la gran mayoría hace mutis, no manifiestan ni en redes sociales el apoyo, o mucho menos acuden a las movilizaciones. Desde mi punto de vista sólo apoyan a la comunidad LGBTTTIQ+ "de pose" y a su conveniencia.

Lo anterior se evidenció cuando un grupo de personas que viven con VIH se acercaron a nuestra organización, Seiinac, para solicitar apoyo, ya que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no les había entregado sus medicamentos antirretrovirales. Después de un análisis con otras organizaciones que recibieron la misma denuncia, así como colectivos, se organizó una acción mediática que consistió en una protesta frente a la clínica 1 del mismo sistema de salud, en la ciudad de Pachuca.

Poner el cuerpo es para muchas y muchos activistas y personas defensoras de los derechos humanos, un modo de vida. Fue así que acudimos alrededor de 12 personas a manifestarnos; en la avenida Madero y al calor de los miedos, corajes e intentos por llamar la atención de las autoridades y el personal del IMSS decidimos cerrar la calle. Tomados de las manos, uniendo nuestra persona a la otra por medio de las pancartas y mantas que llevamos para la protesta, pues la avenida es muy amplia.

La incomodidad de las personas que transitaban por Madero para ir a sus trabajos, al ver alterados sus tiempos, arremetían su incomodidad con el claxon de los autos, pasaban muy cerca de las y los compañeros, lanzando gritos cargados de homofobia, de una carencia de conocimiento, de una poca empatía por lo que estaba sucediendo. Sólo algunas voces, principalmente de adultos mayores se solidarizaban manifestando que el desabasto era para varias personas y agradecían la protesta.

El enojo, la homofobia de los conductores y conductoras era tal, que se escucharon repetidamente frases como: ¡Pinches putos de mierda! ¡Ojalá se mueran! ¡jotos, ni que su vida valiera tanto! Entre muchas otras que mis oídos prefirieron no escuchar porque eran insultantes, agresivas y destructivas emocionalmente. Otros conductores y conductoras, principalmente del transporte público, no se contenían, lanzaban las camionetas y automóviles en contras de las personas que se estaban manifestando, dos colegas estuvieron casi atropellados; los espejos y la parte trasera de los autos golpeó nuestros cuerpos en varias ocasiones, por lo que era necesario quitarlos un poco, para no ser atropellados.

Allí, no llegaron las luces de colores, no llegaron los funcionarios dispuestos a defender los derechos, no salieron los banners de apoyo, no llegaron los brazos de los partidos políticos a brindar la solidaridad. Un policía de tránsito acudió a ordenar el tráfico, quien también recibió los insultos por estar apoyando en el desvío del tráfico.

Esta manifestación se anunció en redes sociales, algunos diarios la retomaron en sus notas, otros buscaron documentar la situación con casos en específico. De esta acción mediática, el Diputado por Acción Afirmativa de diversidad Sexual de MORENA Ángel Tenorio realizó una vinculación con el delegado del IMSS en Hidalgo para atender la problemática. El delegado del IMSS, instruyó a una serie de funcionarios y funcionarias para que se establecieran los diálogos necesarios con las y los manifestantes y se llegaron a distintos acuerdos.

Mejor la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se puso en contacto para brindar el respaldo jurídico y acompañamiento; pero la homóloga en el estado de Hidalgo, ni siquiera lanzó una palabra de apoyo, eso sí, se jactan de encender las velas por las víctimas, cuándo son ellos y otras dependencias quienes, por no intervenir, por sus silencios han abonado a que se apaguen sus vidas.

Mucho de lo que se ha logrado es por las luchas de los colectivos y las organizaciones; aunque este 17 de mayo y seguramente en el mes del orgullo LGBTTTIQ+, seguirán esas manifestaciones "de pose", nos seguiremos articulando; esperamos que se sumen más activistas, esperamos que algunas autoridades retomen nuestra agenda; tenemos la seguridad de que juntas, las personas aliadas de siempre en la presidencia municipal de Pachuca y en el Congreso del estado de Hidalgo, así como las organizaciones y colectivos seguiremos haciendo de este día  y el resto del año, lo que sea necesario hasta ser visibles, para vivir en plena dignidad al igual, que todas las personas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.