Opinión

La encrucijada del Tata

Al “Tata” se le contrató para que México experimente un salto de calidad en la cita qatarí | OMAR PÉREZ DÍAZ

  • 26/03/2022
  • Escuchar

Es cuestión de horas, quizá días…

La selección mexicana de futbol concretará su pase a la Copa del Mundo Qatar 2022,  logro que se repite desde 1994, ininterrumpidamente.

Menos tormentoso en otros procesos donde se cambió de entrenador hasta en tres ocasiones, el ciclo de Gerardo Martino llega a un punto de inflexión.

Sí, se califica al Mundial pero el verdadero objetivo que lo puso al frente del Tricolor todavía está lejos.

Al “Tata” se le contrató para que México experimente un salto de calidad en la cita qatarí.

Hoy, al entrenador argentino de 59 años ya no se le ve tan convencido.

Está enfermo y corre el riesgo de perder la vista en un ojo si viaja en avión como lo exige su labor; de hecho, este domingo debería estar en Honduras pero fue imposible por prescripción médica.

El entorno tampoco ayuda.

Los expertos del micrófono censuran su trabajo y le achacan lo mal que ha jugado la Selección Nacional; tampoco le perdonan tres derrotas consecutivas con Estados Unidos ni que Canadá sea líder de la eliminatoria en Concacaf.

La miel y hojuelas de su primer año en el cargo, allá por el 2019, desapareció; la afición que fue al Estadio Azteca, el jueves anterior, gritó su salida tras el empate sin goles ante los norteamericanos.

Muy pocos hablan de un 2020 con pandemia y un 2021 con una evidente baja de juego entre las “estrellas” mexicanas.

El nivel que varios jugadores mostraron en la Copa de Oro de ese año fue deplorable; prácticamente sin vacaciones, figuras como Héctor Moreno, Andrés Guardado, Héctor Herrera, Hirving Lozano y otros arrastraban las piernas en aquél verano donde se perdieron dos finales con el cuadro de las Barras y las Estrellas que, en cambio, luce un rejuvenecido periodo, impulsado por futbolistas jóvenes y de gran calidad.

Los malos resultados han sido un lastre que carga el “Tata” Martino desde entonces; a muchos “conocedores” y aficionados ahora les importa poco que varios seleccionados como Raúl Jiménez, Edson Álvarez, el “Tecatito” Corona encabecen una mejoría en el rendimiento colectivo.

La presión para el cuerpo técnico y los directivos de la FeMexFut es constante, empujada por intereses de todo tipo que desde siempre rodean al equipo.  El “Tata” aún sonríe, no altera su tono de voz pero se le nota cansado, hasta fastidiado con las críticas sin sentido.

¿Es saludable seguir como responsable de la Selección Nacional? Definitivamente no.

Ahí está la encrucijada de Martino. A punto de calificar a la Copa del Mundo pero con el pensamiento de abortar la misión sin encarar el verdadero desafío.

Al futbol mexicano le vendría bien competir en Qatar con el técnico que contrató para ese objetivo; sin embargo, ya sabemos que en nuestro país, lo que es ideal para el juego pocas veces se respeta.

REMATE

El próximo miércoles, por la noche, luego de enfrentar a El Salvador en el Estadio Azteca, el “Tata” Martino anunciará si decide dirigir a México en la Copa del Mundo o da un paso al costado por cuestiones de salud. La moneda está en el aire.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.