Opinión

¡Es la hora!

Que importante es que las mujeres lleguemos a los espacios donde se puedan escuchar nuestras voces, necesidades y tomar decisiones | Diana Avilés Quezada

  • 01/03/2021
  • Escuchar

La participación de las mujeres en los diferentes ámbitos en los que nos desenvolvemos es una lucha que muchas han tomado como bandera y como un compromiso real con la justicia que es necesaria llegue a las niñas, adolescentes y mujeres en este país. Es de suma importancia reconocer el papel que hemos jugado las mujeres en diferentes momentos históricos y que ha sido invisibilizado, aunque debo reconocer, poco a poco lo hemos ido evidenciando.

Ejemplo de ello puede ser la presión en bloque que se ejerció para que Salgado Macedonio no fuera candidato a la gobernatura de Guerrero, muchas mujeres nos articulamos: militantes del mencionado partido, tomadoras de decisiones, feministas y defensoras de derechos humanos; y si bien, no es definitivo y después nos volvieron a recordar los pactos patriarcales con los que se mueven en estas situaciones, mostró la fuerza de las mujeres en la vida política del país.

Que importante es que las mujeres lleguemos a los espacios donde se puedan escuchar nuestras voces, nuestras necesidades y/o se puedan tomar decisiones que impacten de manera positiva a las otras y otros, pero también es importante mencionar que las mujeres que lleguen a esos espacios deben tener un compromiso con las mujeres y no meramente intereses personales o políticos, desde una ética del respeto a las otras y su pluralidad y la convicción de que un mundo mejor es posible.

Es necesario que tomemos los espacios, pero no que sigamos con las prácticas patriarcales que tienen al mundo sumido en tanta violencia y en tanta injusticia social, sino desde el claro compromiso de cambiar las acciones que perpetúan las violencias.

Tenemos muchos retos a los cuales debemos enfrentarnos cuando se presenta la oportunidad de estar en espacios donde se visibilizan nuestras problemáticas y propuestas de atención. Considero y al menos en mi caso así fue, sobre todo las barreras personales, resultado de la sumisión e invisivilización de la cual hemos sido objetos durante mucho tiempo. Pocas de nosotras desarrollamos habilidades antes de la adultez para pararnos frente a una multitud y hablar con tranquilidad sin que el miedo nos paralice, para acompañar y/o liderar equipos e incluso para confiar en nosotras mismas.

Ahora tenemos frente a nosotras el #8M, fecha que nos invita a seguir levantando la voz y luchando por mejores condiciones de vida, en la que las niñas, adolescentes y mujeres ejerzan su derecho a vivir libres de violencia, donde mujeres de todas las edades nos agruparemos para realizar actividades virtuales y presenciales para seguir exigiendo las condiciones para ejercer nuestros derechos, y aunque es un #8M un tanto distinto, la llama y la sed de justicia no se apagan en nuestros corazones y seguimos generando acciones para lograr nuestra libertad.

#SeráLey

#NiUnaMenos

#MeCuidanMisAmigas

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.