Opinión

De Nath y la normalización de las violencias en contra de las mujeres

No retomo este caso porque sea más importante que otros, sino porque contribuye a visibilizar lo que sucede diariamente en nuestro país | Diana Avilés

  • 04/02/2021
  • Escuchar

A nivel mundial, dos de cada tres niñas, adolescentes y mujeres han sido víctimas de violencia física o sexual; en nuestro país, al menos seis de cada 10 mujeres hemos enfrentado un incidente de violencia a lo largo de nuestra vida (Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, 2018); ante las cifras tan alarmantes es terrible que sigamos señalando a las víctimas, incluso tapando y siendo cómplices de los abusadores.

Hace algunos días, la youtuber Nath Campos hizo pública su historia acerca de una violación sexual que vivió por parte de Rix un ex “amigo” quien también se dedica a realizar videos en la plataforma de internet; lo anterior, después de un buen tiempo trabajando el tema en terapia y con sus personas más cercanas.

Debo aclarar que no retomo este caso porque sea más importante que otros, sino porque contribuye a visibilizar lo que sucede diariamente en nuestro país, sin embargo, es importante mencionar que no todas llegan a recibir muestras de apoyo, ni acompañamiento e incluso, en muchos de los casos, las mujeres son revictimizadas cuando intentan hacer una denuncia, mucho más, en este tiempo de pandemia.

Si tenemos en cuenta que la primera violencia sexual, usualmente es durante la infancia, lo que ya dejó en claro el #MiPrimerAcoso, podemos entender lo arraigada que tenemos la normalización de la violencia en contra de niñas, adolescentes y mujeres en México, entonces, con empatía, podemos quizás imaginarnos lo difícil que es revelarle a alguien, a nuestra familia o a la sociedad en general, los abusos de los que hemos sido objetos.

Ahora bien, es importante entender que como mujeres distintas que somos, son diferentes también nuestros procesos: algunas necesitamos consuelo, otras necesitamos apoyo psicológico, algunas no tenemos idea de qué necesitamos y otras tantas, una denuncia que nos permita sentir que hay, al menos, un poco de justicia.

Lo que sí necesitamos todas, es no sentirnos señaladas o juzgadas; lo que pasó con Nath y con otras youtubers que han ido contando sus historias poco a poco, es algo que pasa a nuestro alrededor, incluso dentro de nuestras familias o en nuestros círculos cercanos y debemos tener claro que nada justifica una agresión sexual, que no es culpa de las víctimas, que el responsable es el agresor y la sociedad que le cobija y le permite seguir realizando estos actos, sin ninguna consecuencia.

Este caso en particular está colocado en las redes sociales y los medios de comunicación; sin embargo, casos como este suceden diariamente y muchos de ellos, se viven en el silencio, y las acciones que visibilizan, como bien se menciona en el video, puede ser el apoyo necesario para decir ¡basta!

Actualmente podemos hacer uso de números de emergencia, instituciones gubernamentales y no gubernamentales dedicadas a brindar atención a las víctimas de violencia, muestra de ello es la campaña #DistanciaSeguraYSinViolencia del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio y la Red Nacional de Refugios, que está presente en 17 estados de la república, incluido Hidalgo.

Nota: Para el estado de Hidalgo puedes recibir atención telefónica en el 771 747 75 42.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.