Opinión

Billy Álvarez, ajusticiado

Desde hace tiempo, al interior de la Cooperativa Cruz Azul se desató una lucha por el control de la cementera más poderosa del Latinoamérica I Omar Pérez Díaz

  • 29/08/2020
  • Escuchar

Cuenta Hollywood que en la antigua Roma los duelos entre gladiadores tenían un desenlace ordenado por el emperador: vivían si el César desde su palco mostraba el puño con el pulgar en vertical, es decir, hacia arriba; en cambio, morían si el pulgar apuntaba hacia abajo.

El ejemplo quedó plasmado en Gladiador, cuando Cómodo, interpretado por Joaquin Phoenix, ordena a matar a un luchador caído. Pan y circo romano que perdura hasta nuestros días.

En México, por décadas, el poder se ejerce se forma similar. Nada se mueve en el sistema sin la indicación del presidente o su círculo cercano. Un pulgar abajo es el final para personajes encumbrados.

La administración de Carlos Salinas de Gortari desbancó en 1989 al líder de los petroleros, Joaquín Hernández Galicia La Quina; más recientemente, Enrique Peña Nieto hizo lo propio con Elba Esther Gordillo, quien encabezaba al sindicato de maestros.

Política, poder y dinero en un maquiavélico ciclo que se repite cada sexenio.

El gobierno de López Obrador no es la excepción; en apenas dos años ya le bajó el pulgar a varios políticos y empresarios inmiscuidos en presuntos actos de corrupción.

Entre ellos está Guillermo Álvarez Cuevas, Billy, quien dirigió la Cooperativa Cruz Azul por más de treinta años. Su cargo también como presidente del equipo de futbol lo hizo más famoso.

Durante los 18 años que duró su lucha por llegar a la presidencia, Andrés Manuel visitó los dos mil 458 municipios que hay en nuestro país. Es decir, conoce la realidad que viven millones de mexicanos y sus inconformidades hacia los cacicazgos que hay en cada región.

Desde hace tiempo, al interior de la Cooperativa Cruz Azul se desató una lucha por el control de la cementera más poderosa del Latinoamérica. Algunos socios acusaban a la familia Álvarez de malos manejos pero todo quedaba en rumores.

Billy siempre tuvo buena relación con los gobiernos en turno; incluso fue diputado federal como abanderado priísta. Nunca tuvo problema en juzgados ni averiguaciones... hasta ahora.

Hace unas semanas la justicia señaló al presidente de la Máquina Celeste por delitos de operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada; se giró orden de aprehensión en su contra. La acusación igual alcanzó a sus allegados, incluso a su hijo, Robin.

Hoy, Guillermo Álvarez es buscado por la Interpol en 195 países, al tiempo que se vive una encarnizada batalla por el control de la Cooperativa entre socios divididos en dos bandos: quienes buscan imponer un nuevo orden y quienes simpatizaban con su presidente caído en desgracia, que se resiste a dejar las riendas del emporio cementero.

El duelo está llegando a su fin. Con el circo romano a la expectativa falta el último golpe; sin embargo, ya sabemos hacia donde apunta el pulgar.

REMATE

No existe vestigio concreto sobre el gesto conocido como pollice verso, expresión latina de "pulgar al revés", que se atribuye a la cultura romana en sus batallas de gladiadores pero su significado se ha preservado hasta nuestros días gracias a la imaginación de los cineastas.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.