Opinión

¡Al paro nacional de mujeres!

Estamos cansadas, estamos enojadas, estamos hartas de la violencia que nos arrebata a nuestras compañeras todos los días; necesitamos y exigimos una estrategia integral para atender los feminicidios | Diana Avilés

  • 19/02/2020
  • Escuchar

Apenas hace una semana la noticia del terrible feminicidio de Ingrid nos sacudía como país. Días después conocimos el doloroso caso de Fátima, una niña de 7 años a la cual le arrebataron la vida en la Ciudad de México, a tal grado que fue encontrada dentro de un costal. Lamentablemente el asesinato de mujeres no paró, apenas el día domingo medios de comunicación locales informaron sobre el hallazgo de Sayuri, una niña de 4 años estrangulada, al parecer por su progenitor, en el municipio de Tepeji del Río, Hidalgo.

Pero no son los únicos casos, hay cientos de mujeres que fueron asesinadas entre la semana pasada y esta, mismas que de manera urgente necesitan acceder a la justicia. Muchas familias se han quedado mutiladas, y las niñas y mujeres estamos hartas de vivir con miedo e incertidumbre, no estamos seguras ni en las casas, ni en las escuelas, ni en las calles.

Estamos cansadas, estamos enojadas, estamos hartas de la violencia que nos arrebata a nuestras compañeras todos los días; necesitamos y exigimos una estrategia integral para atender los feminicidios en México, con acciones reales y contundentes, en la que se refleje que nuestras experiencias y necesidades son tomadas en cuenta.

No necesitamos un decálogo sacado de la manga, que definitivamente no atiende nuestras demandas, necesitamos discursos contundentes, acciones reflejadas en los códigos penales, en los protocolos, en los programas, en las sentencias, en la atención de los ministerios públicos, en las sanciones a operadores de justicia que obstaculicen la justicia real para las víctimas.

Me duele reconocerme en una sociedad tan indolente, me parece increíble saber que aún existen personas que aseguran que el tipo penal de feminicidio no es necesario y que las niñas, adolescentes y mujeres somos las culpables de que nos arrebaten la vida.

Definitivamente hay mucho por hacer, seguir tallereando, creando, escribiendo, marchando, gritando y pintando las paredes y monumentos que se necesiten, hasta que las autoridades respondan a la altura.

Por todo lo anterior, les propongo que no seamos ciegas y sordas a la violencia en contra de niñas y mujeres, hay que sumarse a las iniciativas que se han propuesto desde diferentes espacios de sociedad civil para exigir al gobierno federal, estatal y municipales acciones integrales, contundentes y reales para garantizar nuestra seguridad; y, además, paremos, el próximo 9 de marzo, vamos al paro nacional.

Para La Silla Rota es importante la participación de sus lectores a través de  comentarios sobre nuestros textos periodísticos, sean de opinión o informativos. Su participación, fundada, argumentada, con respeto y tolerancia hacia las ideas de otros, contribuye a enriquecer nuestros contenidos y a fortalecer el debate en torno a los asuntos de carácter público. Sin embargo, buscaremos bloquear los comentarios que contengan insultos y ataques personales, opiniones xenófobas, racistas, homófobas o discriminatorias. El objetivo es convivir en una discusión que puede ser fuerte, pero distanciarnos de la toxicidad.