ESTADOS

Marihuana medicinal: entre la clandestinidad se extiende en Hidalgo

La pequeña industria se abre paso entre prejuicios de los ciudadanos, riesgos para productores y con ayuda de amparos ante la SCJN

  • OLIVER GARCÍA
  • 01/12/2019
  • 20:32 hrs
  • Escuchar
Marihuana medicinal: entre la clandestinidad se extiende en Hidalgo
En México existen fundaciones y clínicas que ofertan a pacientes cannabis medicinal (Foto: Especial)

PACHUCA.- Aunque faltan al menos cuatro meses para que el Senado concluya la discusión para legalizar el consumo lúdico y terapéutico del cannabis, en Hidalgo enfermos de ansiedad, epilepsia o cáncer buscan tratamientos alternativos con la planta para calmar su malestar.

La pequeña industria se abre paso entre prejuicios de los ciudadanos, riesgos para productores y con ayuda de amparos ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

El responsable del proyecto Verde Ancestral –quien prefirió omitir su nombre– señala que además de cultivar, adquiere las flores de marihuana en una zona fuera del estado para realizar las extracciones y producir aceites o cremas.

Consideró urgente la regulación porque permitiría desmitificar el consumo y enfocar la investigación en las propiedades de la planta –pues parte de la ciudadanía aún cree que origina conductas violentas–, además de facilitar que los derivados sean “de buena calidad”.

A partir de una red del contacto directo con otros comercializadores y del reconocimiento de quienes se dedican a este sector, dijo, se garantiza que los sitios de producción no vendan las flores para consumo lúdico o fomenten el narcotráfico.

“Cuando se hacen eventos de cannabis, se hacen muchísimas relaciones, entonces, de manera directa que llegues y que no te conozcan, pues es difícil que te vendan, si no saben qué hay atrás de ti”, sostuvo.

USO TERAPÉUTICO

Aunque no está normado, la Secretaría de Salud federal reconoce dos activos en la planta que despiertan interés en el ámbito de la medicina: el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD). El primero es el primer ingrediente psicoactivo que altera la mente, pero también puede reducir el dolor, la inflamación y los problemas de control muscular.

El CBD es un cannabinoide que no altera la mente y puede resultar útil para reducir el dolor y la inflamación y controlar las convulsiones; incluso es posible que sirva para tratar enfermedades mentales y adicciones, señala la dependencia federal.

De las 150 personas que acuden por aceite o cremas al proyecto independiente, la mayoría sufre depresión, algún tipo de cáncer o diabetes. Otros buscan terapias alternativas por soriasis, dificultades con la tiroides e insomnio, señala el emprendedor.

Los usuarios tienen entre 30 y 65 años; para calcular su dosis se realiza se toman en cuenta peso y altura, ya que los activos de la flor son liposolubles. Existen 7 mil variedades de la planta, dijo, y el proyecto maneja alrededor de 50.

Hay algunos pacientes que la importan de otros lados como Estados Unidos, pero el tratamiento cuesta hasta 8 mil pesos, mientras en México se puede ofrecer en mil 500”

En México existen fundaciones y clínicas que ofertan a pacientes esta opción “de la forma correcta”, sin embargo, estos se topan con burocracia, pues pese a contar con un historial médico previo, se les solicitan nuevamente estudios sobre su padecimiento.

Hay una persona que tiene más de 30 años y padece epilepsia, acudió, pero le pusieron muchas trabas. Ha tenido muchos accidentes por su condición; un día iba en un puente, le dio un ataque y se cayó, tuvo una fractura en el cráneo y la gente no lo ayudó porque las personas pensaron que andaba drogado o tomado”

Explicó que los riesgos en el negocio se corren cuando se distribuyen productos en la república. Cuentan con filtros de seguridad sobre las personas que los contactan porque falta “cultura cannábica” en el estado. La forma más efectiva de promover la actividad terapéutica es con recomendaciones “de voz en voz”, añadió.

El productor recomendó a los usuarios de cannabis medicinal allegarse de la información correcta sobre el contenido de las sustancias que se comercializan, pues existen procesos con los que eliminan las impurezas –como la cromatografía de gases–, pero en otros se dejan sustancias que no siempre pueden ser toleradas por el usuario, como la clorofila.

El Estado permite cultivar seis plantas, por lo que se forman clubs para que cada persona interponga un amparo ante la corte y se conforme una red de producción más grande, explicó.

Un amparo es caro y lo vemos muy innecesario porque en Estados Unidos un médico te expide una certificación, una credencial, para que puedas acudir a una tienda y compres marihuana medicinal inmediatamente”

AVALA SCJN CONSUMO

El 31 de octubre de 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó los amparos en revisión 547/2018 y 548/2018, en los que se reiteró, por quinta ocasión, la inconstitucionalidad de la prohibición absoluta del consumo recreativo de marihuana.

De acuerdo con los ministros, el derecho al libre desarrollo de la personalidad permite que las personas mayores de edad decidan qué tipo de actividades lúdicas desean realizar. Esta garantía puede ser susceptible de regularse, pero las afectaciones de la planta no justifican una restricción total.

La corte ordenó a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) dar los permisos a los sujetos amparados, pero estos no pueden consumir frente a menores. El máximo tribunal no autorizó la comercialización o suministro de marihuana ni se pronunció sobre la despenalización. Tampoco autorizó el uso de otros estupefacientes o psicotrópicos.

LEGISLACIÓN ESTÁ EN PUERTA

La SCJN declaró inconstitucional cinco porciones normativas de la Ley de Salud que limitan el uso lúdico, por lo que dio al Congreso de la Unión hasta el 31 de octubre de este año para legislar su uso recreativo.

Sin embargo, el objetivo del Senado es regular el consumo y producción de la planta, por lo que el 4 de noviembre los ministros otorgaron una prórroga hasta el 30 de abril de 2020 para las adecuaciones legales.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Seguridad en la Cámara Alta, Julio Menchaca Salazar, informó que la ley busca atacar tres sectores: el industrial con el cáñamo, el médico con la investigación y atención de enfermedades, así como el lúdico.

Debe visualizarse la participación desde los productores porque algunos los campesinos han sido forzados a sembrarla y tiene consecuencias como violencia y cárcel. Debe pasar por un esquema de generación de impuestos”

Según el servidor, el ejercicio –para el que se realizarán foros y consultas con universidades y expertos–contempla que el control de la producción lo mantenga el Estado, pero pueda participar la iniciativa privada.

Por su parte, el responsable de Verde Ancestral consideró que el Poder Legislativo debe garantizar un equilibrio que garantice a los productores un beneficio y la posibilidad de ofrecer flores de calidad, ya que competirían con grandes empresas con la infraestructura necesaria para producir todo el año.

SANCIÓN A QUIEN CONDUZCA BAJO SUS EFECTOS

El predictamen realizado por el Senado con base en iniciativas de diferentes legisladores y foros realizados para la despenalización propone la utilización de distintos conceptos para la aplicación bajo vigilancia médica o para prevenir o aliviar los efectos de algunas enfermedades. Prohíbe los productos para menores de edad.

Asimismo, plantea sancionar con hasta cien veces el valor de la Unidad de Medica y Actualización (UMA) a quienes cualquier vehículo, equipo o maquina peligrosa bajo los efectos del THC, es decir ascendería a 8 mil 449 pesos este año.

La dosis permitida sería determinada por el Instituto Mexicano de Regulación y Control de Cannabis, como un organismo público desconcentrado de la Secretaría de Salud encargado de la regulación y registro de las plantas.

El predictamen contempla una producción de hasta 480 gramos por año de manera personal y la posibilidad de conformar cooperativas con hasta 150 socios. Establece la emisión de una licencia de autorización en los casos terapéuticos y comerciales.

Se prevé la venta de cannabis y sus derivados únicamente con receta médica, mientras que los cannabinoides sintéticos requerirán receta médica controlada.

La iniciativa permite a los usuarios fumar cannabis en espacios públicos, con excepción de los espacios cien por ciento libres de humo de tabaco, asimismo, establece que la venta de cannabis y productos derivados del mismo para uso adulto, se delimitará a establecimientos específicos.

sjl