ESTADOS

Infantes en casa por coronavirus, entre las tareas y el estrés

En Hidalgo, las clases de todos los niveles educativos fueron suspendidas del 20 de marzo y se reanudarán de manera tentativa el 20 de abril

  • LORENA ROSAS
  • 28/03/2020
  • 14:44 hrs
  • Escuchar
Infantes en casa por coronavirus, entre las tareas y el estrés
(Foto: web)

PACHUCA. – Edna es maestra de preescolar por lo que, derivado del acuerdo federal para suspensión de clases, inició junto con sus dos hijos menores de edad resguardo en casa como una medida de prevención ante la pandemia del covid-19; sin embargo, a dos semanas de evitar salir a calles o lugares conglomerados, reconoció ciertos niveles de estrés en su hijo más pequeño de seis años.

El pasado 16 de marzo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) publicó un acuerdo para suspender las clases en las escuelas de educación preescolar, primaria, secundaria, normal y demás para la formación de maestros de educación básica del Sistema Educativo Nacional, a fin de disminuir el impacto de propagación de la covid-19.

El documento publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) estableció que el cese temporal de actividades aplicaría del 23 de marzo al 17 de abril de 2020.

Sin embargo, se puntualizó que los madres y padres de familia o tutores debían evitar llevar a sus hijos a centros escolares en caso de que del 17 al 23 de marzo presentaran algún cuadro de gripa, fiebre, tos seca, dolor de cabeza y/o cuerpo cortado.

Justo en este segundo supuesto se encontró el menor de los dos hijos de Edna, quien al tener gripa dejó de asistir desde el martes 17 de este mes a la primaria –de la cual se reserva el nombre por seguridad del infante-.

Hasta el momento han pasado dos semanas desde que su menor está resguardado en casa y aún falta casi un mes para que se reanuden las clases.

Sin embargo, Edna narró que ya empezó a notar en su hijo de seis años “un ligero estrés” por permanecer resguardado, condición que se denota en un llanto continúo que antes de permanecer en casa por la pandemia, no era usual.

Para aprovechar el tiempo libre, tanto el más pequeño de sus hijos que cursa el primer grado de primaria, como su hijo mayor que va en cuarto grado, realizan en conjunto las actividades escolares que profesores programaron para este receso escolar.

En caso de dudas, los dos alumnos con ayuda de Edna, se ponen en contacto con sus profesores a través de medios digitales como correo electrónico, a fin de resolver dudas escolares y evitar un rezago educativo por la suspensión de actividades.

Al concluir las tareas diarias de la escuela, Edna contó que comparte actividades de limpieza con sus hijos que van desde lavar el patio, barrer, limpiar, escombrar o doblar ropa, todo de acuerdo a la edad de 6 y 10 años de los infantes.

Además de cuidar y alimentar a los perros que adoptaron. El tiempo es tal, que resta suficiente para ver películas, colorear, escuchar música y usar juegos de mesa como el memorama.

No obstante, Edna reconoció que su trabajo como docente le permitió resguardarse en casa con sus hijos, ya que, en materia de educación, fueron disposiciones federales que también adoptó el gobierno de Hidalgo, quien suspendió las clases de todos los niveles educativos desde el pasado 20 de marzo y que se reanudarán hasta el 20 de abril.  

Aunque consideró que por el covid-19 el estrés no sólo se percibe en los infantes, sino que se ha hecho extenso entre padres y madres de familia que aun laboran a pesar de la pandemia.

En el grupo de mi hijo de cuarto, muchos de los papás tienen que trabajar y no están como en esa cuarentena forzosa, entonces ellos comentaban que era demasiado estresante porque no podían estar sentados con sus hijos para realizar las actividades escolares (…) en general percibo un estrés generalizado por el asunto de salud pública”, concluyó.

LAS MEDIDAS DE LA OMS ANTE ESTRÉS POR COVID-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó en su página oficial una serie de recomendaciones para ayudar a los niños a gestionar el estrés durante el brote de covid-19, tras argumentar que los infantes “pueden responder al estrés de diversas formas, por ejemplo, mostrándose más dependientes, preocupados, enfadados o agitados, encerrándose en sí mismos o mojando la cama”.

Por tal motivo, exhortó a que los niños sean escuchados, tratados con amabilidad y gestos tranquilizantes, además de organizar momentos de juego y relajación.

En la medida de lo posible, la OMS recomendó que los niños estén cerca de sus padres o familia para evitar separarlos de personas que se encargan de su cuidado.

En caso de que adultos cercanos a un niño sean hospitalizados, la OMS encomendó que se mantenga un contacto frecuente, por ejemplo, a través del teléfono.

Asimismo, pidió que los niños reciban información sobre situaciones hipotéticas; es decir, un supuesto en donde un miembro de la familia se encuentre mal de salud y tengan que ir al hospital durante un tiempo.