ESTADOS

Gracias a marimba callejera Alex pone un plato de comida en su mesa

Tras la cancelación de eventos sociales, el conjunto conjunto Alma de Chiapas toca en las colonias de Pachuca para ganarse unas monedas

  • OLIVER GARCÍA
  • 29/04/2020
  • 16:24 hrs
  • Escuchar
Gracias a marimba callejera Alex pone un plato de comida en su mesa
El papá de un amigo le enseñó a tocar la marimba desde hace 20 años (Foto: Oliver García).

PACHUCA.- Del golpeteo de baquetas y teclas de madera emerge la Tortuga del Arenal, composición oaxaqueña con la que Alex Than Esquinca despierta la curiosidad de los ciudadanos. Con la contingencia, los eventos cayeron y salir a las calles con la marimba le permite poner un plato de comida en su mesa.

“Nos han cancelado algunos eventos, como cinco o seis, pero ahí vamos echándole ganas, repartiendo tarjetas y lo que la gente guste cooperar, ahí estamos, poco a poco. Sale nada más para los frijoles, para ir comiendo, nada más, esperando en Dios que nos salga algún evento por allí”, menciona el representante del conjunto Alma de Chiapas.

Lee más en LSR Hidalgo: La pandemia que empañó el futuro de creadores en Hidalgo

Hace 20 años, el hombre aprendió a tocar el instrumento gracias al padre de su compañero. Primero como acompañante, luego con la melodía. En Hidalgo conoció a su esposa y en esta entidad ha vivido las últimas dos décadas, con altas y bajas, como ahora, con la pandemia.

Salimos de colonia en colonia todos los días para repartir tarjetas y posteriormente salen los eventos, para cumpleaños, bodas, bautizos, eventos sociales. Por esta enfermedad que supuestamente hay, ha bajado, pero en fin, nosotros tenemos fe de en Dios de que tarde o temprano va a pasar y seguimos adelante”.

Al público le gustan los ritmos de Oaxaca y piden La Sandunga, Tehuantepec, Yo nunca Muero o danzones como Nereidas y la Cotorra Gorrona. Los menos solicitan El Hidalguense, relata Alex mientras el sol acentúa el tono moreno de su piel.

“Es lo que le da la alegría a la gente. Si se sienten un poco tristes, ya con la música como que agarran un poco de ambiente, como que se controlan. La música alegra el alma, si estoy triste y no escucho algo de ambiente, como que me agüito más”.

sjl