ESTADOS

Vivir con el riesgo de contraer covid-19 con un organismo débil

Tres habitantes de Hidalgo que padecen obesidad, hipertensión y diabetes modificaron su rutina diaria al saber que son más vulnerables al covid-19

  • GIOVANNY FLORES
  • 26/07/2020
  • 21:47 hrs
  • Escuchar
Vivir con el riesgo de contraer covid-19 con un organismo débil
70 por ciento de las personas que han fallecido en Hidalgo a causa del covid-19 presentaban al menos una comorbilidad. (Foto: LSR)

PACHUCA.- La hipertensión, diabetes y obesidad son las principales enfermedades que padecía el 70 por ciento de las personas que fallecieron por covid-19 en Hidalgo. Estas patologías favorecen a desencadenar la formación de coágulos en los vasos sanguíneos, los cuales, a su vez, pueden llegar a alojarse en los pulmones de los pacientes y causar la muerte. Algunas personas con estos padecimientos extreman las recomendaciones sanitarias mientras otras las siguen apenas al margen.

Lee también en LSR HidalgoInhalé hasta el fondo y cuando lo solté me desmayé

Una de las manifestaciones clínicas del virus SARS-CoV-2, agente causante del nuevo coronavirus, son los trastornos en la coagulación de la sangre, conocidos como coagulopatía asociada a covid-19. Este cuadro clínico genera un estado protrombótico (formación anormal y acelerada de coágulos en los vasos sanguíneos), que pueden ocasionar una embolia pulmonar o trombosis venosa, y al cual son más propensos los pacientes que padecen alguna de las tres enfermedades antes mencionadas, de acuerdo con estudios científicos y especialistas.

En la entidad se han registrado 959 defunciones a causa del covid-19, con corte al 25 de julio, y de ellas 69.70 por ciento padecían una o hasta las tres comorbilidades, con base en un análisis de los datos abiertos de la Dirección General de Epidemiología (DGE), realizado por LSR Hidalgo.

CAMBIOS DE HÁBITOS

Juan (nombre ficticio del entrevistado), un adulto temprano de 32 años de edad, padece obesidad. Él y su pareja no han visto a sus familiares desde el 16 de marzo, aunque viven en la misma ciudad. Esto es parte de las medidas de sanidad que decidieron tomar para no contagiarse de coronavirus, las cuales, en ocasiones, les han resultado agotadoras.

Rosa Ramírez, a sus 76 años tiene hipertensión y diabetes, además de insuficiencia hepática y renal, así como otras enfermedades. Desde que comenzó la contingencia en Hidalgo (23 de marzo) se fue a vivir con su hermana, otra adulta mayor, debido a que su casa la habitaba con otras 10 personas. Solo ha salido cuando tiene que realizar algún movimiento bancario o recoger algo en su hogar.

Jesús Muñoz, de 50 años, tiene hipertensión, diabetes y obesidad –la triada maligna, así nombrada por especialistas-. Dice que en su trabajo y hogar usan cubrebocas, gel antibacterial y constantemente se lavan las manos. Aunque indica no tener miedo a contagiarse de covid-19, pero sí de ir a parar a un hospital.

Los tres, a su manera, han cambiados sus hábitos para evitar contagiarse de coronavirus. Debido a sus enfermedades están en una situación que, en caso de contraer el virus, podrían desarrollar un cuadro clínico grave.

¿CÓMO ATACA E VIRUS?

La infección por SARS-CoV-2 conduce al desarrollo de estados protrombóticos por consecuencia de la desregulación de distintos factores y mecanismos biológicos que intervienen en la coagulación e inflamación, de acuerdo con un informe del grupo de análisis científico de coronavirus del Instituto de Salud Carlos III, denominado Problemas de coagulación y trombos en pacientes con covid-19.

El organismo autónomo público español señala que esto destaca la potencial aparición de una enfermedad tromboembólica venosa, principalmente una embolia pulmonar y, en menor grado, la trombosis venosa profunda. Los pacientes con mayor riesgo de padecer estas complicaciones son quienes tienen patologías como obesidad, hipertensión, diabetes o enfermedades cardiovasculares.

José Domingo Casillas Enrique, subsecretario de Servicios de Salud de la Secretaría de Salud de Hidalgo (SSH), indicó que de acuerdo con estudios científicos el virus tiene dos vías fisiopatológicas: pulmonar y de trombosis. Por lo que realizan a los pacientes el estudio dimero D, utilizado para buscar problemas de coagulación.

Un paciente obeso, diabético e hipertenso regularmente tienen una carga inflamatoria y un daño endotelial. Es decir que sus vasos sanguíneos tienen ya placas de colesterol y están dañados (...) Entonces el paciente ya está predispuesto por esas comorbilidades a un estado procoagulante o que lo puede predisponer a formar trombos. Incluso, si se infectan por covid tienen aún mucho mayor riesgo de formar trombos”, mencionó el neumólogo.


Adriana Juárez, líder del grupo covid-19 en el Hospital General de Zona de Medicina Familiar No 1 (HGZMF) del IMSS en Pachuca, subrayó que estas enfermedades crónicas tienen en común el desarrollo de inflamación en el cuerpo y los órganos, y en combinación con el coronavirus se agudiza.

El conjunto de las enfermedades, que pasa que a veces tienen las tres enfermedades juntas -los pacientes-, es que la inflamación se perpetúa, el daño renal crónico que tienen, el cambio en el sistema metabólico, el cambio en el sistema circulatorio, hacen que tengan una mala respuesta a este tipo de virus -SARS-CoV-2-”.


NO SALIR DE CASA PARA NO ENFERMAR

Juan asiste en promedio dos veces a la semana a la oficina donde trabaja, en esas ocasiones cuando llega a su casa se quita toda la ropa y zapatos para echarlos en cubetas con agua y jabón, y después se mete a bañar. Cuando sale usa cubrebocas, guantes y careta, también trae consigo toallas para desinfectar todo lo que usa, así como jabón y gel antibacterial.

Al principio de la contingencia su pareja realizaba las compras de la despensa, pero ahora pagan por que alguien más lo haga. Cuando les llevan el mandado lavan y desinfectan todo antes de meterlo a su casa. Antes sacaban a que su perro hiciera del baño en un árbol frente a su hogar y cuando terminaba le lavaban las patas y hocico, pero ya le compraron un tapete de pasto para que no salga.

La señora Rosa, su hermana, con la que se fue a vivir temporalmente, y su sobrino, mantienen la sana distancia hasta dentro del hogar. Cuando comen dejan una silla de distancia. También les llevan la despensa y la desinfectan antes de guardarla.

Cuando su sobrino, quien es odontólogo, llega de trabajar lava su ropa y uniforme y se baña. Compraron un tapete desinfectante para ponerlo en la entrada de la casa.

Tratamos de cuidarnos, tratamos de seguir las indicaciones de salud y yo creo que es hacer conciencia porque hay muchas a las que uno no estaba acostumbrada”.


“Llegó para quedarse (el virus), hay que aprender a vivir con el enemigo. No hay de otra”, considera.

Jesús trabaja con cinco de sus empleados en su taller mecánico. Dice que todos usan cubrebocas, lo cual también le piden portar a sus clientes, y en la entrada del establecimiento hay un gel antibacterial. En su casa llevan a cabo más o menos las mismas medidas de sanidad y solo reciben visitas de familiares.

Reconoce que no tiene miedo a contagiarse de covid-19 porque considera que desde su casa podría librar la enfermedad. Pero sí teme a ser internado y que lo entuben, pues dice que en redes sociales “hablan de que matan a la gente”.

LOS MEDICAMENTOS

El subsecretario de Servicios de Salud de Hidalgo explicó que uno de los protocolos que llevan a cabo en la entidad es anticoagular a los pacientes que tienen hipertensión, diabetes u obesidad, como una medida de intervención temprana para evitar la formación de coágulos en las vías sanguíneas.

Indicó que de acuerdo con un análisis que hicieron de pacientes que fallecieron por covid-19, el 75 por ciento padecía obesidad, 38 por ciento hipertensión y 35 diabetes. Dentro de estos porcentajes hay quienes tenían las tres enfermedades: “la triada maligna”, dijo.

La neumóloga del IMSS recordó que no existe un tratamiento específico para los pacientes con covid-19, por lo que se basan en los estudios de laboratorio y radiológicos que les realizan. En caso de que padezcan alguna de las enfermedades antes mencionadas los tratan con medicamentos que disminuyan la inflamación y el riesgo de trombosis.

Mientras que el Instituto de Salud Carlos III señaló que uno de los principales fármacos que se utilizan para el tratamiento preventivo de una enfermedad tromboembólica en pacientes con coronavirus es la heparina de bajo peso molecular. Pues, además de recudir el riesgo de tromboembolia venosa, “parece” tener propiedades antiinflamatorias.

 

sjl