ESTADOS

Un recorrido por el Dinoparque de Pachuca; ¿conoces al tiranosaurio rex?

El Dinoparque forma parte del Museo del Rehilete en Pachuca que se encuentra en servicio con aforo permitido del 30 por ciento y medidas sanitarias por covid

  • SONIA RUEDA
  • 14/08/2021
  • 16:18 hrs
  • Escuchar
Un recorrido por el Dinoparque de Pachuca; ¿conoces al tiranosaurio rex?
Descubre la vida de los dinosaurios a través de un recorrido por el Dinoparque en Pachuca (Foto: Sonia Rueda)

PACHUCA.- Hace miles de años existieron los dinosaurios, grandes animales que hasta la fecha causan curiosidad y asombro. En Hidalgo han localizado fósiles de mamuts y caballos que tienen una antigüedad de 7 millones de años. Este y otros datos sobre estas especies están disponibles en el recorrido al Dinoparque, del Museo el Rehilete.

Los pachuqueños que circulan por el sur de la ciudad, han visto los enormes cuellos largos de los dinosaurios que se asoman frente al Museo Interactivo El Rehilete. La entrada está ubicada casi de inmediato en la banqueta y a unos metros se encuentra la taquilla.

UN RECORRIDO CON TODAS LAS MEDIDAS PREVENTIVAS

Este lugar es uno de los que abrió sus puertas a la niñez hidalguense y uno que otro adulto, durante la pandemia de covid-19, mientras que otros lugares para menores de edad permanecen cerrados como escuelas, otros parques públicos, algunas plazas comerciales, entre otros.

El lugar hace énfasis en las medidas de mitigación al coronavirus, y han adaptado su servicio para que lo puedan disfrutar familias enteras que buscan un rato de distracción.

El lugar está al aire libre, dentro, los guías procuran la sana distancia, y el recorrido tiene un solo sentido de entrada y salida, por lo que los visitantes no cruzan con más personas.

Por el momento, ninguna de las figuras se puede tocar, y las fotografías deben tomarse a distancia, principalmente para que estos no se vuelvan focos de contaminación de alguna enfermedad.

A la entrada existe el protocolo básico, limpieza de calzado, toma de temperatura, y aplicación de gel antibacterial.

El aforo permitido es del 30 por ciento,  es indispensable el uso de cubrebocas y no se puede saludar de beso o de mano o dar abrazos dentro de las instalaciones. Por el momento los talleres que brinda este espacio están suspendidos.

¿LISTOS?  ¡QUÉ EMPIECE EL VIAJE!

El primero en dar la bienvenida es el plateosaurio, una especie que vivió hace 215 millones de años, y que llegó a medir hasta nueve metros y pesar cuatro mil kilogramos, lo bueno es que este animal, solo comía plantas.

Las áreas del parque están acomodadas en orden cronológico con las eras en las que existieron estas especies, la primera es El Mundo Perdido, es decir, el periodo triásico que ocurrió hace 37 millones de años.

En aquel entonces, sólo existía un continente llamado Pangea, y la vegetación era sin flores, sólo había helechos y coníferas. Aquí vivió el alosaurio, una especie que sí comía mucha carne y era un gran depredador.

También está el estegosaurio, que tenía púas en su cuello y el braquiosaurio que se calcula que comía 200 kilogramos de plantas al día. Medía 20 metros y pesaba hasta 50 mil kilos.

Lee también en LSR Hidalgo: En un mes, aumentaron 344 por ciento casos activos de covid-19 en Hidalgo

El parque además cuenta con información sobre las especies marinas, que eran de gran tamaño y la mayoría son predecesores de los cocodrilos, ballenas y tiburones que se conocen hoy en día.

Otros periodos son el Jurásico y Cretácico donde vivió uno de los dinosaurios más famosos, el  tiranosaurio rex,  además del velociraptor, y sauropoda.

DINOSAURIOS EN HIDALGO

En lo que respecta a Hidalgo hay rastros de fósiles de hasta 9 millones de años, los que se conservan en mejor estado son los localizados en Tepeapulco en la Cueva de Tecolote, donde se ubicó un cráneo humano masculino con una antigüedad de entre 7 mil y 5 mil años.

Además había flechas, y una osamenta múltiple, ahí descubrieron que había un hombre, de dimensiones robustas y desgaste en los dientes que indicaba que comía más carne que vegetales. 

Los restos de la Cueva del Tecolote corresponden a la prehistoria del estado de Hidalgo. Los restos óseos estaban muy deteriorados, por lo que solo fue posible reconstruir uno de los cráneos, el cual se exhibe en la sala Poblamiento de América del Museo Nacional de Antropología.

Otros hallazgos fueron a principios del siglo pasado entre 1902 y 1922, uno fue en la Hacienda de Vaquerías de San Agustín Metzquititlán  donde encontraron unos molares de mastodontes  y restos de caballos.

Uno más fue probablemente un mamut  en Atotonilco el Grande. En 1939, también encontraron restos de otro mamut en San Marcos y La Lagunilla en Actopan.

Una de las áreas que causan más asombro es la que muestra los fósiles en tamaño real, las mandíbulas, los cuerpos y las cabezas de estas especies que perecieron por el impacto de un meteorito cerca de Yucatán, hace unos 70 millones de años atrás.

VIAJES EN EL TIEMPO

Además del Dinoparque, está disponible el Paseo Arqueológico que hace referencia a esculturas y pirámides localizadas en todo el territorio mexicano. Desde las cabezas Olmecas y los atlantes de Tula, hasta la Coyolxauhqui, pieza escultórica emblemática de la cultura mexica.

En el mismo recorrido, también está el Jardín Botánico Maximino Martínez que muestra las principales cactáceas de México.

(Fotos: Sonia Rueda)

El costo de entrada es de 39 pesos para menores de 12 años y de 44 pesos para adultos, este lugar permite descuentos para adultos mayores.

Cabe mencionar que este es el único espacio abierto de todo el complejo, el Museo Rehilete y el Planetario permanecen cerrados.

 

jgp