ESTADOS

Tras explosión en planta de Atotonilco de Tula, piden atender secuelas

La legisladora Noemí Zitle solicitó a Conagua y Salud Hidalgo verificar la planta y atender posibles secuelas en salud de los pobladores

  • JOSÉ ANTONIO ALCARAZ
  • 06/04/2021
  • 17:58 hrs
  • Escuchar
Tras explosión en planta de Atotonilco de Tula, piden atender secuelas
Familias que habitan el poblado que colinda con la planta de tratamiento abandonó sus viviendas por temor a presentar secuelas en su salud. (Foto: Google Maps)

PACHUCA.- Luego que el mes pasado se registró una explosión tóxica en la Planta Tratadora de Aguas Residuales, que colinda con viviendas de localidad San José Acoculco, Atotonilco de Tula, integrantes del Congreso local solicitaron a Conagua verificar el funcionamiento del lugar y a la Secretaría de Salud de Hidalgo atender posibles secuelas en los pobladores.

De acuerdo con Noemí Zitle Rivas, diputada local de Tepeji del Río, el jueves 25 de marzo, alrededor de las 23:00 horas, una explosión adentro de la planta generó una nube blanca con olor a cloro y gas.

Lo anterior originó que diferentes familias se vieran obligadas a evacuar sus hogares por miedo a resultar afectados en su salud. Muchos solicitaron apoyo médico, comenzaron a sufrir dolores de cabeza, garganta y estómago, así como ardor en los ojos y en algunos casos, vómito”.


Ante tal escenario, el delegado de la comunidad, Justino García, solicitó la intervención de Protección Civil de Atotonilco de Tula para acceder a la Planta Tratadora con la finalidad de supervisar qué estaba ocurriendo.

Lee también en LSR Hidalgo: Más de 14 mil trabajadores de salud sin vacunar contra covid en Hidalgo

Sin embargo, le fue negado el paso al igual que cualquier persona de la comunidad, con el argumento que ya se había realizado un monitoreo y no se detectaron rastros que químicos nocivos en el ambiente.

Es indignante que a estas alturas pretendan engañar a las personas, intentando convencerlas de que el olor provenía del río y no de las plantas; es absurdo negar algo que la ciudadanía está viendo con sus propios ojos, especialmente cuando las decisiones erróneas de las autoridades están dañando la salud de la gente”.


Noemi Zitle agregó que los responsables del complejo debieron actuar con oportunidad, profesionalismo y precaución al momento de percatarse de que algo no estaba bien, alertando a la comunidad para evitar riesgos. Sin embargo, no lo hicieron y la postura fue negar el evento.

Como siempre prefirieron guardar silencio, no hacer nada para no lidiar con las consecuencias. Los vecinos de San José Acoculco y sus alrededores están cansados y enojados por las malas prácticas en materia medioambiental y por la pasividad de las autoridades para atender las negativas externalidades de la planta tratadora”.


 

sjl