Tienes que pelearte por un medicamento; Beatriz, víctima del desabasto

Tienes que pelearte por un medicamento; Beatriz, víctima del desabasto

La Secretaría de Salud de Hidalgo suspendió los servicios de atención psicológica y suministro de medicamentos a una menor que padece de epilepsia

ESTADOS
  • LORENA ROSAS
  • 11/04/2021
  • 09:00 p.m. hrs
  • Escuchar

PACHUCA.– A partir de que empezó la pandemia de covid-19 en Hidalgo, Kyky dejó de recibir atención psicológica y medicamentos gratuitos de parte de los servicios de salud de Hidalgo para atender su condición de epilepsia, hiperactividad y déficit de atención.

Por lo que, su madre, Claudia Beatriz Valladares Chávez, consideró que las personas con alguna discapacidad como su hija, también han sido víctimas de la pandemia.

No solo las personas enfermas de covid son víctimas, hay otras, que son los menores que por alguna discapacidad no pueden tener su vida lo más normal posible".

Antes de que la covid-19 llegará a Hidalgo Kyky recibía tratamiento psicológico en el campus Arista, del Hospital General de Pachuca, donde también le proporcionaban atomoxetina y topiramato, cuyo valor comercial es de 800 y mil 200 pesos.

Tras la declaratoria de la contingencia, Claudia Beatriz indicó que "todo se perdió", desde marzo de 2020 suspendieron las terapias de Kyky, nombre ficticio para proteger la identidad de la menor, quien tiene 12 años y cursa primer grado en una secundaria Técnica ubicada en Villas de Pachuca.

Hay una total regresión, el avance que tenía se perdió, no hay continuidad, ha sido una situación muy difícil porque por la pandemia todo lo que tenía construido ya no está. Le gustaba dibujar, escribir cuentos, historietas y ahora no quiere".

La situación empeoró, para enero y febrero de este año el sector salud dejó de proporcionarle los medicamentos que la menor debe tomar cada ocho horas.

Tienes que pelearte por una caja de medicamento (...) La simple respuesta es que no había fecha para resurtirlos".

En la última semana de enero, Beatriz acudió en a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) para quejase por la falta de insumos.

De acuerdo con la madre, la acción quedó asentada en un cuaderno de antecedentes, pues el organismo autónomo pidió al sector salud de Hidalgo que el medicamento de Kyky fuera resurtido.

Lee también  en LSR HidalgoPiden justicia por mujer agredida por titular de PC de Tepeji; es su esposo

Para el pasado 26 de febrero al fin recibió la dosis para Kyky, pero su estado mental ya presentaba un deterioro.

Si no es porque acudí directamente de la Comisión no me liberan la receta, sé que en parte es por la pandemia, pero también las personas con discapacidad están siendo víctimas de la pandemia porque no hay socialización ni nada, mi hija vive entre cuatro paredes y su único distractor son las clases en línea".

DETERIORO MENTAL

Kyky es autosuficiente en un 95 por ciento, su padecimiento es de carácter mental. Al cumplir un año, presentó su primera crisis de epilepsia, a partir de ese momento comenzó sus visitas al neurólogo.

A los 7 años fue diagnosticada con trastorno de déficit de atención además de hiperactividad, desde entonces fue medicada con atomoxetina de 40 miligramos y 100 miligramos de topiramato, cada 8 horas.

"El problema viene a nivel mental, ella no es una persona estable mentalmente, ella si no tiene el medicamento entra en brotes de ansiedad o psicóticos". 

Las crisis que padece la menor se presentan en conductas agresivas que empeoraron con el confinamiento.

Son actitudes de total agresión, se me va a los golpes, muerde, tiene una fuerza excesiva y a veces no la puedo controlar. Comienza mentar madres, hay rebeldía, no es cooperadora, no es la niña que siempre es. Cuando está estable le llamas la atención y dice: ´si ahorita lo hago´, pero cuando está en crisis no es ella, no reacciona de la misma manera".

La escuela en línea es su única distracción y forma mitigar los ataques de ira de Kyky, pero es otro reto para la madre de familia, quien modifica los contenidos educativos en material didáctico para que la adolescente los comprenda.

Ella no aprende como los demás niños, ella por tanta crisis convulsiva tiene daño neurológico que también afecta el área de lenguaje, si no se le pone atención no se le entiende lo que habla, porque lo hace muy rápido".

Aunque los maestros tienen empatía con la niña, dijo su Beatriz, no siempre ha sido así, pues debido a su déficit de atención en 2019 fue víctima de discriminación por una maestra que le impartía clases en la primaria Florinda Chapa Díaz.

PAGAR UN MÉDICO PRIVADO SIN DINERO

Beatriz se ha planteado la posibilidad de llevar a Kyky con especialistas particulares mientras continúa la contingencia, aunque carece de ingresos para cubrir ese gasto.

La madre de familia vende productos de cuidado personal y joyería elaborada artesanalmente. Es emprendedora porque los cuidados que requiere su hija demandan tiempo que no puede invertir en otro tipo de empleo. 

Sin embargo, reconoció que sus ventas disminuyeron en el último año ya que previo a la pandemia vendía en promedio 2 mil 500 pesos al mes en comparación a los 500 pesos que llega a comercializar en la actualidad. 


Este dinero, dijo, lo complementa con los 2 mil 700 pesos que recibe bimestralmente porque Kyky está inscrita al programa federal de personas con discapacidad.

La página donde Beatriz oferta sus productos se llama Un futuro fantástico 

Hasta el cierre de esta nota la Secretaría de Salud de Hidalgo no había informado sobre la cantidad de pacientes que dejaron de recibir atención psicológica y medicamentos, a partir de la declaratoria de emergencia sanitaria por covid-19, emitida en marzo del año pasado.


Fotografías de Ian Lima

sjl