ESTADOS

Solo mitad de feminicidios llegan a sentencia

De los feminicidios cometidos entre 2013 y 2018, solo el 52 por ciento llegó a una sentencia condenatoria

  • LORENA ROSAS
  • 28/11/2020
  • 14:39 hrs
  • Escuchar
Solo mitad de feminicidios llegan a sentencia
En seis años se han documentado 134 feminicidios en Hidalgo. (Foto: Ian Lima / LSR Hidalgo)

PACHUCA. – De 2013 a 2018, en Hidalgo se cometieron 134 feminicidios, aunque solo la mitad llegó a sentencia condenatoria, informó la activista Ana Lara Vargas, quien consideró que la impunidad es la razón por la que “apuestan” quienes cometen estos delitos.

A eso le apuestan los feminicidas, los feminicidas no se ponen a leer el código penal y dicen: ‘me van a tocar 60 años’, no. Los feminicidas le apuestan a que de los delitos que denuncian, pocos llegan a sentencia”.


Durante el foro, impunidad en los feminicidios organizado por la colectiva Mujeres de Viento en el marco de las actividades del 25N, Lara Vargas señaló que de acuerdo con datos obtenidos por la organización Mujeres contra la Violencia que opera en Hidalgo, en el periodo en mención solo 70 de los 134 feminicidios cometidos llegaron a sentencia.

Lo que significa que solo el 52.24 por ciento de los feminicidas recibieron un castigo. Mientras que en el 35.82 de los casos ocurridos de 2013 a 2018 no tenían una sentencia; es decir, había 48 feminicidios sin resolver.

En el 8.96 por ciento, que se traducen en 12 procesos por feminicidio, no llegaron a juicio porque murió el acusado, mientras que en el 2.98 por ciento de los casos restantes, es decir, en cuatro, los presuntos responsables fueron absueltos de los cargos.

Al respecto, Lara Vargas cuestionó el actual del Poder Judicial del Estado de Hidalgo, tras considerar que demoran en emitir sentencias en contra de quienes enfrentan un proceso por feminicidio.

De igual manera, recordó los datos más recientes publicados por la iniciativa Impunidad Cero, los cuales enuncian que, en el contexto nacional el 51.4 por ciento de los feminicidios son esclarecidos y el 49.6 por ciento restante, no.

Impunidad quiere decir que aquellas conductas que están tipificadas en el código penal como un delito y que son cometidas por algunas personas, no terminan en un juicio justo y una sentencia, y entonces quedan impunes”, puntualizó la activista.


¿FEMINICIDIOS U HOMICIDIOS DOLOSOS?

De enero a octubre de 2020, la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH) inició 16 carpetas de investigación por feminicidio, averiguaciones que reportó al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), cuyos datos fueron divulgados el pasado 20 de noviembre.

Al respecto, Ana Lara señaló que si bien, Hidalgo está por debajo de la media nacional de 1.19 feminicidios por cada 100 mil mujeres, también puntualizó que no todas las muertes violentas de mujeres se investigan como feminicidio, sino que se clasifican como homicidio doloso.

Tan solo en los primeros 10 meses del año, por homicidio doloso se iniciaron 456 carpetas de investigación en la Procuraduría de Hidalgo en donde hay 32 mujeres víctimas de este ilícito, y en 34 casos más no fue posible identificar si la víctima del homicidio fue mujer u hombre, según muestran las estadísticas del SESNSP.

Sin embargo, atribuyó a que una de las causas por las que las muertes de mujeres se investigan por homicidio doloso se debe a que no se acreditan las causales de feminicidio.

“Pudiera ser una de las cuestiones que a veces se encuentra el Ministerio Público ante una situación, es el problema para acreditar el feminicidio porque no es a veces tan fácil acreditar una de las siete causales y entonces lo procesan como homicidio doloso”.

Aunado a las investigaciones, señaló que los juzgadores no están capacitados en perspectiva de género, pues recordó el caso de German M. S., excandidato de Morena a síndico en Mineral de la Reforma, quien fue denunciado por su pareja Maritza R. M. por tentativa por feminicidio el pasado septiembre de 2020.

Sin embargo, en la audiencia inicial del caso, el juez de control en materia penal del Tercer Circuito Judicial de Mixquiahuala reclasificó delito y lo encuadró en violencia familiar.

Estamos en una situación en Hidalgo en la que ni los Ministerios Públicos, ni los jueces están capacitados para atender los casos de tentativa de feminicidio con perspectiva de género, cómo vamos a salvar vidas de mujeres si ellos (los jueces) no están capacitados para juzgarlos”.

 

mai