ESTADOS

"Si queremos salir de esta, todos nos debemos apoyar"; así sobrevive cafetería

"Hoy más que nunca tenemos que ayudarnos entre nosotros, es decir, consumir local", dice Memo Weber, propietario de la cafetería R11

  • JOSÉ ANTONIO ALCARAZ
  • 22/04/2021
  • 10:00 hrs
  • Escuchar
Si queremos salir de esta, todos nos debemos apoyar; así sobrevive cafetería
La Cafetería R11 sobrevive a la pandemia pero con menos trabajadores. (LSR)

PACHUCA.- Para mantener a flote la cafetería R11, negocio conocido en Pachuca por ser también una galería de arte, Guillermo Weber, propietario del lugar, empeñó y vendió objetos personales para no quebrar.

La pandemia le quitó a su papá y casi su negocio, que antes de que el covid-19 llegara a Hidalgo, empleaba a 17 personas, pero después del año pandémico, solo quedaron ocho.

VENTAS CALLERON AL 100 POR CIENTO

R11 opera desde 2014 en avenida Revolución 404-4, colonia Periodistas. El espacio combina el arte con objetos reciclados, la venta de alimentos y bebidas.

Desde que abrió, R11 no había pasado un periodo tan difícil como lo fue del 16 de marzo al 31 de julio del año pasado, periodo en el que la mayoría de los comercios cerraron y hubo un estricto llamado a la población a quedarse en casa.

Cuando cerramos la caída en las ventas fue prácticamente del 100 por ciento, pues a pesar de que se implementó el servicio a domicilio, los gastos incrementaron y no fue lo esperado. Nuestras ganancias son pocas, pues damos precios justos y queremos vender más, ahí está nuestro negocio".

Memo Weber recuerda que después de julio de 2020, que las autoridades sanitarias permitieron la apertura de negocios al público, su esposa Susana Hahn y él, vendieron un Beagle de 35 pesos.

Fue un amigo que pasó por el lugar y al ver abierto pasó a comprarnos... fue difícil ver vacíos y reducidos los espacios. Ya posteriormente nos fuimos recuperando y al día de hoy, en comparación con las ventas antes de la pandemia vamos a un 80 por ciento menos, es decir, se ha recuperado un 20 por ciento de las ventas".

ARRENDADORA SOLIDARIA

Memo comentó que gracias a la empatía de la propietaria del local R11 sobrevivió, ya que fue flexible con el pago de la renta. En algunos otros negocios no fue así, como en el Centro Histórico, por lo que locales tuvieron que cerrar.

La casera nos dijo que no nos preocupáramos, esa es la realidad. Creo que nos ayudó que hemos pagado puntual el alquiler los últimos seis años. Hoy podemos decir que gracias a ella estamos logrando sobrevivir a esta pandemia".

SERVICIO PARA LLEVAR

Así como otros negocios de comida, en R11 se implementó el servicio para llevar. Aunque, agrega Memo Weber, los pedidos no fueron los esperados, ya que debido al resguardo domiciliario no hubo mucha demanda.

La verdad es que no era mucho lo que salía (venta). Nosotros ofrecemos experiencias de vida que inician desde el trato, la honestidad con los precios, la buena calidad de los alimentos y el no engañar a los clientes para que ellos estén contentos, regresen y recomienden".

NUEVE TRABAJADORES SE FUERON

La falta de ventas hizo que poco a poco el equipo de trabajo buscara en otros giros el sustento que antes de la pandemia tenían en la cafetería. A nadie despidió; sin embargo, muchos se fueron.

Tengo amigos que también tienen cafeterías y restaurantes y nadie hubiera querido que su equipo de trabajo se desintegrara. Sin embargo, se fue acabando lo que ingresaba a R11, nosotros (dueños) para sostenerlo tuvimos que vender y empeñar algunas cosas personales para sobrevivir".

Lee también en LSR Hidalgo: Con impunidad, Pemex derrama combustible en ríos y presas de Tula y el Mezquital

Antes de la contingencia sanitaria, el equipo de trabajo llegó a ser de 17 personas; muchos de ellos estudiantes, quienes en días y horarios que tenían libres, trabajaban gracias a la flexibilidad de los propietarios.

Hoy solo son siete personas que continúan trabajando, luego que el pasado 18 de febrero las autoridades sanitarias permitieron la reapertura de restaurantes y cafeterías, las cuales solo pueden tener un 20 por ciento de mesas ocupadas en espacios cerrado y 30 por ciento en espacio abierto.

"ENTRE TODOS NOS TENEMOS QUE APOYAR"

El principal aprendizaje que le está dejando esta pandemia a Memo Weber es que "si queremos salir de esta, todos nos debemos de apoyar", pues de esta forma, señala, se puede trascender esta etapa.

Hoy más que nunca tenemos que ayudarnos entre nosotros, es decir, consumir local. Soy una persona que se va a la tiendita de la esquina o incluso a otra cafetería, pues no los veo como competencia".

El comerciante agregó que habrá mucha gente que piensa que no es bueno que estén abierto comercios como hoteles, bares o escuelas. Simplemente, "hay que ser empáticos" y hacer del conocimiento a la población que como restauranteros cuentan con todas las medidas necesarias para enfrentar esta pandemia.


Fotografías Ian Lima

sjl