ESTADOS

Personal médico, vulnerable a agresiones y violencia

Trabajadores de la salud viven agresiones, en ocasiones son acusados de no hacer bien su trabajo o incluso de provocar la muerte de los pacientes

  • SONIA RUEDA
  • 16/06/2021
  • 10:16 hrs
  • Escuchar
Personal médico, vulnerable a agresiones y violencia
Personal de salud señala que es un riesgo constante trabajar en áreas como urgencias. (Foto: Sonia Rueda)

PACHUCA. Por su trabajo, el personal de salud ha estado expuesto a insultos, violencia física, amenazas y diversas situaciones de riesgo. La Silla Rota Hidalgo recopiló las vivencias y preocupaciones que enfrenta contantemente este sector.

En los hospitales, el personal de medicina y enfermería ha vivido constantes agresiones, en ocasiones son acusados de no hacer bien su trabajo o incluso de provocar la muerte de los pacientes.

Maritza Jiménez ha laborado en áreas de urgencias de hospitales públicos y privados, consideró que por las características de estos espacios y el estrés de los pacientes y familiares que acuden, son los lugares con mayor incidencia de agresiones.

Narró que cuando hacía su estadía profesional en un hospital del Issste, presenció cómo un hombre entró hasta un área restringida a buscar ayuda para su madre, cuando le pidieron que regresara a la sala de espera, pateó el mobiliario y amenazó con ahorcar al personal si no atendían de inmediato a su familiar.

Fotografías de manifestaciones al inicio de la pandemia

Luego de unos minutos, el personal de seguridad logró calmarlo para que pudieran seguir la atención del turno. La entrevistada recordó que eran alrededor de las 6 de la tarde, aún había muchos enfermos en la sala que también solicitaban atención.

Agregó que ella ha recibido constantes amenazas, y gritos, de los familiares que están en un estado de tensión.

Sabemos que en nosotros tiene que quedar la prudencia porque somos los que están en el servicio, pero no puedo decir que no nos da miedo o coraje. A mí me han tocado amenazas, nunca golpes, pero sí gente que se altera mucho, de verdad siempre hacemos lo que está en nuestras manos".

Alfredo Medina de ha desempeñado en las áreas de urgencias de hospitales del sector público. Durante el inicio de la fase tres de la pandemia de covid-19, le tocó trabajar en la recepción de pacientes covid, en las áreas de triage. Detalló que la demanda de atención era alta, en uno de esos días, vivió una situación en la que familiares le acusaron de detener el ingreso.

Ellos dijeron que yo no quería que pasaran y no era eso, sólo teníamos que reorganizar la entrada y yo hacer el registro, eran tres pacientes, y querían entrar al mismo tiempo. Sólo les pedí que me dieran un momento para hacer lo que debía. Además, acudieron con muchos familiares. Comenzaron a grabar con sus celulares. Hasta me dijeron hasta asesino".

Los dos entrevistados han sido grabados en más de una ocasión, ellos explicaron que si bien ya están acostumbrados, no es lo mismo ejercer su profesión bajo esa presión de parte de la sociedad, que hacerlo de forma libre y más presiones a las que ya tienen.

Lee también en LSR Hidalgo:¬†Reacomodarán a 855 trabajadores de primera línea covid en hospitales locales

Durante el inicio de la transmisión comunitaria masiva del nuevo coronavirus, el personal de estas áreas sufrió agresiones de parte de la población. La bata blanca se volvió un sinónimo de estigma. En todo el país fueron registrados altercados que iban desde aventarles un café hirviendo, hasta atentar contra su patrimonio. En Hidalgo, agredieron a pedradas a dos enfermeras en Ixmiquilpan, y otras personas más fueron amenazadas en la calle.

La Secretaría de Salud federal reportó que entre marzo y abril de 2020, durante el inició de la contingencia sanitaria hubo al menos 47 casos de agresiones contra personal médico, en 22 estados del país, entre ellos, Hidalgo.

Para enero del 2021, la misma secretaría notificó que en Hidalgo ya no había más agresiones al personal de atención de primera línea contra covid; sin embargo, los entrevistados explicaron que los insultos y agresiones leves son constates y en la mayoría de ocasiones no son reportados, porque los consideran parte de la labor.

José Antonio Lemus, jefe de residentes del Hospital General de Pachuca, reconoció que, por la naturaleza de su trabajo, el personal de los nosocomios está expuesto constantemente a riesgos de agresión de parte de familiares o de los pacientes.

Nosotros como médicos estamos expuestos muchas veces a accidentes y agresiones, pero quienes hacemos esto lo hacemos porque estamos verdaderamente entregados a nuestro trabajo".

Luego de que las agresiones al personal de atención covid comenzarán, varias áreas se manifestaron contra el gobierno estatal y el federal, para pedir que reforzarán los operativos de seguridad y garantizaran que el personal de salud estaría a salvo durante la contingencia.

En Hidalgo, las manifestaciones ocurrieron en Tula, Ixmiquilpan, Tezontepec de Aldama y Pachuca, principalmente.

Las agresiones que sufre el personal médico son constantes, por lo que los entrevistados solicitaron que sea la misma sociedad la que los proteja y comprenda que su trabajo es preservar la vida de las personas, sin que eso signifique estar expuestos a la violencia.


sjl