ESTADOS

Muere hidalguense mientras ayudaba a afectados de Harvey

Un hidalguense que auxiliaba a damnificados por el huracán Harvey, en Texas, Estados Unidos, perdió la vida. Otro más está desaparecido

  • ÁXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL
  • 31/08/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Muere hidalguense mientras ayudaba a afectados de Harvey
La devastación de harvey (Foto. tomada de la web)

 Hidalgo (La Silla Rota).- Un hidalguense que auxiliaba a damnificados por el huracán Harvey, en Texas, Estados Unidos, perdió la vida en un accidente a consecuencia de este fenómeno meteorológico. Uno más, que era parte de la tripulación, permanece hospitalizado, y se encuentra delicado, mientras que otro de los tres hermanos está desaparecido. 

Benjamín, Jahir y José V.R., originarios de la comunidad rural de San Rafael, en el municipio de Chapulhuacán, se organizaron como voluntarios para auxiliar en labores de rescate. 

Durante las acciones para localizar desaparecidos y socorrer a lesionados por el huracán, apoyados con una lancha, choraron con un poste de luz por los fuertes vientos, lo que ocasionó el deceso de Jahir; José sigue hospitalizado y Benjamín no ha sido localizado, confirmaron a La Silla Rota pobladores de la comunidad de San Rafael, vecinos de los padres de las víctimas. 

Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Social de Hidalgo (Sedeso) informó que, a través de su Dirección General de Atención al Migrante, recibió la notificación de un fallecimiento, el de Jahir, mientras que, hasta el momento, tiene a Benjamín en calidad de desaparecido, debido a que no cuenta con informe de su muerte.

Asimismo, dijo que prevé entablar comunicación con los familiares de las víctimas para tramitar el traslado de los cuerpos del aeropuerto de la Ciudad de México a su lugar de origen.

Harvey, degradado a tormenta tropical, fue el huracán más potente en llegar a Estados Unidos desde 2005, cuando el Katrina asoló Nueva Orleans. 

La devastación de Harvey

Harvey ya es el peor desastre natural de la historia de Texas, tal y como relata el responsable de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por su sigla en inglés), Brock Long, al Washington Post. El pasado viernes, el huracán reconvertido ahora a tormenta tropical, tocó tierra en el estado de Texas, provocando catastróficas inundaciones en medio centenar de condados.

Horas antes de que el huracán tocara tierra con categoría 4, el Servicio Nacional de Meteorología (NWS) alertaba de un evento sin precedentes que provocaría "inundaciones con efectos catastróficos y amenaza para la vida". Hasta el momento se han registrado 30 muertos, aunque todo indica a que esta cifra aumentará durante las próximas horas.

La lluvia desborda los embalses de Houston

Ciudades como Houston, con más de cinco millones de habitantes, permanecen inundadas tras cuatro días de lluvia incesante, lo que ha provocado que más de 30.000 personas hayan tenido que ser evacuadas de la ciudad. Según las previsiones, estas lluvias pueden continuar durante, al menos, dos días más.

A lo largo de este martes, dos de los embalses de Houston y una presa fueron arrasados por las fuertes lluvias. Por esa misma razón, se espera que tanto en Houston como en las zonas aledañas, los vecinos reciban todavía más agua durante las próximas horas. De hecho, y con el objetivo de sacar presión de ambos embalses, el ejército planea liberar agua de manera controlada. Según explica el coronel Lars Zetterstrom, es fundamental comenzar a liberar agua: "Si no comenzamos a liberar agua ahora, el volumen y descontrol del agua cercana a las represas será mayor y tendrá un impacto más dañino en las comunidades".