ESTADOS

Los cocoles de Atotonilco el Grande son únicos

El gran tamaño de los panes que se elaboran en esta región de Hidalgo los hace diferentes a los del resto del país

  • EMILY MORALES
  • 01/09/2019
  • 16:46 hrs
  • Escuchar
Los cocoles de Atotonilco el Grande son únicos
Los panes están rellenos de cajeta o mermelada (Foto: Emily Morales)

Hoy se celebró el festival del cocol en Atotonilco el Grande, en el marco de la clausura de la Feria de San Agustín, que se realizó del 24 de agosto al 1 de septiembre.

La Cruz, Alma, Flor de Trigo, Eli León, Lupitas y Jiaen son las seis panificadoras que participaron en el festival del cocol.

El gran tamaño de los panes de piloncillo es una característica única "porque estamos en Atotonilco el Grande y el pan debe ser grande", comentó uno de los panaderos.

La familia Farfán es pionera en hacer panes de gran tamaño, y tienen cuatro generaciones en la producción de pan.

El panadero Miguel Ángel Farfán contó que su abuelo, Paulino, fue quien tuvo la idea de hacer el pan diferente, pero que en el momento era difícil que la gente consumiera, ya que al incrementar el tamaño también lo hacía el precio.

Tales anécdotas datan de 1947 a 1950, pero fue en los años 80 cuando la idea se consolidó, toda vez que empezaron a entrar en mercado estatal y nacional.

Los hay de varios tamaños, sabores y rellenos, cada uno de los productores toma la iniciativa creando nuevas combinaciones, hoy en día existen los cocoles, ya sean naturales o rellenos, mestizas, granillos, pechugas, y tortugas.

La panadería en esta región de Hidalgo no se ha limitado a la masa para pan, también se elabora fruta de horno y las migueladas, que son galletas, la primera de maíz cacahuanzintle y la segunda es de higo con coco.

LA FERIA

Carrera de atletismo, competencia de asnos y la charreada fueron otros eventos de este fin de semana.

Además del pan, la oferta gastronómica iba de barbacoa, taquitos, quesadillas, alitas, pizza, hot dog y algunas comidas caceras, como mole, caldo de pollo, entre otras.

Para el postre había helado con sabor a cocol relleno de queso o de cajeta, como degustación gratis en el puesto de la panificadora La Cruz, así como nieves de aguacate, calabaza, coco y mamey. Las crepas y panes también estaban presentes en el festejo a San Agustín.

En la vendimia destacan tazas vasos y bolsas con frases impresas, recuerdos del festival del cocol, una tradición en Atotonilco.

 

sjl