ESTADOS

La zapatería de los García tenía 20 años; no sobrevivió al covid-19

La historia de la familia García podría replicarse en la escuela de Sofía, quien por la pandemia pasó de tener 100 alumnos a 10

  • LORENA ROSAS
  • 02/08/2020
  • 21:14 hrs
  • Escuchar
La zapatería de los García tenía 20 años; no sobrevivió al covid-19
La familia García se quedó con cientos de zapatos sin vender. (Foto: LSR)

PACHUCA.- La contingencia por covid-19 fue el factor que terminó de quebrar la zapatería de la familia García Ramírez, lo que ocasionó el despido de seis empleados y pérdidas económicas que se cuantifican en 2 mil 400 pares de zapatos sin vender.

Lee también en LSR HidalgoVivir con el riesgo de contraer covid-19 con un organismo débil

Si en un mes las actividades económicas continúan suspendidas por la contingencia sanitaria, la historia de los García se podría replicar en la escuela de quiropráctica y cosmetología de Sofía Hernández Baños, quien prevé solventar los gastos de agosto con sus ahorros y quizás un crédito.

El impacto covid-19 en la actividad económica y el mercado laboral que publicó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) muestra que, durante la pandemia, 93 por ciento de las empresas reportó al menos un tipo de afectación.

Mientras que la numerarias de este mismo organismo, pero que corresponden a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), indican que durante el primer trimestre de 2020 se triplicó el cierre de comercios en Hidalgo, en comparación al mismo periodo de 2019.

UN NEGOCIO FAMILIAR QUE NO SOBREVIVIÓ

El negocio de calzado, que durante 20 años sostuvo a la familia García Ramírez, empezó a tener problemas el año pasado, reportaban un descenso en sus ventas que se agravó con el cierre de comercios por la pandemia covid-19.

Del establecimiento ubicado entre las calles 21 de marzo y Fernando Soto, en Tulancingo, quedaron 200 docenas de zapatos sin vender, que se traduce en una pérdida superior a medio millón de pesos.

"Después del cierre de un negocio hay tristeza, resignación, se perdieron seis empleos de la noche a la mañana", narró Daniela García Ramírez, quien con su sus tres hermanos y sus padres desalojaron el local que rentaban y sacaron la última caja de zapatos a finales de abril.

La zapatería había superado la esperanza de vida de los negocios en Hidalgo, que es de 7.8 años, según datos del Inegi; sin embargo, la contingencia sanitaria fue el detonante para cerrar el local, pues las ganancias pasaron de 3 mil 750 pesos diarios a 500 a la semana, contó García Ramírez.

Para la industria y venta de calzado, las temporadas de mayor venta son mayo, junio, julio, septiembre y diciembre, explicó Daniela, pues al día se vendían de 12 a 15 pares de zapatos que, en promedio, costaban 250 pesos cada uno.

Los peores meses eran enero y febrero, ya que la economía de las personas se veía afectada por los festejos decembrinos. Cada anualidad la familia de Daniela tenía en mente dicho panorama, pero no una pandemia, ya que no pensaron que las bajas ventas se extenderían hasta marzo y que empeorarían en abril, cuando la comercialización de calzado osciló entre 1 y 2 pares por semana.

De 2019 a 2020 las ventas ya no eran lo mismo, a pesar de que Tulancingo sabemos que se mueve por la economía de los comercios locales, comenzamos mal año, terminamos mal el 2019, comienza mal el 2020, para marzo, ya veíamos el negocio muy mal, para abril ya todo estaba cerrado, 500 pesos en una semana para pagar luz, renta, empleos, para pagar alimentos, realmente no sale, porque ya no estábamos ganado nada. Llegó la pandemia y lo acabó todo".

La familia García Ramírez ya no logró subsanar la renta mensual de 20 mil pesos, tampoco los 600 pesos de internet, los 400 pesos de agua y los mil 500 pesos del recibo de luz. También tuvo que devolver 30 mil pesos en zapatos que solicitó a su proveedor en febrero, antes de la contingencia. Así colapsó el negocio familiar.

Simplemente no se tenía el dinero, ¿qué le dices a tu arrendatario?: ´no tengo dinero con qué pagarle´; ¿qué le dices a tus empleadas? Sacamos el guardadito de emergencia para intentar mantener esto porque claro que duele, el ver que ya no está dejando el negocio que con tanto empeño trabajamos durante muchos años".

A inicios de abril empezó el remate de zapatos, pero aún quedan 200 docenas. Las cajas fueron guardadas con la esperanza de venderlas más adelante; aunque Daniela reconoce que solo la mitad permanecerá en buen estado, pues la humedad, el resguardo y la temperatura inadecuada maltratan el calzado.


RESISTIRÁ UN MES

Antes de la contingencia sanitaria, la escuela de capacitación en quiropráctica y cosmetología de Sofía Hernández Baños tenía 100 alumnos que al transcurrir los meses se redujo a 10.

Lamentablemente nos quedamos con 10 alumnos que todavía se mantuvieron porque ya iban a avanzados, les urgía seguir con su preparación porque también tenían sus planes. La decisión de los demás alumnos se debió a la falta económica que tenían desde su núcleo, como sabemos ahorita para todos ha habido una baja de empleo en diferentes sectores y nuestros alumnos lamentablemente también lo han resentido, ellos tampoco tenían cómo solventar sus gastos".

La escuela ubicada en Pachuca, donde Sofía es trabajadora y socia minoritaria, forma parte de las más de 180 mil empresas asentadas en Hidalgo que al corte de 2019 reportó el Inegi en sus censos económicos.

Sin embargo, calculó que la escuela de capacitación que fundó con dos socios hace tres años resistirá hasta agosto sino consiguen incrementar su matrícula o un crédito.

El predio donde nosotros estamos es rentado y entonces con esto hay gastos de renta, de luz, de mantenimiento. Ahorita solo estamos esperando comenzar los ciclos escolares para comunicarnos con los alumnos, algunos se dieron de baja temporal y algunos de forma indefinida".

Para subsanar los gastos de los meses pasados, Sofía señaló que, de manera conjunta, los socios usaron el fondo que la empresa guardó desde que empezó a operar, pero el recurso solo alcanzará para agosto.

Al iniciar una institución como esta se debe tener una reserva para poder garantizarle, ya sea mayores beneficios a los alumnos, oportunidades, el dinero se tenía contemplado para becas y nuevos proyectos y ese es el dinero que se está tomando para mantenerla".

Para el centro capacitador, que se enfoca en cursos y talleres que requieren de práctica, las clases en línea no son la mejor opción, pero es la única que resta ante la contingencia sanitaria, señala Sofía.

Los temas se pueden dar en línea, pero la mayoría son estrictamente presenciales, muchos que ya estaban en prácticas, ahorita está todo parado y no tenemos una certeza de cuándo vamos a comenzar".

NEGOCIOS DE HIDALGO, EN PICADA

Durante el primer trimestre de 2020 el cierre de comercios en Hidalgo se triplicó en comparación al mismo periodo de 2019, muestran estadísticas del Inegi.

La pérdida de 5 mil 704 negocios de enero a marzo de este año, es el descenso más profundo que se registró en Hidalgo en los últimos 10 años.

Como lo muestran los datos más recientes de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) respecto a los eventos de abandono o pérdida de negocios propios, 29 por ciento de los más de 5 mil locales que cerraron por situaciones adversas al desarrollo de la actividad económica.

Es decir, al menos mil 629 locales cerraron por problemas con las autoridades, por inseguridad pública, exceso de competencia o de deudas. También porque sus ventas bajaron y aumentaron los precios de los insumos y renta de local.

También fueron motivos para la pérdida de un negocio el incumplimiento de los proveedores, la falta del personal adecuado o créditos financiaros para continuar la operación.

El cierre de 2 mil dos locales más, fueron por razones personales de los dueños, mientras que en los 2 mil 76 casos restantes, el Inegi no estableció motivo.

De acuerdo con las estadísticas del Inegi, las cifras enunciadas incrementaron 198 por ciento entre el primer trimestre de 2019 y los primeros tres meses de este año, la pasar de mil 911 a los 5 mil 704 negocios cerrados.

La ENOE es la principal fuente de información sobre el mercado laboral mexicano al ofrecer datos mensuales y trimestrales de la fuerza de trabajo, la ocupación, la informalidad laboral, la subocupación y la desocupación.

MICROEMPRESARIOS, DEVASTADOS

Aunque en las numerarias antes enunciadas el Instituto Nacional de Estadística no precisa el cierre de negocios relacionados con la pandemia y la emergencia sanitaria, el 23 de julio, cuando presentó los resultados del impacto covid-19 en la actividad económica y el mercado laboral, mostró que 93 por ciento de las empresas registró al menos un tipo de afectación debido a la contingencia.

De una muestra de 4 mil 920 corporativos grandes, además de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes) que realizó el Inegi del 7 de mayo al 12 de junio, se encontró que la mayor afectación fue la disminución de los ingresos.

En el caso de Hidalgo, representantes del sector como Edgar Espínola Licona, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCEH) en el estado, calificó como "muy grave" la situación que enfrentan los negocios a causa de la pandemia.

Y, aunque argumentó que el organismo carece de un conteo respecto a las empresas hidalguenses en quiebra, refirió que las cámaras a nivel nacional detectaron el cese de 10 mil establecimientos entre abril y mayo, con base en datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Cifra que se elevó a la eliminación de 10 mil 351 registros patronales desde abril, mayo y junio.

El micro y pequeño empresario está afectado después de más de 90 días encerrados, no sabemos al día de hoy qué tantas empresas van a volver abrir cuando exista el semáforo verde (..) en Hidalgo se determinará una vez que concluya la contingencia para saber el número de cortinas que se lograron levantar, y cuantas ya no se levantaron".

Respecto a la inversión que necesitarán los empresarios, tanto para cumplir con las medidas de higiene como para reactivar su giro comercial, Ricardo Rivera Barquín, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Hidalgo, señaló que los montos económicos dependerán del tamaño de instalaciones de cada empresa.

La inversión es totalmente diferente. Los 10 mil pesos que se inviertan, por mencionar una cifra, valen lo mismo que los 100 mil que le tenga que invertir otro negocio más grande, todo va a proporción. Cualquier inversión que se haga de cualquier tamaño, hoy se convierte en algo muy importante para todo el sector comercial".

La mayoría de las empresas, como lo indica el Inegi en sus estimaciones relacionadas con el covid, considera que entre las políticas públicas que se deberían impulsar en la pandemia es el aplazamiento de pagos y el acceso a créditos.


sjl