La promesa de un deportivo que quedó en un basurero

La promesa de un deportivo que quedó en un basurero

Quma prometió a los compradores de Paseos de Chavarría un deportivo con una ciclopista, pero dejó un terreno baldío que se ha vuelto un basurero

ESTADOS
  • SONIA RUEDA
  • 05/09/2021
  • 10:36 p.m. hrs
  • Escuchar

MINERAL DE LA REFORMA.- La promesa de un deportivo con ciclopista se convirtió en lodo, basura y hierba en el fraccionamiento Paseos de Chavarría.

Vecinos del lugar denunciaron que la constructora Quma les prometió un área verde pero el proyecto no se concretó, luego, el fraccionamiento fue recepcionado por gobierno municipal y al pasar de los años se fue convirtiendo en un basurero.

UN TERRENO BALDÍO

Hace 10 años Óscar Juárez compró una casa en Paseos de Chavarría, en los planos que le mostraron había una ciclopista que abarcaba de toda la colonia, hasta los edificios, y serviría para correr o circular en bicicleta.

La vivienda de Óscar quedaba justo enfrente donde empezaba el proyecto deportivo. La agente de ventas que lo atendió le prometió que esta sería una colonia de primer nivel, con varios modelos habitacionales que se adaptarían a todas las necesidades. Así pasó el primer año, con apenas algunos negocios abiertos y unas cuantas casas habitadas.

A mi esposa le daba mucha risa que no había panaderías, de verdad no había una sola panadería y ella que comía pan en la mañana y en la noche, estaba que se volvía loca, apenas había una tortillería y una tienda. Así llegamos, entonces que esto (señala lo que sería la obra) estuviera baldío, pues se nos hizo normal”.

Dos, tres, cuatro años pasaron, la colonia creció, la constructora Casas Quma construyó más casas, y los edificios. Ahora ya hay panaderías, carnicerías, farmacias, tiendas de comida, de todo un poco, pero el área deportiva, que sería semejante a la del Río de las Avenidas quedó olvidada bajo un montón de tierra y plantas silvestres que crecieron en el sitio.

Yo fui a la constructora, le hablé a la señora que nos vendió la casa y me dijo que ya estaban en pláticas para construirla, porque pues era una obra de muchos millones de pesos, creo que me dijo como 50 o 60, y me dijo que ya casi la tendríamos”.

Su casa se ubica frente a lo que debió ser esta obra, su plan era salir a recorrer y hacer ejercicio, dado que es instructor de gimnasio en sus ratos libres.

Ahora no sólo no está nada de lo que prometió la constructora, sino que tiene que lidiar con un terreno que se convirtió en un basurero.

Pasaron cinco, seis, siete años, entonces tomó la determinación de consultar a la constructora, realizó una llamada y una visita a las oficinas de posventa, ubicadas dentro de la misma colonia.

Me dijeron que como la constructora ya había entregado la obra (el fraccionamiento) al municipio, pues que ya no les correspondía a ellos, que ahora le tocaba construirla al ayuntamiento (de Mineral de la Reforma), también fui a Obras Públicas y me dijeron que ellos no podían construirla porque le tocaba a la constructora”.

Los vecinos también fueron alertados sobre este asunto, son por lo menos ocho privadas afectadas directamente, con un aproximado de 60 familias, que ahora viven a la orilla del lugar en donde pululan insectos, agua sucia y basura.

Además de las privadas que están a la orilla del terreno, hay todo un camino que está sin atención, hay casas nuevas, pero no hay intención de hacer la obra emblema de la colonia.

RECORRIDO

Desde la entrada principal, el primer cuadro de la colonia tiene ciclovías, están rotuladas con impermeable verde, pero no recorre toda la colonia, de un cuadro a otro, se corta.

De acuerdo con la información obtenida, además sería una especie de parque y un complejo deportivo, en su lugar hay ropa vieja, restos de comida, plásticos y hasta sillones que simplemente han sido abandonados.

Las recientes lluvias también han hecho estragos: la tierra se ha vuelto lodo y se ha deslavado hacia las orillas, además durante los días de precipitaciones más intensas el agua inundó varias calles.

El camino está bien trazado, se percibe que así estaba trazado desde el inicio, al otro lado hay más casas, y las personas han adaptado un cruce para ir de un lado a otro, en medio además hay un árbol frondoso y una piedra, que sirve como banca para quienes caminan por ahí.

Los mismos vecinos narran que en lluvias es un lodazal, en primavera se hacen nubes de polvo y en invierno corre el viento más frío.

Ese camino confirme avanza hacia el norte de la colonia se hace un montón de arbustos, un inmenso terreno árido que pierde forma, y se mantiene rodeado de edificios.

EL PROBLEMA

Ocho, nueve, diez años, el terreno ya no en plan de obra deportiva, es un inmenso basurero. Si bien el servicio de recolección hace lo propio y se lleva algunas bolsas de la calle, para atender este espacio los vecinos han tenido que solicitar limpias especiales.

De las tres veces que se solicitó, se hizo una vez, las demás se quedaron olvidadas, así este lugar tiene bolsas de basura de todo tipo.

A simple vista son perceptibles muebles, platos de comida, hasta papeles de baño. Este no es un espacio destinado como tiradero de basura, así que no tiene ninguna de las condiciones de saneamiento más bien, poco a poco se convierte en un tiradero a cielo abierto.

Fotografías de Ian Lima

La misma comunidad ha hecho esfuerzos porque el resto de los vecinos no tiren sus residuos en este lugar, pero la mayoría han sido sin lograrlo; el lugar se llena bolsa a bolsa y la respuesta del ayuntamiento, y de la Constructora es silencio.

Los hemos citados, los hemos buscado tanto al ayuntamiento de la administración pasada y a Quma y nadie dice nada, luego es un problema porque hay animales, ratones, insectos, de todo y pus corre para las casas”

Explicó que en una ocasión hubo una plaga de garrapatas, de perros que paseaban en ese lugar, además se dispersaron a varias privadas.

Comités de vecinos, delegados y esfuerzos individuales han intentado sin resultado que respondan por la promesa que hizo la constructora cuando este fraccionamiento se abrió a la población, no obstante, nada ha logrado que sus voces sean escuchadas.


sjl