ESTADOS

La ley que surgió tras la tragedia de ABC

La ley 5 de junio que regula la prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil en el estado de Sonora

  • MÓNICA MIRANDA / CORRESPONSAL
  • 15/06/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La ley que surgió tras la tragedia de ABC
Altar en de la tragedia en la guardería ABC (foto. tomada de internet)

La ley 5 de junio que regula la prestación de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral infantil en el estado de Sonora, a continuación 10 puntos clave para entenderla:

1.- Los niños y niñas en un centro de educación preescolar o maternal deberán estar al cuidado y protección contra actos u omisiones que puedan afectar su integridad física o psicológica.

2.- Deberán contar con atención de salud garantizada en la instancia en caso de urgencia, la cual podrá brindarse en los mismos Centros de Desarrollo Integral Infantil o a través de instituciones de salud públicas o privadas.

3.- Recibir servicios de calidad y con calidez, por parte de personal apto y acreditado lo suficiente y que cuente con formación o capacidades desde un enfoque de los derechos de la niñez. A su vez debe tratarse de personas en perfecto estado de salud física y mental de acuerdo a un certificado médico.

4.- Cumplir adecuadamente con las medidas correctivas y de seguridad que al efecto establezca las Leyes y autoridades competentes, en materia de protección civil en el Estado.

5.- Capacitación a todo el personal de planta del Centro de Desarrollo Integral Infantil para prestar primeros auxilios en caso de emergencias dentro los mismos y, posteriormente, canalizar al niño o niña, a la institución de salud pública o privada correspondiente, en caso de requerirse.

6.- Alimentación adecuada y suficiente para su nutrición.

7.- Descanso, esparcimiento, juego y actividades recreativas propias de su edad.

8.- Apoyo al desarrollo biológico, cognoscitivo, psicomotriz y socio-afectivo.

9.- Enseñanza del lenguaje y comunicación.

10.- Brindará información y apoyo a los padres, tutores o quienes tengan la responsabilidad del cuidado o crianza, para fortalecer la comprensión de sus funciones en la educación de niñas y niños.