ESTADOS

Jonathan ofrece cortes de cabello a cambio de alimentos

El joven de 25 años abrió una barbería en Pachuca, pero ante la falta de clientes intercambia sus servicios por despensa para subsistir

  • LORENA ROSAS
  • 16/05/2021
  • 14:54 hrs
  • Escuchar
Jonathan ofrece cortes de cabello a cambio de alimentos
La barbería de Jonathan está ubicada en la calle Camerino Mendoza 302. (Foto: Ian Lima)

PACHUCA.– Jonathan perdió su empleo como barbero cuatro meses después de que inició la pandemia y aunque emprendió un negocio en Pachuca, la falta de clientes lo llevó a ofrecer cortes de cabello a cambio de alimentos o despensa.

Jonathan González Romero, de 25 años de edad, su esposa y su hijo llegaron un mes a Pachuca, después de que se le acabaron las oportunidades laborales en la costosa Ciudad de México.

En julio de 2020 quebró la barbería donde trabajaba, ubicada en un centro comercial de Santa Fe, después, empezó a trabajar a domicilio y funcionó, pero solo al principio, pues sus clientes encontraron lugares nuevos donde asistir a cortarse el cabello o la barba, por eso el joven vino a probar suerte en Pachuca, pero ninguna peluquería o salón de belleza lo contrató.

El primero de mayo cumplí un mes en Pachuca, estuve como dos semanas buscando trabajo, andaba de aquí para allá, visitaba barberías, iba a la prueba y me decían que les gustaban los cortes, pero no me quedaba”.

La liquidación que recibió en su antiguo empleo y los 10 años de experiencia que lo avalan como peluquero, impulsaron a Jonathan a iniciar su propia barbería en la calle Camerino Mendoza 302, colonia Abasolo, a unos metros de la gasolinera Dos Caminos. 

Pintó de negro el establecimiento, rotuló su negocio con el nombre de “Old’s Face Barber Shop”, también compró peines, rasuradoras, secadoras, una silla giratoria y los aditamentos necesarios para comenzar a trabajar.

Pero durante abril únicamente logró tres cortes de cabello y para completar la renta y alimentos del mes, vendió uno de los tres sillones que había adquirido, lo mismo hizo con un frigobar donde almacenaba bebidas para la clientela.

Me entró la desesperación, publicaba de los servicios en Facebook, Instagram, hice unos volantes y me iba a repartirlos, pero no había mucho interés de las personas (…) ya estaba desesperado, pensaba regresar (a Ciudad de México) y mandar dinero a mi familia”.

Aunque por un mes el problema de pagar el local fue solucionado, no ocurrió lo mismo con la despensa, por eso comenzó a ofrecer sus servicios a cambio de avena y leche de almendras para su hijo de un año.

Desde que implementó esa modalidad, el joven contó que en lo que va de mayo, la respuesta de los usuarios ha sido positiva, pues acuden a donar alimentos a cambio de los cortes de cabello o bien, pagan el servicio por 70 pesos. 

Jonathan dijo que espera que más personas conozcan su trabajo y a su vez, lo recomienden, pues aspira recuperar los bienes que vendió.

También pretende equipar su negocio con aparatos para hacer limpieza facial y agregó que, así como las personas lo han auxiliado, está dispuesto a enseñar el oficio que su abuelo le inculcó cuando tenía 15 años desde una peluquería de Cuajimalpa de Morelos, Ciudad de México.

Si hay personas que se interesen en aprender el oficio yo encantado por seguir trasmitiendo lo que mi abuelo me enseñó, yo con todo gusto les enseño (…) la gente aquí en Pachuca tiene mucho el corazón para ayudar”.


sjl