ESTADOS

Homicidios con arma de fuego siguen... pese a "grandes decomisos"

En Hidalgo, estuvo involucrada un arma de fuego en 6 de cada 10 asesinatos que se perpetraron en los últimos cuatro años

  • GIOVANNY FLORES
  • 10/02/2021
  • 21:40 hrs
  • Escuchar
Homicidios con arma de fuego siguen... pese a grandes decomisos
En 2020, Hidalgo registró una disminución del 50 por ciento en los homicidios dolosos con armas de fuego.

PACHUCA.- Un grupo de hombres a bordo de una camioneta interceptó a otro vehículo, bajaron a los dos tripulantes, a uno lo ejecutaron y al otro lo hirieron, el ataque lo realizaron con armas de alto calibre. Los hechos ocurrieron en el centro de Cuautepec de Hinojosa, pasando apenas el mediodía del 7 de diciembre de 2020.

Este es uno de los hecho violentos que fueron perpetrados con armas de fuego en la entidad, un fenómeno al alza desde 2016 y que continuó. aunque a menor escala, durante la pandemia de la covid-19.

A través de solicitudes de información, la Fiscalía General de la República (FGR) reportó que de 2016 a 2019, el decomiso de armas de fuego en la entidad se sextuplicó. Mientras que los asesinatos y lesiones con estos artefactos se triplicaron y duplicaron, respectivamente, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

En Hidalgo fueron aseguradas 36 armas de fuego de enero a diciembre de 2016 y 258 durante el mismo periodo de 2019. Lo cual significa que la incautación incrementó seis veces en solo tres años, de acuerdo con los registros de la FGR. Mientras que 2020, un año marcado por el nuevo coronavirus, hubo una disminución, pues fueron aseguradas 92 armas de fuego.

Aunque el año pasado descendió la incautación de armamento a civiles, no fue menor que en 2016. Las autoridades incautaron a personas 175 artefactos en 2017 y 129 en 2018. En total, de 2016 a 2020 fueron aseguradas 690 armas de fuego en la entidad, de las cuales 553 eran cortas y 137 largas.

La incidencia de homicidios dolosos con armas de fuego en Hidalgo ha tenido un comportamiento similar al de la incautación de armamento.

La Procuraduría General de Justicia estatal (PGJH) inició 67 carpetas de investigación en 2016, 99 en 2017, 122 en 2018, 287 en 2019 y 140 en 2020.

Entre los primeros tres años de este registro, el incremento fue de 328 por ciento. Mientras que en el año en que apareció el coronavirus hubo un decremento de los asesinatos a la mitad (51 por ciento), en comparación con 2019.

En cuanto a las lesiones con armas de fuego, estas han tenido un aumento constante en los últimos cinco años, pese a la emergencia sanitaria por el virus SARS-CoV-2.

Las autoridades iniciaron 64 carpetas por heridas perpetradas con armas en 2016, 139 en 2017, 153 en 2018, 172 en 2019 y 193 en 2020. Es decir que, del primero al último año de este periodo, el incremento en lesiones por balas fue de 201 por ciento.

En total, de 2016 a 2020 se registraron 715 casos de homicidios dolosos y 721 lesiones con armas de fuego. Lo cual significa que 6 de cada 10 asesinatos cometidos en Hidalgo durante este periodo fueron con estos artefactos y 3 de cada 10 agresiones, toda vez que se registraron mil 106 y 23 mil 532 casos a nivel estatal, respectivamente.

EN PANDEMIA CONFISCAN MENOS

Tras tres días de balaceras entre células criminales, en la región de Tierra Caliente en Michoacán, el 2 de diciembre de 2020, integrantes del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se enfrentaron con elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Guardia Nacional (GN) y Policía Estatal. El saldo fue de seis personas muertas y dos detenidos, también fueron aseguradas 19 armas de fuego y 30 vehículos (cuatro con blindaje artesanal), informaron las autoridades estatales.

A nivel nacional la situación es similar. Solo que en este caso la incautación de armas presentó una caída en 2020 y los asesinatos se mantuvieron.

Lee también en LSR HidalgoCon o sin pandemia, acosan a mujeres en el transporte público

La FGR reportó haber asegurado 2 mil 176 armas de fuego en 2016, 9 mil 233 en 2017, 9 mil 863 en 2018, 16 mil 712 en 2019 y 5 mil 722 en 2020.

Lo anterior refleja que hubo incremento del 668 por ciento el aseguramiento de estos artefactos del 2016 al 2019 y para 2020 una disminución del 65 por ciento.

Durante los últimos cinco años, la cifra más baja de asesinatos con armas de fuego se registró en 2016 con 12 mil 479 incidentes y la más alta en 2019 con 20 mil 521, mientras que en 220 se reportaron 20 mil 188 incidentes, únicamente dos menos que año anterior inmediato.

Mientras que el registro más bajo de lesiones dolosas con armas de fuego fue también en 2016 con 6 mil 373 carpetas de investigación y la más alta en 2019 con 10 mil 879, pero para 2020 la incidencia fue de 8 mil 910 casos.

MÁS ARMAS, MÁS ASESINATOS

En el informe Prisión Preventiva Oficiosa: Insuficiente para el Control de Armas de Fuego, la organización México Evalúa señala que la presencia de armas en el país tiene relación con el incremento de asesinatos.

La proliferación de armas conduce a un aumento en el número de homicidios, sobre todo si terminan en manos del crimen organizado”.

De acuerdo con el documento, en 1997 los homicidios dolosos con armas de fuego representaban tan solo el 15 por ciento de todos los asesinatos en el país y para 2019 ya eran el 70 por ciento.

Por otra parte, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) –encargada de otorgar licencias y permisos— reportó que en 2018 había 109 mil 698 armas debidamente registradas en todo la República Mexicana y 3 mil 156 licencias para su uso.

No obstante, dichas cifras contrastan con las de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) del Inegi, pues, en ese mismo año, en 220 mil 178 hogares dijeron haber adquirido un arma de fuego para protegerse de la delincuencia.

Además, las instituciones de seguridad mexicanas reportaron haber perdido 20 mil 66 armas de fuego entre 2006 y 2017.

Es obvio que el número de armas en circulación supera por mucho a las legalmente registradas por la autoridad. Esto preocupa y mucho, pues evidencia que el país tiene un grave problema de circulación de armas a través del mercado negro. Lo más alarmante es que el Estado no cuenta con las herramientas necesarias para combatir este problema”, señaló la organización.


sjl