ESTADOS

¿Feminicidio o suicidio? seis días sin saber qué le pasó a Beatriz

El IPN, médicos y más de 40 asociaciones civiles solicitaron a las autoridades de Hidalgo esclarecer el fallecimiento de la joven en la barandilla de Progreso

  • SUSANA JIMÉNEZ
  • 14/06/2021
  • 14:31 hrs
  • Escuchar
¿Feminicidio o suicidio? seis días sin saber qué le pasó a Beatriz
Caso de Beatriz continúa en investigación (Foto: Ian Lima)

PACHUCA.- La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) reservó la causa de muerte de Beatriz Hernández Ruiz, quien falleció en el área de retención primaria de Progreso de Obregón, Hidalgo, el pasado 9 de junio, después de ser detenida por un accidente de tránsito.

El órgano procurador de justicia detalló que la causa del deceso forma parte de la carpeta de investigación contra siete servidores públicos adscritos a la Secretaría de Seguridad del municipio, aprehendidos el pasado 11 de junio por el delito de feminicidio.

Los policías fueron ingresados al Centro de Reinserción Social de Mixquiahuala y después presentados ante el juzgado correspondiente, donde se acogieron a la duplicidad del término constitucional de 144 horas; hasta el momento no han sido vinculados a proceso por el ilícito que se les imputa y se espera que la continuación de la audiencia inicial se realice el miércoles.

Además, el 10 de junio, la alcaldía de Progreso emitió dos comunicados en los que sugiere que la médico, de 29 años de edad, se suicidó con un objeto en la celda donde estaba recluida, la cual cuenta con circuito cerrado.

Por su parte, el padre de Beatriz, Cirilo Hernández, quien la vio 10 minutos antes de que falleciera, narró que abandonó la celda para hacer unos trámites y revisar los vehículos involucrados en el choque, pero al regresar a la barandilla observó que el cuerpo de su hija estaba en el piso, mientras personal de Protección Civil le deba respiración de boca a boca.

Los restos de Beatriz permanecieron tres días en los servicios periciales de la PGJH, donde se le practicaron dos necropsias, el sábado fueron velados y el domingo se llevó a cabo su sepultura.

EL ACCIDENTE

Beatriz era originaria de Tezontepec de Aldama, Hidalgo, tenía 29 años de edad, y realizaba su residencia en el área de Cirugía General del Hospital General de Pachuca

El miércoles 9 de junio impactó su vehículo Seat, con placas de circulación HHM-440B, contra la parte trasera de otro auto, lo que derivó en una carambola.

 

Lee también en LSR Hidalgo: Muere joven mujer en barandilla de Progreso tras ser detenida por incidente vial

Por el hecho, la joven fue aprehendida y remitida al área de retención primaria de Progreso de Obregón. Testigos de la aprehensión difundieron un video en redes sociales en el que se observa a una agente meter a la patrulla a Beatriz, quien lleva el cabello recogido, una playera blanca, pantalón de mezclilla y luce desorientada.

LA VERSIÓN DE CIRILO HERNÁNDEZ 

El padre de Beatriz, Cirilo Hernández, dejó abierta la posibilidad de que su hija pudo sufrir un altercado con una o más personas dentro de la celda en la que estaba detenida.

El hombre, quien platicó con ella 10 minutos antes del deceso, presume que su hija forcejeó con alguien, por la forma en la que se encontraba su calzado.

(Foto: Ian Lima)

“Lo que le sucedió es que yo la vi 10 o 15 minutos antes de que me la presentaran prácticamente muerta. Yo pasé a los separos y allí me percaté de que estaba bien, entonces, el policía me dijo que me apurara porque ya iban a turnarla al Ministerio Público, y no había robado, violado o matado para llegar a ese extremo. –Al regresar– yo la vi tirada, al parecer, por la forma en la que estaban tirados los tenis, forcejeó con alguien, eso es lo que yo alcanzo a ver", dijo.

(Foto: Ian Lima)

Hernández narró que salió la celda para hacer unos trámites y revisar los vehículos involucrados en el choque, pero al regresar a la barandilla observó que el cuerpo de su hija estaba en el piso, mientras personal de Protección Civil le deba respiración de boca a boca.

El auto estaba asegurado, pero yo desconozco por qué motivo se la llevaron a los separos y también hubo evidencias de que la maltrataron. Hay video de los mismos vecinos de acá, en que se comprueba el abuso de autoridad que hicieron esos agentes", mencionó Cirilo.

“Yo veo muchos abusos de autoridad y de que se escudan detrás de un uniforme, entonces ¿cuándo va a parar el abuso de los policías?, porque nunca debieron haberla sometido, dicen ellos que la sometieron porque estaba agresiva. Los videos dicen claramente que la estaban maltratando, ahora son tan hábiles que te golpean, te dan golpes que te dañan por dentro, y mi hija era doctora sí, y que estos sujetos indeseables le quiten la vida a un médico y se queden impunes, no es justo".

SIN TACTO, DICE QUE SE SUICIDÓ

El ayuntamiento de Progreso de Obregón emitió un primer comunicado en el que describió un posible suicidio y señaló que estaba dispuesto a cooperar para aclarar el caso.

La administración del petista Armando Mera Olguín detalló que Beatriz ingresó al área de retención primaria después de una certificación médica, en la cual se asentó que presentaba características físicas atribuibles al uso de sustancias.

Y que después de recibir la visita de su padre, Cirilo Hernández, fue encontrada suspendida con un objeto en el cuello, después la trasladaron a una clínica donde certificaron que no tenía signos vitales.

También menciona que cuando arribó a la clínica ya no tenía signos vitales.

Después de que el caso se viralizó, el ayuntamiento emitió un segundo desplegado, en el que señaló que las mujeres policías que detuvieron a Beatriz Hernández Ruiz era objeto de acoso. Refirió que el caso de la médico era usado para golpear políticamente a la administración de Armando Mera Olguín

Además, describió que con detalles el posible suicidio de Beatriz al interior del área de retención primaria del ayuntamiento. 

LA QUEMA DE LA ALCALDÍA 

El viernes 11 de junio, habitantes de Progreso de Obregón realizaron una protesta para exigir el esclarecimiento de los hechos ocurridos el pasado 9 de junio, en los que Beatriz falleció cuando estaba en custodia de elementos de seguridad pública municipal.

(Foto: Ian Lima)

Después de realizar pintas, un colectivo de feministas ingresó a la sede del Palacio Municipal. El grupo arrojó a la vía pública mobiliario y papeles, después prendieron fuego a los objetos como forma de protesta.

"La policía no nos cuida, nos mata"; "ni perdón mi olvidó, castigo al asesino", "no fue suicidio", fueron las principales consignas que gritaron durante la caminata y antes de llegar a la alcaldía de Progreso de Obregón, donde exigieron la renuncia del presidente Armando Mera Olguín.

Manifestantes sacaron gavetas de la comisaria, les prendieron fuego y provocaron que detonaran municiones, lo que a su vez ocasionó un corto circuito en la electricidad. Los hechos ocurrieron poco antes de las 21:00 horas.

(Foto: Ian Lima)

Las instalaciones de la alcaldía ardieron, al lugar llegaron dos camiones de bomberos y una pipa de agua y la zona fue acordonada por elementos de la Guardia Nacional

Tras la quema del palacio de gobierno, la administración de Mera Olguín acusó que los hechos fueron coordinados por el secretario de Gobierno estatal, Simón Vargas Aguilar, así como por grupos organizados por la regidora de oposición: Raquel Cerón; el delegado de Gobernación, Narciso Gutiérrez; el grupo del excandidato Daniel Barrera.

(Foto: Ian Lima)

Un día después, Resistencia Feminista y Colectivo Meztli, que participaron en la marcha, emitieron un comunicado para deslindarse de la quema de la alcaldía. El documento detalla que las feministas concluyeron la movilización a las 18:00 horas.

LA MARCHA DEL SILENCIO

El domingo 13 de junio, personal de salud efectuó la marcha del silencio para exigir a las autoridades realizar una investigación que aclare todas las dudas que surgieron en torno a lo ocurrido con Beatriz Hernández Ruiz.

El contingente de aproximadamente 200 médicos salió del Hospital General hacia la Plaza Juárez para mostrar la solidaridad con la familia.

Frente a la Escuela de Medicina de la UAEH, el vehículo accionó su torreta. El contingente aplaudió por un minuto, por la vida de Beatriz y su profesión, después realizó un minuto de silencio.

Unos metros más adelante los médicos repitieron la acción frente a la Rotonda de los Hidalguenses Ilustres. En silencio, con las batas blancas y cubrebocas negros, llegaron a la plaza Juárez.

En el lugar se guardó un minuto de silencio y uno más de aplausos, luego, el contingente de nuevo tomó camino de regreso al hospital para concluir esta manifestación.

SOCIEDAD CIVIL EXIGE JUSTICIA

Son 40 organizaciones de la sociedad civil que exigen a las autoridades procuradoras de justicia y al poder judicial del estado la aplicación del protocolo para juzgar con perspectiva de género y resoluciones apegadas a derecho en el caso de Beatriz Hernández Ruiz, localizada sin vida el pasado 9 de junio al interior de la barandilla municipal de Progreso de Obregón.

A la Comisión de Derechos Humanos estatal, le solicitaron iniciar una queja y con posterioridad, emitir una recomendación; al respecto, el organismo autónomo indicó que el hecho se investiga a través del expediente CDHEH-VPO-0016-21 por los hechos violatorios al derecho a preservar la vida; legalidad y seguridad jurídica, así como la garantía a valoración y certificaciones médicas.

A las autoridades municipales de Progreso de Obregón, las organizaciones les exigieron una disculpa pública para Beatriz y sus familiares, pues consideraron que los comunicados que ha emitido el ayuntamiento y que sugieren la posibilidad de un suicidio, vulneran los derechos de la víctima directa y de también de las indirectas.

La asociación civil Servicios de Inclusión Integral y Derechos Humanos A.C. (SEIINAC) hizo un llamado a las autoridades municipales y estatales a no usar el caso de la muerte de Beatriz para golpeteo político.

Instaron a las autoridades de Progreso a mantener una postura de estado, respetando los derechos de la población y de las víctimas; así como cambiar sus líneas discursivas desde un enfoque de derechos humanos. Lo anterior para evitar la criminalización de activistas, familiares y colectivas que se han manifestado por la exigencia de justicia.

La organización civil también instó a la creación protocolos de detención y uso de la fuerza pública. Además de un mecanismo ciudadano de vigilancia de las investigaciones donde elementos policiacos se vean involucrados.

La Escuela Superior de Medicina (ESM) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) se sumó al llamado para esclarecer la muerte de Beatriz Hernández Ruíz egresada de esta institución y de quien piden se investiguen los hechos y haga justicia.

SIETE DETENIDOS EN EL CASO

El 11 de junio se informó la detención de siete servidores públicos del ayuntamiento de Progreso de Obregón por el delito de feminicidio. En respuesta, la presidencia municipal expresó que tres mujeres y cuatro hombres, entre policías y auxiliares administrativos, fueron "ilegalmente privados de su libertad" por personal de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH).

LA DESDPEDIDA

El domingo 13 de junio se realizó el sepelio de Beatriz Hernández Ruiz, en el municipio Tezontepec de Aldama, de donde era originaria la joven de 29 años.

La carroza partió de la comunidad Presas, luego de ser velada en su domicilio el sábado 12 de junio.

(Foto: Imagen de Hidalgo en Línea)

Al inicio del cortejo fúnebre familiares portaron una cruz con flores blancas, mientras mariachis y pobladores caminaron detrás del vehículo que trasladaba el cuerpo. 

Previo a la sepultura, se realizó una misa en la iglesia Santo Niño de Praga, donde los asistentes permanecieron afuera de la parroquia y después se dirigieron al panteón de la localidad.

UNA CANCIÓN

"Por Beatriz yo me quiero levantar, el que hizo esto lo debe de pagar, no importa si son autoridad", canta el rapero Kevin Nasevilla inspirado en el caso de la joven doctora que falleció el 9 de junio dentro del área de retención en el municipio Progreso de Obregón, Hidalgo.

"Se accidentó, pero nada le sucedió; sin embargo, vino la policía y a Beatriz se la forcejeó", continúa la canción, donde también relata la vida de la doctora a quien califica de "mujer muy guapa, inteligente, estudiada y luchadora".

"Rumbo a la cárcel ella entraba, sin saber que junto a la policía ella se encontraba y muchas cosas feas le decían", la canción habla de humillación, insultos y un abuso de autoridad.

Nadie sabe lo que pasó ahí adentro, lo que sí sabemos es que Beatriz no acabó con su vida", dijo.

jgp