ESTADOS

"Extraño la lucha, pero extrañaría más que alguien faltara en mi casa"

La pandemia destapó la fragilidad económica de un deporte que tiene alto arraigo en Pachuca

  • SONIA RUEDA
  • 10/08/2021
  • 18:06 hrs
  • Escuchar
Extraño la lucha, pero extrañaría más que alguien faltara en mi casa
El luchador dijo que en el deporte como en el amor "nunca está todo perdido". (Foto: Ian Lima)

PACHUCA.- ¡Lucharán de dos a tres caídas sin límite de tiempo, en esta esquina el Kulikitaka y en esta otra la pandemia de covid-19!

Luchador, incansable y de los rudos bien rudos hace frente a una situación que lo tiene fuera del ring. Las medidas de mitigación al virus SARS-CoV-2 y sus variantes no han permitido las funciones de lucha libre. Sin ingresos, ni apoyos del gobierno, el gremio le hace frente al virus con lo mínimo.

Tiene 24 años, es pachuqueño, con 11 años dentro de la lucha profesional. Desde niño le llamó la atención porque su padre le compraba los muñecos, que aún conserva para recordar le dijo: Serás luchador.

En su adolescencia empezó con entrenamientos de alto rendimiento y una ilusión comenzó a forjar su carrera a la par que continuó sus estudios profesionales.

"Después de un tiempo ya debuto y mi mamá pensó que ya hasta ahí, que se me iba a quitar las ganas y pues este 4 de septiembre del 2021, cumplo 11 años".

Narró que la pandemia fue una cubeta de agua fría para todo el gremio, él aún recuerda su última función antes de que cerraran totalmente las arenas. Estuvo a salvo ya que a la par de su carrera como luchador tiene otro trabajo.

No es un secreto que el gremio es de los menos preparados en cuestión académica, yo tengo estudios profesionales, tomé la decisión de alejarme y hasta el momento lo he hecho así. Hasta que no existan condiciones para regresar”.

Detalló que para muchos, la situación fue completamente diferente ya que algunos de ellos se dedicaban a esto como única fuente de ingresos.  Además, las empresas resintieron que ya no hay organización de eventos y la presentación de figuras.

Una de las adaptaciones fue hacer eventos a puerta cerrada que fueron transmitidos vía streaming, para que la población pudiera disfrutarlos, pero no fue lo mismo.

La lucha libre se vive en los gritos, en los ánimos del público y hasta en las mentadas de madre que reciben rudos y técnicos.

El regreso es más complejo que sólo la reapertura de las arenas, hasta el momento no hay nada que inhiba el contagio entre dos personas que tienen cercanía. El virus se propaga por los aerosoles de la boca y la nariz con los que los luchadores están en contacto todo el tiempo.

Puede haber todas las medidas en el lugar, pero el luchador, no trae cubrebocas, de hecho sería muy difícil hacerlo con cubrebocas por lo mismo de la cuestión física. No hay certeza, de por sí, en el gremio, los compañeros se contagiaron, fallecieron, o hasta volvieron a recaer”.

Esto descubre una situación que viven y que los tiene en desventaja: no hay garantía laboral, ni seguridad social, ni cómo hacerle frente los gastos que provocó esta pandemia en ellos mismos y en sus familiares.

El entrevistado explicó que las empresas no pueden absorber costos para un seguro de vida o de gastos médicos y funerarios para hacerle frente a la crisis económica que ha dejado el nuevo coronavirus.

El gobierno del estado no ha hecho algo por este gremio, si bien ha entregado apoyos a artesanos, comerciantes, los luchadores se quedaron a la deriva.

Tampoco me sorprende, en Hidalgo hay como 70 años de lucha libre y hasta el momento no existe una comisión de lucha libre que organice y regule muchas de las situaciones que vivimos. Si no tienes un sector organizado, no puedes ubicarlo y ayudarlo”.

Relató que han habido esfuerzos por solidificar un sindicato, pero hasta el momento no se ha logrado. Incluso buscaron el acercamiento con el Congreso local, para que aprobara un decreto de creación de una comisión, pero nunca fue tomado en cuenta.

El 20 de octubre fue publicado oficialmente el Reglamento de la Comisión de Lucha Libre; sin embargo no se le ha dado continuidad, este permitiría que el deporte se eleve de la categoría amateur para que puedan ejercerlo en el nivel profesional.

CLANDESTINO

Pese a que no se han podido realizar oficialmente eventos de lucha libre, durante el año pasado, varios grupos organizaron eventos secretos, algunos de ellos, durante las campañas políticas.

Fotografías de Ian Lima

Pues no hay permiso como tal y lo estipularon en el diario oficial, durante la pandemia hubo muchísimos eventos clandestinos y hasta donde yo supe a ninguno lo sancionaron. Ni empresa, ni lugar. En las campañas políticas a pesar de que fueron con todas las medidas necesarias, hubo lucha libre, no lo anunciaron, pero sí hubo y estábamos en un semáforo en el que no convenía”.

Consideró que este tipo de eventos no sólo ponen en riesgo a las figuras de la lucha, sino también a la población, ya que por el tiempo de evento, en este es uno de los que hay mayor riesgo de contagio del virus.

El contacto físico, las exhalaciones, los gritos de las personas, se convierten en fuentes de contagio.

Lee también en LSR Hidalgo: Tiendas y supermercados aún no exigen certificado de vacuna en La Reforma

Para reactivar estos eventos, hay algunos pros y contras, el primero de los puntos a favor es que la población ya las está esperando porque también tiene cansancio mental del confinamiento.

Por otra parte, en contra está el rendimiento y la salud de los luchadores ya que no saben si la enfermedad les causó daños o si pueden ser vulnerables a un contagio grave, e incluso el entrevistado acotó que la mayoría tiene año y medio sin realizar ninguna rutina de resistencia.

Pero en el amor y en el deporte, nunca está todo perdido, y todos están a la espera de tomar la máscara y el ejercicio para darle un nuevo aire a la lucha libre, que deje atrás el covid-19 y dé a la población el entretenimiento que ya están ansioso de observar.

Claro que extraño la lucha, pero extrañaría más que alguien faltara en mi casa”.


sjl