ESTADOS

Estudian desde el cerro porque no hay internet en Santa Catarina

Para dos estudiantes de Acaxochitlán, las clases a distancia implican riesgos, costos y traslados debido al rezago tecnológico de su localidad

  • SUSANA JIMÉNEZ
  • 24/05/2020
  • 22:11 hrs
  • Escuchar
Estudian desde el cerro porque no hay internet en Santa Catarina
Jóvenes de Hidalgo enfrentan obstáculos para cumplir con las tareas virtuales. (Foto: Especial)

ACAXOCHITLÁN.- Aunque las clases virtuales fueron diseñadas para que los alumnos se quedaran en casa durante la contingencia por covid-19, Eduardo y Marianely suben diario a las faldas de un cerro para captar la señal de internet y cumplir con sus tareas, bajo el sol, entre árboles y a veces serpientes.

Mientras sus dispositivos electrónicos reciben los datos, esperan sentados en una roca o en la hierba, pero las jornadas no siempre transcurren con tranquilidad, la semana pasada Eduardo percibió el asecho de una serpiente, con oportunidad huyó del sitio olvidando su suéter, más tarde regresó por él.

Todos los días, los estudiantes caminan 20 minutos para llegar al punto de conexión, aunque un letrero de México Conectado anuncia que la primaria Venustiano Carranza tiene banda ancha; no obstante, en la comunidad Santa Catarina, de Acaxochitlán, no hay internet.

A unos metros del plantel de nivel básico hay un cuarto de cemento con un techo de lámina sostenido por vigas rotulado como Telebachillerato, donde estudiaba Marianely antes de que el 17 de marzo la Secretaría de Educación Pública (SEP) decretara el cierre de escuelas y suspendiera otras actividades consideradas no esenciales.

Fue después de esa fecha que Eduardo regresó a la casa de su familia en Santa Catarina y dejó el cuarto que rentaba en Tenango de Doria, donde está la Universidad Intercultural del Estado de Hidalgo (UICEH) en la que cursa el segundo semestre de la licenciatura en Derecho Intercultural.

“NOMÁS TENGO MI CELULAR”

El 20 de abril el gobierno del estado arrancó el programa Mi Escuela en Casa para todos los niveles dependientes de la SEPH, el cual ofrece una barra programática en televisión para primaria y secundaria, así como plataformas digitales para medio y superior.

No obstante, en Hidalgo 75 por ciento de las viviendas ubicadas en zonas rurales carecen de equipo de cómputo y 96 por ciento no tienen acceso a internet, de acuerdo con el Anuario Estadístico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Las viviendas de Eduardo y Marianely asentadas en Santa Catarina confirman los indicadores. Los jóvenes de 18 y 17 años usan un teléfono móvil y una tableta para recibir y enviar tareas desde las faldas del cerro.

“Como nomás tengo mi celular, por lo menos subo dos o tres veces al día. Está muy complicado porque tengo que estar viendo los trabajos que publican los profesores para yo poder ir haciéndolos. Subo para ver lo que mandan, después bajo y escribo todo en mi libreta y vuelvo a subir para poder investigar en internet y enviar”, dice el universitario, quien viste una playera azul y unos zapatos negros.

Las cosas no son mejores para Marianely, pues además de ir y venir del escarpado debe cumplir horarios.

“Nos mandan las actividades por un grupo de Whatsapp. Del diario tenemos que mandar las tareas, nos dan una hora límite para entregar, sino entregamos a la hora que nos dicen no las cuentan o valen menos y va disminuyendo la calificación”, narra la estudiante de 17 años.

La nueva forma de enseñanza también acarreó más gastos para los padres de Eduardo, quienes proveen a otros cuatro hijos que cursan la primaria, pues a las recargas del celular se suma el desembolso de 300 pesos semanales de traslados a Honey, Puebla, donde está el café internet más cercano.

Cuando tengo que hacer trabajos en computadora me voy a Honey, que queda a una hora y cincuenta minutos de Santa Catarina. Los profesores me comprendieron en eso. Los trabajos se deberían enviar los viernes, pero ellos me dieron chance de mandarlos los fines de semana, para que me pueda desplazar”.

LAS POLÍTICAS DE CONECTIVIDAD

El 11 de marzo de 2017, el gobernador Omar Fayad Meneses anunció la construcción de 300 kilómetros de fibra óptica para llevar internet a la Sierra Otomí-Tepehua, Sierra Alta, Sierra Gorda, Huasteca y Valle del Mezquital.

Panorámica de Santa Catarina desde el punto a donde suben los jóvenes para captar señal de interntet. 

En su primer informe de actividades, habló nuevamente del cableado, pero que sería utilizado para atender fenómenos de inseguridad y violencia en la entidad.

En la segunda y tercera entrega de resultados, la administración estatal no volvió a mencionar el proyecto, en cambio, anticipó que destinaría 12 millones de pesos para dotar de internet a 135 telebachilleratos comunitarios; no obstante, el bachillerato de Santa Catarina aún carece del servicio.

En contraste, el último año el gobernador anunció 80 millones de pesos para la construcción de un laboratorio de acceso estratosférico para vuelos espaciales y 60 millones para un anillo metropolitano de fibra óptica que conectará a las principales universidades estales.

Además, a partir de octubre de 2018 los 84 ayuntamientos de Hidalgo expiden permisos en siete días para la construcción de infraestructura de telecomunicaciones – modelo implementado por la SCT el sexenio pasado–.

Sin embargo, Acaxochitlán ha expedido 54 permisos a Telmex para implementar tecnología DSL, que proporciona simultáneamente servicio telefónico e internet, de los cuales 12 se autorizaron entre octubre de 2018 y mayo de 2020.

ACABARÁN EL CICLO ESCOLAR CON DUDAS

Para Eduardo es un compromiso personal cumplir con las tareas escolares pese a los obstáculos tecnológicos que hay en su comunidad; no obstante, reconoce que tiene problemas en la comprensión de algunos contenidos.

Tenemos que hacer las tareas, aunque no las entiendas, tienes que entregar tus trabajos. Hablaba con otros compañeros, ellos están igual que yo, hay cosas que entienden de los temas, pero tienes que cumplir a fuerzas, porque los maestros te califican”.

El mismo desconcierto lo experimenta Marianely, quien continúa entregando actividades con la incertidumbre de haberlas comprendido.

Me siento confundida, hay veces que sí le entiendo y en otras que no. Yo la verdad hay en partes que sí entiendo y las entrego, otras partes que no entiendo, pero de todas formas las mando”.

La precariedad tecnológica de localidades como Santa Catarina y el impacto negativo en el aprendizaje de alumnos como Eduardo y Marianely son previstos en el texto Política Social en el Contexto de la pandemia por el virus SARS-Cov2, que elaboró el Consejo Nacional de Evaluación de la Política (Coneval). El documento anticipa que la crisis sanitaria acentuará las condiciones de vulnerabilidad previamente registradas en educación, vivienda o alimentación en todo el país.

En ese contexto, la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional del gobierno federal reveló en 2018 que 18.6 por ciento de la población de Hidalgo presenta un alto grado de desigualdad educativa, que se expresa en inaccesibilidad geográfica, falta de servicios, baja calidad de servicios educativos y falta de recursos familiares.

Aunado a lo anterior, en Hidalgo no hay condiciones para reactivar las actividades económicas y sociales, por lo que las clases concluirán vía remota, anunció en días pasados Fayad Meneses.

sjl