ESTADOS

En Hidalgo, sólo uno de 10 casos de maltrato animal llega a al MP

Biofutura informó que a la semana recibe alrededor de 10 denuncias de maltrato animal pero sólo una llega a denuncia ante el Ministerio Público

  • JOSÉ ANTONIO ALCARAZ
  • 15/02/2021
  • 16:09 hrs
  • Escuchar
En Hidalgo, sólo uno de 10 casos de maltrato animal llega a al MP
Un perro es rescatado de una casa en donde fue abandonado. (Foto: Cortesía)

PACHUCA.- Un promedio de diez denuncias de maltrato animal recibe a la semana la organización Biofutura A. C, las cuales se centran, principalmente, en perros y gatos; sin embargo, 90 por ciento no son formalizadas ante el Ministerio Público.

Es decir, nueve de cada diez casos de maltratos animal no son denunciados ante las autoridades judiciales, ya que los procesos son largos, la gente se desgasta y por ello "no se animan a denunciar", informó Jonatan Job Morales García, presidente de Biofutura.

El ambientalista detalló que las quejas son recibidas a través de sus redes sociales; en todo momento, sugieren a las personas que los contactan formalizar la denuncias ante a las autoridades ya que de esta forma se va erradicando.

Los animales vulnerados son mascotas, perros y gatos, prácticamente en todo Hidalgo se presentan, no hay un municipio donde haya más incidencias. Las denuncias no son judicializadas, precisamente, porque los procesos son largos y la gente se desgasta y no se animan”.


La Ley de Protección y Trato Digno para los Animales del Estado de Hidalgo establecen que quien dolosamente realice actos de maltrato en contra de animales domésticos o ferales causándoles lesiones, se le impondrá de 15 días a un mes de prisión y multa de 25 a 50 Unidades de Medida y Actualización.

El mes pasado, la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, a través de la Subprocuraduría de Procedimientos Penales, informó del rescate de tres perros que fueron abandonados en viviendas de Pachuca y Atotonilco de Tula.

Lee también en LSR Hidalgo: Entre descuido y desdén, se desmorona Plaza Independencia

El primer caso se registró en el fraccionamiento Juan C. Doria, donde elementos de la PGJH ingresaron a un domicilio, previa autorización de un juez, para sacar a un perro que estaba abandonado desde diciembre de 2020. La denuncia fue interpuesta por vecinos del condominio, quienes le aventaban alimento al can desde la azotea para que no se muriera de hambre.

El segundo caso de maltrato animal se registró en el fraccionamiento Paseos de la Pradera, del municipio de Atotonilco de Tula, donde se rescató a dos perros.

 

sjl